Translate

sábado, 24 de septiembre de 2011

Obsolescencia programada


 Bajo esta complicada denominación se esconde una de las consecuencias más nefastas del sistema capitalista y criminal que nos gobierna. Aunque ya he hablado de esto antes, creo que la gente no es consciente de lo que este término esconde.

Para aquellos que no tienen claro que es la obsolescencia programada, explico que es la fabricación de productos con fecha de caducidad programada. La duración de la vida útil del producto siempre será menor que la vida útil real; pero hay más: En este termino caben también aquellos productos en los que obliga a los consumidores a su renovación antes de que acabe su vida útil, haciéndolos obsoletos aunque todavía nos pueden servir. Un ejemplo claro es hacer programas que requieran un ordenador más potente o sean incompatibles con los antiguos, o lanzar móviles al mercado con más prestaciones y potencia.
En los teléfonos móviles, esto es más evidente, pues antiguos y modernos, cumplen con su principal función, solo que los modernos se les incorporan utilidades que ya estaban en otros aparatos. De esta forma se consigue que el usuario se vea avocado, si quiere seguir en la onda, a renovarlo. Podemos trasladar este ejemplo a miles de artículos, que a pesar de seguir siendo útiles, van a parar al cubo de la basura antes de dejar de ser útiles por el simple hecho  de ser menos atractivos que los nuevos. También podemos incluir aquí, la aplicación escalar de tecnología, me explico: Una empresa desarrolla simultáneamente dos productos para la misma utilidad . Sabiendo que los dos productos son vendibles pero que uno es mejor que el otro, la empresa optará por la solución que más le conviene, primero saca al mercado la versión del producto malo, y cuando haya vendido todo el producto lanzará la segunda versión. Otro ejemplo, y que creo que dejará definitivamente el concepto son las impresoras. Háganse esta pregunta ¿Creen que los cartuchos de las impresoras no son rellenables? ¿porqué antes lo eran y ahora no?

La lógica más elemental, nos está diciendo que estas formas de proceder son nefastas para la sostenibilidad del planeta, pues no tiene en cuenta que los recursos de los que disponemos para hacer productos son finitos. Entonces ¿Porqué se sigue haciendo? Personalmente, yo sospecho que se sigue actuando de esta manera, no solo por las decisiones individuales de empresas egoístas, sino por la decisión de algo que está por encima de ellas y por encima de los gobiernos, que deberían tener la responsabilidad de poner fin a esta locura.
Para entender porqué se sigue en esta dinámica, tenemos que partir de la premisa que el sistema económico actual es imposible de concebir sin la obsolescencia programada en todos sus campos. La Obsolescencia es el pilares básico de este sistema, porque sin él todo el sistema económico se vendría abajo.
Ustedes habrán escuchado a muchos políticos decir esto “la solución para la actual crisis es aumentar el consumo para que la industria cree trabajo” Lo que se persigue con esto es que la gente compre, aunque no lo necesite. De esta forma las empresas ganan dinero vendiendo productos y crean trabajo que proporciona el dinero para seguir comprando. Si se dan cuenta esto acaba en una espiral que conduce directamente al agotamiento de todos los recursos, y a la vez crea otra espiral ascendente, donde el esfuerzo, el trabajo y la vida de la gente acaba, en forma de dinero en unas pocas manos. Es decir, que para que esta élite minoritaria y profundamente egoísta tenga todo el poder y el dinero, nosotros, los de abajo, sacrificamos nuestra vida trabajando para comprar cosas, que en su mayoría no son necesarias.

Puede que un día, no muy lejano, tomemos consciencia de nuestra profunda estupidez. Puede que sean nuestros hijos, los que se den cuenta de lo que permitieron sus padres. Serían entonces el momento en el que muchos deberían ser juzgados como genocidas, acusados por haber perpetrado y consentido crímenes contra la humanidad. Es posible también, que al final agotemos nuestros recursos o acabemos con la vida sobre la Tierra. Si fuese así, y un historiador extraterrestre llegase para averiguar lo que destruyó esta civilización, solo podría sacar una conclusión cierta, los seres humanos eran estúpidos. Se les dio la infinita suerte de vivir en un planeta maravilloso, y en vez de utilizar su inteligencia para avanzar como especie, se dedicaron a producir cosas inútiles de forma masiva, contaminando y agotando los valioso recursos del planeta hasta hacerlo inhabitable.

Sean responsables y piensen que cada cosa que compramos y que realmente no necesitamos, aumenta nuestras obligaciones y nos hace más esclavos, serviles a un sistema depredador, pero no solo a ustedes. Para que puedan tener ese móvil, de última generación y tan bonito, cientos de personas, incluso niños, han tenido que trabajar de sol a sol en África para extraer el mineral de  coltán, en unas condiciones de completa esclavitud. Muchas de las guerras en África y en otros países, son para controlar la extracción de materias primas. Piense antes de comprar. Cada uno es dueño de sus actos y cada acto conlleva unas consecuencias.

Les dejo algunos  vídeos: