Translate

jueves, 2 de junio de 2011

Leire Pajín, la gran arquitecta de Matrix

Si todavía no teníamos bastantes leyes diseñadas para controlar nuestras vidas, la nueva ley “de igualdad de trato” que ha diseñado la brillante, elocuente, prepara, con tantos títulos académicos, y que cobra tan poco, ministra de igual-da Leire Pajín, puede ser aprobada por parlamento; ya que, por desgracia, el grupo $ocia-listo tiene todavía la mayoría del parlamento. A partir del mismo momento que se apruebe, los que tenemos blogs y nos gusta escribir lo que pensamos, necesitaremos al lado un abogado y un comisario político para verificar que lo que estamos a punto de publicar se ajusta a la ley y entra dentro de los parámetros ideológicos de la señora ministra. Dejo este vídeo de el brillante y siempre contundente J.L como argumento de lo dicho. Si queréis, podéis leer el texto de la ley aquí y os daréis cuenta que esta ley entra del todos los  ámbitos, incluso este blog.



Como veis, poco a poco, cada día nos van arrancando parte de nuestro libre albedrío. Ya no les basta con restringirnos el acceso libre a la cultura, véase ley Sinde, ahora atentan contra la libertad de expresión. Con la disculpa de la igualdad, o de cualquier otra que se inventen, nos crean leyes para regir nuestra conducta; y creedme, lo están consiguiendo. Os pondré un ejemplo: Hace tan solo unos años, todo el mundo podía decir el hombre hace esto o aquello, cuando nos referíamos a el ser humano en general, hombres y mujeres. Era algo práctico, dado que nuestro idioma no tiene un género neutro, como el alemán para referirse a todos. A nadie se le ocurría, hace años, me refiero, decir en el congreso de los diputados o cualquier otro foro, compañeras y compañeros, diputadas y diputados,ministros y ministras, vascos y vascas, porque lo calificarían de idiota. Ahora, si no lo dices, inmediatamente te tildan de machista. Esto, que es tan soberanamente estúpido, lo ha asumido hasta los políticos de la derecha; y hay de aquel que no comulgue. Y así continuaríamos con un largo etcétera, donde la perversión del lenguaje se utiliza como método de adoctrinamiento colectivo. Yo, desde luego, no estaría escribiendo aquí si todo esto hubiese servido para algo, pero ¿ Hay menos violencia de género? No, evidentemente todo esto no ha servido para nada salvo complicarnos la vida a la hora de hablar. Pero estos políticos no han inventado nada nuevo, está técnica no es de ahora, son cosas que ya se practicaban en la Rusia de Lenin o el la Alemanía de Hitler. La obsesión que tiene este gobierno en meterse en nuestras vidas se podría calificar de enfermiza. Pero no, no creáis que son imbéciles, saben muy bien lo que están haciendo. Intentan que seamos como ellos quieren para tener su rebaño de borregos obedientes y dóciles.

Pero no os preocupéis, seguid conectados a Matrix, seguid pasivos mirando el sálvame o gritando en los estadios mientras perdéis la libertad. En realidad sabe como un buen filete, tiene la textura de un buen filete, pero es tan solo una imagen creada por Matrix para mantenerte contento, y distraído mientras te quitan toda tu fuerza vital. Podéis asumir que el filete es la supuesta democracia en la que vivimos, y que las máquinas es el poder. Es vuestra decisión tomar la pastilla roja o la azul.