Translate

martes, 23 de agosto de 2011

Libia ha caído bajo las fuerzas de ocupación

Libia ha caído bajo las fuerzas de ocupación y sus bien pagados mercenarios. Las inversiones en armamento, incursiones aéreas y misiles podrán dar ahora sus frutos y el rico maná negro fluirá sin problemas  hacia Europa.
Atrás quedaron los pasos de manos con el dictador, los hipócritas abrazos de los que han pagado las bombas que han hecho caer al sátrapa. Nuevamente se cumple la máxima del nuevo orden: si no puedes conseguir el recurso de un país amenázalo, y si eso no es suficiente bombardéalo, destrúyelo y siembra el caos, coloca un títere sumiso, y asunto solucionado. Europa ha aprendido bien la lección de su hermano mayor.
Pero el colmo de la hipocresía lo tiene el gobierno de España, dirigido por ese pacifista acérrimo, ese precursor de la alianza de civilizaciones que ahora se alegra de la desaparición de Gadafí, y que tan generosamente a prestado sus pobres tropas a la OTAN para hacer el honorable trabajo. El que un día daba calurosos abrazos al dictador, hoy se alegra de su derrota y aprovecha la ocasión, junto a su ministra del ejercito Carma Chacón, para hacer campaña electoral utilizando la pobre intervención española como como un triunfo ¿Triunfo de qué?
Ya casi no hay mujeres en las manifestaciones de júbilo de la población libia, y muy pronto las pocas que se vean irán cubiertas por una tupida lona, porque este el futuro de líbia con los hermanos musulmanes, los buenos mercenarios, esos que han sido pagados y equipados por las fuerzas invasoras. Quien piense que después de esto habrá democracia en Libia es que es un ingenuo. A ninguno de los países precursores de este ataque le interesa que se instaure una democracia fuerte en Libia. Su interés primordial es colocar un gobierno títere, inestable y titubeante, que sea fácilmente manipulable para que oro negro pueda fluir, como la sangre del pueblo libio.

Puede haber decenas de lugares donde se están cometiendo desmanes contra la población, donde no hay democracias, si es que la hay en algún sitio, pero la OTAN solo está allí donde hay beneficio o intereses inconfesables.
Os dejo este vídeo de J.L. Triste y frustrado por ver tanto borrego que se cree las mentiras que les cuentan. Despertad, pensad y actuar.