Translate

miércoles, 18 de mayo de 2011

15M Islandia o la decepción

 Por fin, después de mucho hartazgo y decepción, miles de personas toman la calle para decir basta. Aunque no es la movilización que cabría esperar por los desmanes cometidos por el poder, es un comienzo.
La manifestación del 15M ha marcado un principio de lo que debería haberse producido hace ya mucho tiempo, cuando comenzaron los recortes sociales, el alargamiento de la vida laboral, la congelación de sueldos a los funcionarios, los recortes en sanidad y educación, o cuando comenzaron a destaparse los cientos de casos de corrupción que inundan la vida política española. Es una lección para quien decía que no se podía hacer nada, los resignados y los aborregados, pero también es un aviso muy serio para la casta parasitaria que representas los partidos políticos, los sindicatos trasnochados y banqueros vampiros insaciables.
Algunos medios de comunicación comprados por el poder han intentado etiquetar este movimiento como sindicalista, de extrema izquierda o de otras muchas maneras, en un intento vano de engañar y despistar a los que podrían unirse, si no lo creen vean este artículo manipulador de la bien pagada Europapess. Es una forma perversa de manipulación para evitar el debacle que supondría que fuesen legión. Pero por mucho que los medios de comunicación digan, este no es un movimiento partidista, si sindicalista, parte de un pueblo harto de ver como le engañan, harto de ver como los políticos se ríen en su cara mientras malgastan y se lucran con los impuestos que nos roban, que al fin y al cabo, es tiempo y vida, nuestra vida.
Los políticos se han puesto nerviosos, le han visto las orejas al lobo. Es por ello que han comenzado a cambiar los discursos en sus mítines. Ahora hacen hincapié en la abstención, aunque no comprendo muy bien por qué. Este sucedáneo de democracia, este sistema de esclavitud, mejor dicho, se defiende muy bien de los inconformistas. Votes, te abstengas o votes en blanco, tú voluntad siempre es violentada y acaba en manos de los mismos. Por desgracia, todavía quedan en este país una mayoría de borregos que votan siempre a los mismos, que se deja influenciar por la promesas que nunca se cumplen; y ellos, los que siempre están ahí robándonos la vida, lo saben. Saben que hay demasiados engañados. Pero no es mi intención insultarles, aunque pueda parecerlo. Comprendo muy bien que su conciencia se enfrenta a los mejores manipuladores, a los mejores psicólogos, sociólogos y asesores de imagen. No es fácil darse cuenta del engaño. Luego está la manipulación, el teatro y la simulación de un enfrenamiento de ideas ficticio. Es fácil creer que por tener siglas diferentes persiguen objetivos diferentes. Pero no se engañen, No buscan mejorar la sociedad, ni llevar a cabo su programa, todos buscan una sola cosa, el poder y lo que representa, una vida fácil, un sueldo de lujo y una jubilación dorada.

Pero cuidado, el camino está plagado de trampas. Muchos van a intentar instrumentalizar este movimiento, grupos radicales de izquierdas lo van ha querer hacer suyo desde el principio, serán los más activos. Si eso sucede, el PP dirá que está organizado por el P$OE para boicotear las elecciones y que es un movimiento de antisitemas y partidos de extrema izquierda. Unos y otros buscarán el enfrentamiento desde dentro, como siempre han hecho a aquellos que podrían hacerle sombra, ya sean organizaciones cívicas o partidos políticos. Es muy posible que infiltrarán a elementos violentos para criminalizarlo. Todo esto debe ser evitado por todos los medios. Si se consigue, todo esto servirá para algo, podría ser el inicio de una nueva Islandia, de lo contrario será una decepción más.

Imagen en directo desde el corazón del movimiento