Translate

sábado, 30 de julio de 2011

Zapatero se va

Viendo estas imágenes me reafirmo en la idea que caminamos hacia un nuevo fascismo o a una revolución, pero seguir como estamos es imposible.
Que vergüenza de policía, convertida en siervos del poder y el capital, defendiendo los intereses de los que son sus amos. Ya no protegen a los débiles, ya no capturan ladrones, ahora son recaudadores de impuestos, desauciadores, siervos de los bancos. Blanden sus porras contra los defensores de los derechos, contra los que no están con el poder establecido, son los guardianes de sus amos, siervos de vampiros. Esta el la imagen que que me queda después de ver estas y otras imágenes en la Plaza Catalunya. Para las nuevas promociones de Mossos d'escuadra Deberían poner un anuncio así: “ Se precisa personal para la represión y la servidumbre del poder, imprescindible tener mucho músculo y poco cerebro. Coeficiente intelectual máximo 70”

Mientras la Generalitad de Catalunya se sigue gastando millones de euros en embajadas, inversión lingüística y demás memeces, que lo único que consiguen es fomentar la división y una ideología separatista y de nacionalismo trasnochado, su sanidad pública se va al garete por falta de presupuesto, suben los impuestos y bajan los sueldos de los funcionarios, pero no a estos policías, mucho mejor pagados que los resto del país;por algo será. Mientras, los catalanes, bien adoctrinados por tantos años de educación sectaria, solo ven como injusto que parte de sus dineros vaya destinado a otras comunidades autónomas, no ven los desmanes de su propio gobierno. Toda esta política sectaria y separatista no es más que una cortina de humo para encubrir su tremenda inutilidad.

Pero no son los únicos que utilizan las cortinas de humo para desviar la atención. Desde el minuto cero, nuestro queridísimo presidente Rodrígez ha estado utilizando este método de forma permanente durante todo el tiempo que ha gobernado, anteponiendo su ideología, frente a su deber de gobernar para todos. Este energúmeno, que por fin anuncia que se va, nos ha dado una muestra más de su terrible carga de resentimiento perpetuo anunciando las elecciones un 20 de noviembre, que como muchos sabrán es el día que murió el dictador Franco; demostrando una vez más su sectarismo ideológico trasnochado y encubriendo el peor gobierno de toda la historia de este país. Posiblemente su negociación con ETA de fruto para esos días. Pero no es esto lo peor de todo, su sucesor, Rubalcaba, Alfredo para los pocos amigos que debe tener, es mucho peor. Ya de entrada nos dice que tiene la solución para el paro, como si no hubiese pertenecido al gobierno que ha creado la mayor tasa de paro de toda la historia del país. Se desvincula e intenta evadir su pasado de manejador de las cloacas del estado, de Filesa, del chivatazo a ETA y de tantas cosas que ha hecho a lo largo de su mediocre carrera política, para decirnos que es un hombre nuevo, el ave Fenix renacido de sus cenizas. ¿Pero alguien puede creerse esto?
Este sujeto es el artífice de uno de los peores crímenes que puede hacerse a la democracia, la eliminación de la separación de poderes entre el poder judicial y el gobierno. Si Felipe González dejó a Montesquieu en la UCI, este pretende rematarlo haciendo que sea los fiscales, dependientes gerarquicamente del fiscal general del estado, los que instruyan las causas. Algo así como decir que sean los lobos quienes deban decidir sobre el futuro de las ovejas.

Es muy difícil saber lo que debe estar pasando por las mentes de toda esta casta de parásitos que nos gobiernan y nos machacan con sus impuestos, pero más aún saber que extraños motivos han existido para que de la noche a la mañana Zapatero haya decidido marcharse. El anuncio de ETA de abandono parcial de las armas, puede ser una de esas causas. Si fuese así, el nuevo Ave Fenix, saldría, supuestamente beneficiado electoralmente de este anuncio. Preguntado por las razones de este drástico cambio de parecer sobre su retirada, no supo más que contestar evasivas, y es normal, pues sus motivos son inconfesables.
Zapatero se va y los ciudadanos de este país respiran aliviados. Su legado habla por si mismo de su incapacidad, su radicalidad e ideología. Deja un país en la banca rota, en entuerto casi irresoluble para el que llegue después, que espero por el bien de todos que no sea su mano derecha, el tipo que miente con más sinceridad del mundo.