Translate

lunes, 6 de febrero de 2012

Siria, objetivo clave para el nuevo orden mundial.


Mentira tras mentira la élite va construyendo su realidad falsa. Gracias a la colaboración de los medios de difusión de noticias, que son sus medios, vivimos ajenos en un mundo de fantasía que se desmorona cada vez que alguien indaga más allá de lo que nos dejan ver. El macabro plan urdido desde la carencia total de ética y valores y con solo la avaricia como motivación, es lo que se esconde tras esta cortina de humo creada para disfrute de la masa.

Cada vez son más las pruebas circunstanciales que dejan entrever el plan. Un sistema bancario que ya no funciona, atentados de falsa bandera, maniobras internacionales encaminadas a crear una una guerra, gobiernos legítimos subyugados por el sistema financiero y obligados a tomar decisiones en contra de su pueblo, son solo algunos de los hechos que escriben la historia del  futuro que nos espera si no hacemos nada para evitarlo.



Hemos cedido nuestra responsabilidad a unos locos irresponsables, enfermos de poder, corrompidos hasta la médula, y estas son las consecuencias: Los estados ya no gobiernan, la democracias no existe, no existen las ideologías, no existen los derechos, todo ello  ha caído bajo el oscuro mandato del dinero y quienes lo controlan a su antojo. El dinero  es la herramienta que les permite tener tanto poder y pretender construir un futuro donde el ser humano se convierta en sirvo de sus caprichos, porque  controlan los medios de comunicación, los recursos, la energía y la política, con el fin último de esclavizar a la raza humana; quieren que  seamos su rebaño.


Los acontecimientos se precipitan y hacen más evidente su plan. La estrategia el Libia funciono, nos creímos las mentiras que nos contaron, las imágenes falsas y las falsas noticias. Nos dijeron que Gadafi era un dictador sanguinario y cruel que asesinaba a su pueblo, pero no nos hablaron del nivel de desarrollo y bienestar al que lo había llevado, de sus infraestructuras y de su protección social, la más avanzada de la zona. Si, era un dictador, pero seguro que tenía más principios y ética que los llamados demócratas, que sin el consentimiento de nadie y dando ordenes  escondidos en las sombras, invadieron el país apropiándose de sus recursos y bombardeando a su población civil. Será la misma estrategia, sin ningún tipo de velos,que se aplicará, o ya se está aplicando, en Siria. Envían mercenarios, los arman, los entrenan y proporcionan la logística necesaria para desestabilizar el país, luego nos mienten, nos dicen que es su presidente quien tira bombas contra su pueblo, cuando lo que está haciendo es defendiendo a su pueblo de los mercenarios. Pero Siria tiene poderosos amigos, deben de andarse con mucho cuidado. Buena prueba de ello es el veto de China y Rusia a las sanciones que la élite quería poner a Siria con el fin de derrocar a su presidente Bashar al Asad. Su operación de desgaste debe ser más duradera y contundente. quizás quieran  mostrarnos más imágenes que nos demuestren la vileza del dictador,  tan fuertes y crueles como las que nos mostraron de la muerte de Gadafi a manos de sus sicarios. Quizás no les importe que los rusos y chinos se enfaden, más bien parece que ese sea su objetivo. Les dejo este vídeo, muy esclarecedor de la realidad.


Lo que estamos viendo son pruebas circunstanciales, es cierto que no demuestran la existencia de un complot para dominar el mundo, pero hagamos recapitulación con una simple pregunta,  ¿En todos los países donde se han dado violaciones de los derechos humanos, cuales han sido intervenidos? Si, solo en aquellos que tienen recursos naturales o que, como es el caso de siria, una situación estratégica para controlarlos. Otra pregunta, ¿Cuales son las consecuencias directas de estas intervenciones?
Iraq: control total del flujo de petróleo por compañías americanas.
Libia: exactamente lo mismo, y a más punta de lanza para atacar Siria y finalmente Irán.
Afganistán: control de las minas de coltán, gas natural, piedras preciosas y petróleo, recursos que no han sido explotados hasta ahora. Por otra parte, el control de la distribución de opio y sus derivados, como la heroína, cuyo tráfico ha aumentado desde la invasión.

Veremos muchas justificaciones para una intervención armada. Justificaciones como los  atentados del 11S y otros atentados de similar naturaleza, que  hicieron posible la guerra en Iraq Ahora se  alude al falso programa nuclear de Irán para pretender invadirlo. Pero aunque fuese verdad, ¿Con que derecho piden a un gobierno que no tenga armas nucleares, cuando ellos tienen miles de ellas en sus arsenales?
vean las consecuencias que todas estas maniobras agresivas han tenido:  una merma en nuestros derechos constitucionales, somos espiados, tratados como delincuentes en los aeropuertos, vigilados por millones de cámaras de seguridad, espiados en internet. Y viendo las consecuencias de los acontecimientos,  ¿Cabe alguna duda de que va todo esto?
Piénsenlo, reflexionen y comprenderán cual es el fin último al que estamos avocados. recuerden como actuaron en el pasado para conocer como actuarán en el futuro. ¿Recuerdan a este hombre? Todo aquel que se interponga en sus planes estará en peligro.



No tenemos muchas armas para evitar lo que se avecina, pero somos muchos más que ellos, sin nosotros no son nada, sin nuestra colaboración no son nada. Para empezar podemos dejar de utilizar lo que les da el poder; el dinero. Podemos dejar de cooperar con ellos desobedeciendo sus leyes, y sobre todo la resistencia pacífica. Solo así podremos evitar que lleven a término sus planes, que concluirán con el nuestra sumisión total. Si utilizamos violencia se convertirá en su escusa para que nos sometan por la fuerza. No olvidemos quienes son, su falta de escrúpulos y como se las gastan. Tienen ejércitos de borregos dispuestos a atentar contra el pueblo, mentes completamente destruidas por el engaño de creer ciegamente que lo que hacen por la libertad y su país. Soldados y funcionarios que obedecen sin pensar, dispuestos a imponer por la fuerza y sin razón su nuevo orden, la nueva esclavitud de los amos a la los que sirven; perros fieles dispuestos a matar por unas migajas del pastel o por ideales falsos introducidos a presión en su mente.

Atrévanse a pensar.