Translate

jueves, 15 de septiembre de 2011

Fight the system (Luchar contra el sistema)

Por más que los acontecimientos nos muestren la realidad con suficiente claridad, nuestros políticos siguen intentado salvar el sistema monetario basado en el dinero fiduciario. Especialmente los beneficiarios, que son ellos mismos y a los que sirven, la élite que nos gobierna en las sombras, no quieren que este sistema caduque de una vez.  Se aferran a él como si fuera la única solución para organizar la sociedad humana, a pesar de su demostrada  inutilidad, la perversión que entraña y el más que seguro desenlace fatal que conlleva, pues es un sistema que no cuenta con que los recursos son limitados. Mientras ellos sacan tajada y destrozan el planeta, nosotros, pobres corderos maleables y dóciles,  seguimos esperando a que los pastores nos conducen al matadero, sin hacer nada para eviarlo, y además sabiendo que somos más y que no son nada sin nosotros.

No hace falta mucho sentido común para darse cuenta  que este sistema, basado en el dinero y el beneficio  esta obsoleto y  que es un obstáculo para que la humanidad evolucione. Ahora ya se ve claro que se ha convertido en una bestia opresora y hay que superarlo antes de que acabe con todo y con todos. Sin embargo,  no parece que halla signos de oposición clara y suficientes ganas de querer hacerlo, todavía no se ha alcanzado el nivel de opresión suficiente, o quizás no hay suficiente gente que se de cuenta de la situación, Y no es por falta de evidencias. Incluso cuando se ve bien claro y  con resignación por los que nos damos cuenta, como  los recursos de la tierra son derrochados, comprometiendo nuestro futuro y el de nuestros hijos, como el fruto de estos recursos van a parar a unas pocas manos, los mismos que se han apropiado de nuestro destino. Como burros con anteojeras, muchos siguen  caminando  sin tomar las riendas de su destino y sin rebelarse ante las injusticias que estos criminales acometen, desoyendo las voces que que les hablan de la estupidez que están en la que están inmersos.
 Organizaciones, como Annonymus, 15M, y gente despierta que han intentado mostrarnos el camino, se han visto represaliados y vapuleados por los medios de comunicación de masas, clara demostración de a que intereses sirven. Movimientos y propuestas encaminadas a poner soluciones, que solo aparecen que en Internet. Es una prueba de que prensa oficialista es cómplice y, en gran medida, los que contribuyen de forma más efectiva a perpetuar la situación, ocultando y menospreciando alternativas. Debemos dejarlos de lado y empezar a desoír sus mentiras y manipulaciones, son parte de lo mismo que nos oprime.

Debemos unirnos en un objetivo común.  La desunión de los movimientos encaminados al cambio y su diversidad de objetivos producen el mismo efecto que si tirásemos de un bloque de piedra en todas direcciones, el bloque no se mueve. Los que están en la cúspide del sistema lo saben bien. Es la primera regla en la guerra, divide a tu enemigo para superarlo. Por otro lado, y como sabemos bien algunos, los que dirigen el sistema ha creado mil y una distracción. Medios de comunicación cada día más soeces, más burdos, sistemas de educación más dirigidos al adoctrinamiento y menos a pensar por nosotros mismos. Nacionalismos, patrias y demás zanahorias atadas al palo que portan sus largos brazos, son herramientas para la manipulación. Todo ha sido cuidadosamente concebido con el fin de someter nuestra voluntad o de crear distracciones de lo fundamental, de que en el rebaño no haya ovejas descarriadas que puedan alterar su orden.

No se puede derribar un sistema si arremetemos unos contra otros o pensamos que alguien lo arreglará. Quien lo tiene que arreglar y poner coto a la estupidez humana debemos ser cada uno de nosotros desde nuestras posibilidades, que son muchas más de las que creemos. Si hay un objetivo claro, alternativas y fuerza para cambiar, cambiémoslo. Dejemos nuestros miedos a un lado, pues todo lo que hoy creemos que nos pertenece, un día, no muy lejano, puede desaparecer. Ya está sucediendo. Perdemos derechos, nos roban cada día más tiempo de nuestra vida, nos bombardean con leyes en pro de nuestra seguridad, nos van quitando libertad para protegernos ¿Acaso no somos ya mayorcitos para que papa estado nos proteja y nos diga lo que está bien y lo que está mal?

Me gustaría que vieseis  este vídeo para penséis  sobre el objetivo, quienes son los enemigos de la humanidad y a quien hay que quitarle el poder que le estamos dando con nuestra sumisión.



Y añado una nota de Gurdjieff, maestro místico, filósofo, escritor y compositor ruso:

La humanidad está en un punto muerto, en una parada, no es un camino recto sino en la caída y la degeneración…. No hay nada que apunte a la evolución continúa, por el contrario, cuando compáranos a la humanidad con un hombre podemos ver claramente un crecimiento de la personalidad acosta de la esencia. Esto es, un crecimiento de lo artificial, de lo irreal y de lo que es propio. Las culturas contemporáneas requieren de autómatas. Y de gente que sin dudarlo pierda sus requeridos hábitos de independencia y que se vuelvan autómatas, como partes de una máquina. El hombre se está convirtiendo en esclavo. El no necesita más las cadenas. El empieza a crecer DISFRUTANDO de su esclavitud y a sentirse ORGULLOSO de ella. Y esta es la cosa más terrible que le puede pasar.Yo no me siento irascible pero si triste porque como dices, nada podemos hacer por los demás. Lo que nos queda es cambiarnos a nosotros mismos, si alguien no está contento con su esclavitud que cambien él. Que no lo represente nadie, ni siquiera dios.

Fuente http://mundodesconocido.com