Translate

martes, 17 de junio de 2008

La sociedad del miedo


Ver como reacciona la comunidad mundial ante los acontecimientos ocurridos en el mundo me deja absolutamente perplejo y supongo que a muchos como yo. Ver como queda sin respuesta, por ejemplo, que el régimen militar Birmano, haya utilizado arbitrariamente y sin ningún pudor la ayuda humanitaria para hacer campaña electoral, o que se le permita a un país como China, que no respeta los derechos humanos y que tiene a todo un pueblo sometido desde hace más de cincuenta años organizar unos juegos olímpicos. O como las naciones poderosas someten al mundo a sus desígneos, como proclaman guerras con la escusa de la paz y el objetivo de la dominación. Como los países ricos explotan los recursos naturales de los países pobres, como los someten y los endeudan para hacerlo. Como el hombre y sus organizaciones destruyen y afean cada metro cuadrado de este maravilloso planeta. Me parece todo esto tan injusto y tan ilógico, que ha hecho que desconfíe de todas y cada una de las instituciones, gobiernos o cualquier tipo de organizaciones humanas de este mundo.

Quizás todas estas organizaciones fueron creadas con fines nobles, pero lo cierto es que todas ellas están, hoy en día, corrompidas hasta la médula por la ambición de sus dirigentes o los intereses particulares de otras organizaciones, cuyos fines distan mucho de ser nobles. Ni tan siquiera las organizaciones ecologistas, organizaciones sin ánimo de lucro o pacifistas, se libran de este mal. Reniego también de pertenecer a una sociedad que permite todo esto sin inmutarse. Una sociedad cuyos miembros, anestesiados por tanto entretenimiento e ignorancia, desperdician sus preciosas vidas viendo tele basura, asistiendo a eventos deportivos, viviendo hipnotizados por lo que le ofrece la tecnología, los supermercados, la moda, y todo ello mientras millones de personas se mueren de hambre, de sed, son asesinadas o pisados sus derechos fundamentales.


Recientemente he visto un reportaje llamado Zeitgeist. El visionado de este video es muy impactante por las cosas que se cuentan en él, y desde luego, no deja indiferente a nadie. A pesar de que el documental presenta algunos fallos de documentación y en su introducción utiliza un desaforado afán por desprestigiar a la iglesia católica para hacernos reflexionar, sin duda puede ayudarnos a comprender porqué el mundo es como es. Lo que más impacta de este documental es la trama conspiratoria que se desarrolla a lo largo del mismo. Aunque es prudente tomar las pruebas en las que se basa con cautela, las evidencias que muestra de la existencia de un complot secreto para convertirnos a todos en esclavos es muy creíble. Pero para creer o intuir que esto puede suceder ahora mismo y en este mismo momento no es necesario ver Zeitgeist. Solo hay que pasearse por una gran ciudad para darse cuenta de la cruda realidad, incluso bastaría con hacernos estas pregunta a nosotros mismos.

¿En el fondo no somos esclavos temeroso de todo?

¿vivimos la vida que queremos?

¿Esta forma de vida nos hace felices?

Muchas personas se han hecho estas preguntas y se han dado cuenta de su triste realidad, pero a pesar de ser conscientes y lejos de poner soluciones, han preferido la negación de la realidad, a pesar de que con ello se adentran más en sometimiento y la esclavitud. Algunos otros, menos, ya han empezado a luchar y a revelarse.

Zeitgeist intenta sobre todo mostrarnos que hay personas y organizaciones que se aprovechan de nuestra ignorancia y nuestro miedo para poseer el control de nuestras vidas. Es más, estas mismas personas fomentan ese miedo y esa ignorancia para que no podamos escapar. Muestra que existen personas organizadas y con una ambición desmedida que son capaces de las mayores atrocidades por poseer el poder absoluto. Se dice, que por muy absurdo que pueda parecer, muchos de los acontecimientos que se han producido en el mundo y que no parecen ser hechas por personas con un mínimo de humanidad, fueron acciones premeditadas y realizadas con el objetivo de dirigirnos hacia la esclavitud total, para crear así un mundo muy parecido al Mundo feliz” de Aldous Huxley. Todo ello utilizando siempre el miedo, la ignorancia colectiva, la manipulación, el engaño y la ingeniería social. Se dice que con todo esto han creado una prisión de barrotes de oro, plagada de lujos, muy grande y confortable, pero al fin y al cabo una prisión de la que es muy difícil escapar.

No es de extrañar pues, que el nivel educativo de nuestros hijos haya descendido a lo mínimo imprescindible para ser piezas de la maquinaría que estos desalmados han creado. Ya no se dan los clásicos en los colegios, más que de pasada,no se trabaja la comprensión, sino la memorización, la historia se manipula a conveniencia dependiendo del lugar donde se esté, no interesa la filosofía, ni las artes. Fruto de ello, el número de palabras que domina cualquier universitario actual es la mitad de las que dominaba un universitario de hace 30 años. Todo ello está perfectamente orquestado para obtener personas que no reflexionen, que no se hagan preguntas, y sobre todo que no se revelen. Seres materialistas insensibles y dominados.

Lo que más me gusta en Zeitgeist , es que todavía hay esperanza. Al final del documental nos habla de como escapar de esta prisión. Aunque no se extiende demasiado, nos da las claves para encontrar las llaves que abren la puerta de esta prisión invisible. Nos habla de la fuerza que tenemos como individuos desligados de una sociedad y de toda organización para dar una respuesta a esta amenaza. Y es cierto, sin nosotros ellos no son nada, sin nuestra colaboración no tiene fuerza ni poder, no hay dinero, no hay poder.

Salir de esta prisión es algo que debemos hacer cada uno de nosotros y por nosotros mismos. No debemos buscar respuestas ni soluciones fuera de nosotros. Somos nosotros quienes decidimos la dirección de nuestros pasos. Ninguna organización humana, ningún líder, ningún político tiene la llave de nuestra cárcel; pueden sacarte de una cárcel para meterte en la suya.

Plantéate lo siguiente y medita sobre ello, porque en ello esta tu libertad y tu felicidad.

¿Porque tienes una vida tan complicada, tan llena de objetos y objetivos, haciendo un trabajo que no te gusta, viviendo siempre en lo superficial, temeroso de perder lo que es imposible conservar?

Sí, tienes miedo, tienes miedo a la muerte, a perder lo que más amas, a perder tus seres queridos, tu casa, tu coche, tu forma de vida, a no conseguir lo que deseas, a no agradar. En fondo de tus miedos radica y vive tu infelicidad. Esta es tu prisión particular. Está hecha a tu medida. Ese miedo es a la vez tu debilidad y facilita la tarea a los que pretenden que seas una pieza más de la maquinaría que ellos manejan a su antojo. Si fueses realmente consciente de que nada ni nadie puede evitar tu muerte tus miedos dejarían de tener fundamento. No lo dudes, vas a morir y nada de lo que tienes prevalecerá. Lo perderás todo. Solo siendo realmente consciente de este hecho verás que tu miedo es absurdo. Solo así encontrarás la libertad y tendrás la fortaleza suficiente para doblegar a cualquiera que pretendiese ser dueño de tu destino.

Simplifica tu vida, despréndete de lo que no necesitas, trabaja por algo bueno, por ayudar a otros. No creas en la sociedad, no creas en los políticos ni en ninguna organización, ni en ninguna idea por noble que sea. En realidad no sirven más que para esclavizarte. Nadie puede decirte lo que está bien y lo que está mal, internamente tu ya lo sabes. Disfruta de cada segundo de tu vida, porque vas a morir sin duda y lo único que dejarás tras de ti serán tus actos.

Si queréis podéis descargar los subtítulos la peícula aquí

Aquí tenéis el documental, desgraciadamente está en inglés, antes tenía subtítulos, pero alguien se los cepilló, vete a saber porqué.