Translate

martes, 31 de julio de 2012

El sistema se colapsa


Hablar del futuro es siempre arriesgado, pues te aleja de vivir el momento presente que al fin y al cabo,es lo único que realmente existe. Pero tal y como están las cosas en el momento presente, es necesario saber lo que se avecina, pues no sería inteligente no estar preparado teniendo el conocimiento.
Estamos en un callejón sin salida, con un sistema económico haciendo aguas por todos lados. Economistas prestigiosos como José Luis Sanpietro, Santiago Niño Becerra ya hablan de que esto se acaba, que el capitalismo es un modelo agotado. Es ya solo una cuestión de tiempo, quizás de meses. Estamos ante una crisis mundial de proporciones todavía desconocidas, donde los pronósticos, viendo como se van sucediendo los acontecimientos, no son nada buenos.

Durante el periodo del capitalismo especulativo muchos se han hecho inmensamente ricos, mientras la gran mayoría se empobrecía. Estos ciudadanos de segunda o de tercera, o el rebaño, como les debe gustar llamarnos, además hemos visto como los servicios públicos, de los que hasta hace bien poco disfrutábamos, están despereciendo. Las pensiones, la protección social, la sanidad, la educación, si ya antes eran mejorables, ahora van camino de la extinción por falta de fondos. Por otra parte, los empresarios han tenido que hacer recortes de sueldos, que sumado a la drástica subida de impuestos, ha llevado a muchas familias a la ruina. Lo dramático de todo esto es que no será por falta de médicos, profesores, escuelas etc. Lo dramático digo, es que sea por el desvió de los recursos monetarios para pagar una deuda especulativa y artificial generada por el mismo sistema que se hizo para proporcionarnos una buena calidad de vida. Pero esta perversión o defecto del sistema, se queda muy pequeño si vemos la peor de las consecuencias. El pueblo llano jamás tubo poder de decisión sobre el modelo económico, pero gracias a la perversión del sistema, no solo no tiene poder el pueblo, tampoco sus representantes. Este sistema ha propiciado un traslado de poder desde los parlamentos al poder económico. Hoy los parlamentos ya no deciden, decide el dinero y aquellos que lo poseen. Todo para pagar la miserable deuda. Se imaginan cuanto poder y cuantas voluntades pueden comprar con diez millones de euros. Pues hay hombres en este planeta que tienen esto multiplicado por unos cuantos miles, suficiente dinero para pagar toda la deuda que ha generado el sistema.

Crisis es cambio, y un cambio no es malo si sirve para darnos cuenta de lo que funciona y lo que no. Puede que esta crisis sirva para que de una vez por todas tome el pueblo el poder que siempre se le ha negado. Desgraciadamente, y aunque albergo esperanza, no pienso que vaya ha ser así. No existe todavía la conciencia suficiente como para comprender que es la libertad. Hay demasiado miedo, y ese miedo hará que el rebaño se lance en brazos de un nuevo pastor. Para alguien que ha llevado cadenas toda su vida, le es difícil imaginar que se siente sin ellas, pero si ni siquiera sabe que las lleva puestas, jamás intentará quitárselas para saber lo que se siente.

Es muy posible que muchos se rebelen, sería bueno que fuesen movimientos como los del 15M, aunque espero que con objetivos más concretos y sabiendo donde están los problemas. Puede que haya violencia y caos durante el periodo de transición, pero al final, los que hoy tiene el poder, el dinero y las fuerzas de seguridad se impondrán, imponiendo un nuevo sistema que asegure todos los cabos sueltos del anterior sistema. Más seguridad, más leyes, menos libertad a cambio de nuestras almas.  

domingo, 29 de julio de 2012

Grecia, país en venta a precio de saldo


Sin una visión global de lo que está pasando en nuestros días es imposible comprender las repercusiones sobre nuestro futuro. La gran parte del mundo no tiene esta visión porque los medios de comunicación y los estamentos oficiales no la proporcionan o la da sesgada. Sin esta información nuestra capacidad de decisión y acción queda limitada, y en estas condiciones de clara desventaja frente al poder, que si tiene todo el conocimiento, quedamos a merced de sus designios, sin capacidad de enfoque sobre quien dirigir una lucha pacífica. Existen dos razones claras para no disponer de la información, a parte de la manipulación la ocultación por parte del poder, nuestra falta de interés producida por el hastío y la impotencia, y el conformismo ambas consecuencias de una misma cosa; la desinformación y la manipulación; un círculo vicioso. Si no fuese así, la gente con un mínimo de espíritu luchador no sería capaz de permanecer impasible ante las injusticias continuadas que se están produciendo hoy en el mundo.
A pesar de todo lo dicho, sería una mera disculpa decir que no tenemos a nuestra disposición herramientas que nos permitiesen llegar al fondo de todas las cuestiones. Por muy bajo que sea nuestra capacidad de comprensión, todos podemos alcanzar a comprender que es lo que ya está pasando; las pruebas están ahí. De hecho, muchos ya han comprendido realmente la situación y a donde nos encamina este demencial sistema. Pero aunque estas personas sean muchas, todavía no se a alcanzado la masa crítica para cambiar las tornas, en buena parte también, por la impotencia de ver que la gran mayoría vive ajena a la realidad.
Griegos, españoles, portugueses e italianos están ya muy cerca de sentir en sus carnes todas las desagradables sorpresas que el sistema capitalista tiene guardados para ellos. Principalmente los griegos, son lo que han llegado a un más alto grado de entendimiento. Este país está siendo vendido a pedazos, los derechos de sus ciudadanos reducidos a la nada, y lo peor de todo es que ellos lo han querido así; o al menos es lo que quieren que pensemos. Lo cierto es que no ha sido por decisión libre del pueblo que tengan ahora los gobernantes que les estén llevando a esta situación; han sido conducidos mediante el miedo y la manipulación de las elecciones a tomar la decisión errónea, es una prueba más de que la democracia no es más que una farsa creada para beneficio del capitalismo.

Durante mucho tiempo los griegos han trabajado y sacrificado el tiempo de sus vidas para pagar sus infraestructuras, sus trasportes públicos, puertos, aeropuertos, hospitales etc. Durante décadas han se han dejado la piel para conseguir un sistema de protección social que les diera cobertura cuando sus ciudadanos tuviesen dificultades. Todo esto está ahora siendo malvendido para pagar la impagable deuda creada de la nada por el sistema capitalista, tiempo de sus vidas que irá a parar directamente a los estómagos de los opresores. Pero la previsión para los países que he nombrado antes, es la misma. Si no cambian las cosas, el siguiente país en tener que vender todos los muebles será España. Sus ciudadanos, verán como han visto ya los griegos, como su país es vendido a pedazos. De nada han servido las protestas, huelgas generales o la violencia en las calle. El plan urdido por los poderosos ya contemplaba que una gran mayoría de griegos, desinformados, temerosos y conformistas iban a asumir el espolio como algo inevitable.
Por los gobiernos y medios de comunicación ha sido repetido hasta la saciedad el mensaje de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, una mentira no mas grande que otras que nos han dicho. Pero esta ha calado en mucha gente, haciéndoles sentir culpables de algo que no lo son. Es completamente falso que no hayamos tenido la posibilidad de vivir mejor, y seguramente todavía lo hubiésemos hecho más, de no ser por este estado consumista y opresor.
Me pregunto hasta donde llegaremos, asta que punto se sometimiento puede llegar el ser humano y como hacer para evitar tanta injusticia. Es difícil saberlo, pero visto lo visto, no me cabe mucha esperanza de que las cosas cambien. Podría caer en el engañó de que alguien, como si fuese un nuevo mesías, llegase de no se sabe que lugar para arreglar el entuerto, pero no creo que nadie venga a ayudarnos. Pienso de debemos ser cada uno de nosotros, desde nuestra pequeña parcela de decisión, quienes debemos plantar cara a esta situación, y no es difícil, solo es cuestión de decisión y de perder el miedo al cambio, de perder este apego irracional a un sistema que nos está dando problemas y tanto retraso está causando en nuestra evolución como seres humanos.

Para finalizar quiero dejar este vídeo de J.L, un hombre, que a pesar de lo que dicen muchos desinformadores, a mí me parece un hombre honesto y un luchador por la libertad, algo que deberíamos hacer todos, luchar por nuestra independencia personal.

sábado, 28 de julio de 2012

Conspiraciones en la sombra


Recientemente ley en una revista de divulgación científica un artículo sobre las conspiraciones. En él se intentaba dar explicación al porque surgen y la causa de la gran proliferación de las mismas en Internet. El susodicho artículo ponía como causa probable a estas conspiraciones la falta de información y la necesidad del cerebro humano de dar sentido a sucesos que no tiene una fácil explicación. Según el autor, algunos investigadores dicen que una parte del cerebro humano, el izquierdo, suministraba a la otra parte del cerebro, la derecha, más racional, la información necesaria para completar un puzle no resulto; lo que sería una conspiración. En resumidas cuentas, con esta explicación daba a entender que las conspiraciones son obra de personas con mucha imaginación, capaces de crear tramas ficticias para explicar acontecimientos que de otra manera son difíciles de admitir.
Posteriormente hacía alusión directa a muchas de las grandes tramas, ya clásicos en Internet, como el derribo de las torres gemelas o el tema de los illuminati, entre otras. En todos los casos menospreciando su veracidad sin aportar ninguna prueba que quitase argumentos a los conspiradores. Hablaba de la ausencia de un método científico que acreditase estas conspiraciones, refiriéndose a la falta de pruebas. Al autor de este artículo se le olvidó, quisiera pensar que por despiste, que una de las cosas que hace un buen conspirador es ocultar las pruebas, sobre todas aquellas que apunten directamente a su intervención.
Hablando del método científico para verificar una teoría, que yo sepa, existen dos métodos. El primero de ellos es demostrar que la teoría es cierta por medio de pruebas y experimentación, y la segunda es plantear una teoría que no pueda tener argumentos en contra o poder ser demostrada su falsedad. Ambos métodos son legítimos para llegar a la verdad. Dando por cierto que muchas de las teorías conspiratorias existentes, como el derribo de las torres gemelas no tiene argumentos en contra, y que las pruebas aportadas, como un acto terrorista, por parte de los organismos oficiales son menos sostenibles que las aportadas por los teóricos de la conspiración ¿Cual es la verdad?
En cualquier caso, tal como dice este articulista, la imaginación juega un papel muy importante, y yo añado, no solo para los conspiradores, sino también para los medios oficiales.

Las tramas conspiratorias son referentes a temas de una indudable trascendencia para la opinión pública, y es cierto que es la imaginación y no las pruebas son lo que sirve para esclarecerlas. Pero esto es así porque las explicaciones que aportan los estamentos oficiales no son fiables. Algunas de sus explicaciones son verdades a medias o simplemente mentiras . No es tanto el deseo del pueblo por dar una explicación imaginativa a los sucesos, sino la falta de explicación y veracidad de los gobernantes. Y lo hacen con temas que debieran ser esclarecidos hasta sus últimas consecuencias. Y se de pruebas se trata, las hay y muchas, de que los sucesos son ocultados a aquellos que tienen el derecho de juzgar y evaluar las repercusiones y responsabilidades, sin que la imaginación fuese el único medio para llegar a la verdad. Nadie, y mucho menos el poder o los medios de comunicación, tienen derecho a arrebatar al pueblo el conocimiento de los hechos, sean estos atentados terroristas o maniobras militares. Al fin y al cabo el pueblo es el que con su trabajo y esfuerzo mantienen a estos parásitos. Esto, que debiera ser normal en una sociedad llamada democrática, no ocurre así. El mundo de hoy tiene secretos oficiales, control y millones de leyes para el pueblo, pero todas las ventajas para mentir oficialmente al pueblo y quedar impune. El pueblo ya no decide sobre el sistema económico, no decide, ese derecho le ha sido arrebatado. Hoy son los bancos quienes deciden el destino de la economía, bancos que son entidades privadas con el único objetivo de obtener beneficio. En cuestiones internacionales, son los gobiernos quienes plantean conflictos en función de los intereses de los bancos, de la explotación de los recursos de la distribución del poder mundial. Hoy el pueblo ya no cuenta para nada, ha cedido su responsabilidad. Al final solo le queda imaginar conspiraciones.

viernes, 20 de julio de 2012

Protestas en España por las medidas económicas ¿Para qué?


Protestas y cabreo general de la gente es lo que hoy veo en las calles. Tal es el miedo del gobierno, que incluso el congreso de los diputados ha quedado amurallado. La situación es grabe, pero aunque el gobierno está rozando el aguante del pueblo con sus medidas, todavía no se ha alcanzado, salvo en contados casos, la línea roja que separa el descontento de la reacción violenta. Quizás gracias a la ayuda que recibe el gobierno de los medios de comunicación o quizás porque la gente está domesticada. En todo caso, se nota mucho que el pueblo, es decir, cada uno de nosotros, hemos sido adiestrados para dejar que tomen decisiones por nosotros. Lo han hecho tan bien que preferimos enterrar la cabeza en la arena antes de apartarnos de un camino plagado de camiones, que a buen seguro, nos arroyarán. Preferimos dejar que otros resuelvan nuestros problemas, y así nos va.

Lo lógico, dada la situación en la que estamos viviendo, sería que la gente se echase a la calle espontáneamente, sin la ayuda de ninguna organización, pero los que mueven los hilos de las protestas son los de siempre. Protestan y piden dimisiones, pero ¿Para qué? ¿Para que dimita el actual presidente y entren los suyos? ¿Para mantener sus puestos privilegiados en la sociedad, sus subvenciones? ¿Son estas las soluciones para la actual situación? Creo que no.

Ellos, como todos los que protestan hoy, no dirigen el foco de sus protestas donde hay que dirigirlas, ni siquiera tiene soluciones alternativas al terrible problema. Todos ellos cuentan como obvio que lo que se deba hacer será bajo el paraguas del mismo sistema que ha causado el problema, sin contemplar otras alternativas; son, por tanto, parte del problema.
Si hay una cosa que tengo clara, es que la protesta sin acción no sirve de nada. A los políticos que siguen las doctrinas del capitalismo consumista y opresor, las protestas le entran por una oreja y les salen por la otra. Les da igual las firmas, las peticiones que provengan del pueblo, porque ellos no lo representan ni lo defienden. El poder solo sirve al poder, y en este caso al poder financiero, base del actual sistema. A estos políticos no les hables de la economía del bien común, del proyecto Venus o de la economía de recursos. Para ellos no hay alternativa al capitalismo, pues cualquiera de las alternativas les quitaría su actual estatus privilegiado; a ellos y a sus amos.
Si lo que se quiere de verdad es cambiar las cosas, hay que quitarse este miedo irracional de encima, desprenderse de este apego absurdo al sistema actual y buscar una forma nueva de repartir los recursos y el trabajo. Las máquinas y la tecnología nos han librado, hace ya mucho tiempo del trabajo pesado, no necesitamos trabajar tanto. Crecer como seres humanos libres es nuestro trabajo ahora. Si nos quedamos anclados a este sistema decrépito acabaremos convirtiéndonos en esclavos en un nuevo orden establecido por la oligarquía del poder. Viviremos y moriremos siendo siervos de sus caprichos, si es que no lo somos ya, que parece que si. Pues solamente los siervos son capaces de soportar tantos palos de su amo sin revelarse.
Si queremos empezar a cambiar el sistema, hay que moverse y hacer acciones que realmente le hagan daño. Resistencia, no colaboración y, sobre todo, dejar de usar el dinero como centro de nuestras vidas. Se que es muy difícil desprenderse de este terror que le tenemos al poder, a no pagar, a no seguir sus reglas, pero si somos muchos quienes hacemos esto, el poder y sus pretensiones se esfumarán como el recuerdo de un mal sueño. Cierto que algunos morirán, también hubo muertos en la india cuando esta consiguió su independencia gracias a la valentía de un pequeño gran hombre. Pero al final, su valentía y su decisión, doblego a uno de los países más poderosos de la tierra, y solo fue un hombre, imagínense por un momento cual sería el resultado si millones perdieran el miedo.

Pienso que esta crisis económica, a pesar de su espectacularidad, es el menor de nuestros problemas. Lo que más me preocupa son las soluciones que plantea el poder oligárquico para salir del atolladero. Lo han hecho en varias ocasiones a lo largo de la historia, y puede que esta vez, alguien, desde algún oscuro despacho, esté maquinando la forma de llevar al mundo a otra guerra mundial, aunque esta vez de proporciones bíblicas. Y ya lo dijo Albert Einstein: “No se como será la tercera guerra mundial, ni que armas se utilizarán, lo que si sé, es que la cuarta se hará con palos y piedras.”    

domingo, 15 de julio de 2012

Alegría en el congreso de los diputados español


Lo lógico o humano, es que después de promulgar las medidas económicas más duras que se han tomado contra la población española, nuestros representantes en el congreso hubiese salido del mismo con lágrimas en los ojos, o al menos, desalumbrados, por haber “tenido que tomar estas medidas”. Pero lejos de esto, ellos, que viven completamente al margen de las penurias diarias de los que les votan, explotaron en júbilo y aplausos. Incluso, cuando se anunciaba la retirada de una buena parte de los ayudas a los parados, una diputada, Andrea Fabra, se le puedo escuchar decir a viva voz “que se jodan”. No quisiera yo pensar que esto iba dirigido a aquellos que se han quedado sin nada, y que tiene que sufrir la humillación de recurrir a las ayudas sociales del estado para poder sobrevivir. Pero aunque su vulgar exclamación fuese dirigida a la oposición, no tiene perdón. Esta señora debería ser expulsada de forma inmediata de la vida parlamentaria, al igual que cada uno de los que aplaudieron las medidas. Es más, se le debería apartar de cualquier cargo público. No puede ser, que aquellos que dicen que nos representan, se alegren de jodernos a todos. Quizás su alegría fuese debida a que han contentado a sus verdaderos representados, a los intereses de los bancos, de las multinacionales y del poder financiero, en definitiva. Quizás por eso aplaudían tanto, por haber hecho bien el trabajo que le habían encomendado sus amos.

Ya no creo que hagan falta más pruebas para comprender que esta democracia es una farsa y que esta crisis también lo es. Los que están en el poder, los que se benefician de esta situación absurda e injusta, no van ha reconocerlo, no van ha hacer nada por cambiar las cosas. Ahora le toca la pueblo, a cada uno de nosotros tomar las decisiones que pongan a toda esta gente en el lugar que les pertenece. No hace falta la violencia, simplemente no obedecer sus leyes, no utilizar su dinero fabricado de la nada, no pagar sus impuestos del medievo. La energía, el suelo como el agua, nos pertenece por derecho de nacimiento. Nos pertenecen los frutos de la tierra, la electricidad y todo aquello que es fruto del hombre, como el conocimiento. Nadie tiene derecho a cobrarnos por algo que es nuestro.



Hay muchas formas de repartir los recursos, el trabajo y el bienestar que unos podemos dar a otros. Pero el poder nunca los tendrá en consideración, jamás estará dispuesto, solo cada uno de nosotros, desde nuestras acciones, podemos poner coto a esta ignominia reiterada.

En México vuelve a ganar el PRI, en Grecia los conservadores, aquí, PESOE y PP se van turnando en gobiernos cada vez más ineptos, en todos los países sucede los mismo, las mismas alternativas se suceden en el poder,sin dar cabida a opciones nuevas; estamos en un punto muerto, atascados en nuestra evolución como sociedad, condenados a sufrir la avaricia de unos cuantos que viven como peces en el agua en esta situación absurda. No hacen falta líderes para tomar decisiones, solo quitarnos este miedo irracional al cambio y marchar hacia delante, dejando atrás a esta casta parasitaria. Toda sociedad que no avanza está condenada al fracaso, y no creo yo que sea nuestro deseo terminar sucumbiendo. Si seguimos dejando en manos del poder nuestras decisiones, pude que acabemos siendo algo parecido a una colmena, donde nuestra individualidad se reduzca a la nada.     

martes, 10 de julio de 2012

A fuego lento


Intervención es una palabra que les gusta poco a los gobiernos, sin embargo no hay gobierno que de facto no esté intervenido por el poder financiero. Hemos llegado al extremo de que ni siquiera los títeres se reconocen como tales, ni en eso son capaces de decir la verdad.
Cuando la máquina de imprimir billetes se pone en marcha, aunque estos billetes sean virtuales, siempre hay alguien que pierde libertades. En ente caso ha sido la máquina del BCE, y nada menos que 100.000 millones de euros. Los que pagarán los intereses de semejante cantidad de pasta no será el gobierno de España, ellos son solo los gestores que se encargarán de administrar la esclavitud por mandato de los que prestan. En este caso, y como siempre serán los ya machacados ciudadanos españoles.
Como se esperaba y dije en mi anterior artículo, no tardarían mucho en subirnos el IVA; bueno, el IVA y todo lo demás. No se si se han fijado, pero recientemente ha subido el butano, la luz,y de forma encubierta, y a pesar de que el barril de petróleo ha bajado, la gasolina. Están anticipando estas subidas porque ya sabían que tenían que subir el IVA, y claro, no iban a aplicar estas subidas de impuestos después de de pegar el gran sablazo. Aquí utilizan la táctica de la rana en agua tibia, primero suben un poquito la temperatura, para que nos aclimatemos al segundo paso, donde ya directamente nos cocemos todos. Si es que ya se les ve mucho el plumero.

Resulta desesperante ver a que grado de tolerancia al sufrimiento tenemos, como nos van cociendo a fuego lento sin que ni siquiera queramos salir de la olla. La guerra, al igual que las crisis o el terrorismo, han los argumentos que el poder ha utilizado para que vallamos cediendo nuestra libertad, no solo en España, en todo el mundo. El modus operandi de todos los gobiernos en todo el mundo es el mismo. Podría ser una prueba más de la confabulación de estos gobiernos con un ente superior que marcara las directrices. Si este ente existe este ente nos conoce bien, sabe por donde y como tocarnos para que nos rebotemos, y las pruebas me remito. Si en otro, quizás cuando la ética tenía algún valor, le dijeran que un tío se reúne todos los días con su servicio secreto para decidir a quien matan ese día, usted, en ese mismo instante explotaría en cólera. Pues bien, el presidente de Estados Unidos Obama, decide en su despacho, junto a la CIA, donde envía sus drones, aviones no tripulados que descargan indiscriminadamente su armamento sobre esos objetivos. Y no se crean que son ataques quirúrgicos, hay muchos daños colaterales; hablando en plata, muertos inocentes. Por cada terrorista muerto, quizás veinte inocentes. Todo esto pasa con el consentimiento del pueblo americano, un pueblo que lleva mucho más tiempo que nosotros sometido al aborregamiento y al engaño.
De momento, por aquí no hemos llegado a esos extremos, pero todo llegará, y entonces el poder hará con nosotros lo que quiera. De momento ya ha restringido nuestra libertad hasta convertirnos en dóciles corderitos, que por mucho que nos den con el callado y injustas que sean las decisiones del pastor, obedecemos sin protestar, pagamos y pagamos con nuestro tiempo y nuestra vida mientras ellos viven a cuerpo de rey y nos roban a manos llenas. Esto es lo que ellos llaman democracia y progresismo.  


Por cierto, ¿Es esto lo que opinan los políticos de nosotros?

viernes, 6 de julio de 2012

Así están las cosas

Ya no queda duda alguna de que el sistema capitalista está herido de muerte, y que la élite gobernante, principal beneficiaria hasta ahora de este sistema de opresión, lo sabe y ha puesto en marcha la segunda fase de su plan. Todos los medios de comunicación de masas se han volcado, ya desde hace tiempo, para ponernos ante un escenario dantesco en Siria que justifique una guerra. Buena prueba de ello es que el gobierno de Estados Unidos y sus aliados, están buscando desesperadamente escusas la provocar una guerra, utilizando los medios de comunicación como herramienta para poder justificar ante sus generales y su pueblo un ataque contra este país. No es algo que no se haya hecho antes, se hizo en Irak y en Libia; aunque todo hay que decirlo, les está costando bastante, o al menos más de lo que  de lo que tenían previsto. Quizás sea la consecuencia indirecta y no deseada del mismo aborregamiento que ha llevado a la gente a no protestar por otras causas. Este hartazgo, también ha conseguido inmunizarnos de los telediarios llenos de mentiras y manipulación; la gente ya no se cree nada; y ciertamente, el escepticismo es una de las mejores defensas para los abusos del poder.

Creo que en cierta medida la gente empieza a ser consciente de que vive en matrix, y de que la realidad no es la democracia, sino un sistema de control hecho para mantenernos dormidos en una realidad virtual, donde uno tiene su trabajo su vida familiar, o al menos eso cree. Porque la realidad es que cualquier individuo que viva dentro de las normas de matrix, lo que en realidad está haciendo es alimentar al sistema. Ciertamente, algunas realidades superan con creces la ficción de las películas.



Una prueba más del nerviosismo de la élite es su empeño en controlar Internet, en poner restricciones a las comunicaciones, más controles a las fronteras, más cámaras, evitar las transacciones de dinero en metálico superiores a una cantidad. Si nos damos cuentas, todas estas medidas, que nos dicen que son para nuestra seguridad, lo que en realidad están haciendo es quitarnos derechos y libertad. Hoy en día, ya es imposible salirse del sistema sin cometer algún delito, incluso protestar. Sino miren lo que está pasando con los mineros en León. Ustedes por la televisión, sea cual sea el medio, solo verán las protestas violentas, cuando se produce un altercado las cámaras estarán allí. No estarás en los cominees de empresa, tampoco se harán eco de sus reivindicaciones o propuestas. La manipulación en los medios roza lo obsceno.



Y hablando de otra cosa. Los seguidores de www.mundodesconocido.es, que hayan intentado entrar en la página recientemente, habrán podido comprobar que ya no está accesible. Puedo especular si digo que quizás haya sido debido al intenso tráfico generado por los millones de visitas, pero el hecho es que ya no está. Hay muchas páginas en Internet que soportan más tráfico que Mundo desconocido, y curiosamente no tienen problemas. En cualquier caso resulta muy sospechosa su desaparición. Ya antes de migrar de dominio, antes estaba en un .com, mundo desconocido ha tenido muchísimos problemas con su servidor. Me gustaría pensar que todos estos problemas son provocados solo por su tráfico, y no por otras cosas más siniestras.nían previsto. Quizás sea una consecuencia indirecta y no deseada del mismo aborregamiento que ha llevado a la gente a no protestar por otras causas. Este hartazgo, también ha conseguido inmunizarnos de los telediarios llenos de mentiras y manipulación; la gente ya no se cree nada; y ciertamente, el escepticismo es una de las mejores defensas para los abusos del poder. Creo que en cierta medida la gente empieza a ser consciente de que vive en matrix, y de que la realidad no es la democracia, sino un sistema de control hecho para mantenernos dormidos en una realidad virtual, donde uno tiene su trabajo su vida familiar, o al menos eso cree. Porque la realidad es que cualquier individuo que viva dentro de las normas de matrix, lo que en realidad está haciendo es alimentar al sistema. Ciertamente, algunas realidades superan con creces la ficción de las películas. Una prueba más del nerviosismo de la élite es su empeño en controlar Internet, en poner restricciones a las comunicaciones, más controles a las fronteras, más cámaras, evitar las transacciones de dinero en metálico superiores a una cantidad. Si nos damos cuentas, todas estas medidas, que nos dicen que son para nuestra seguridad, lo que en realidad están haciendo es quitarnos derechos y libertad. Hoy en día, ya es imposible salirse del sistema sin cometer algún delito, incluso protestar. Sino miren lo que está pasando con los mineros en León. Ustedes por la televisión, sea cual sea el medio, solo verán las protestas violentas, cuando se produce un altercado las cámaras estarán allí. No estarás en los cominees de empresa, tampoco se harán eco de sus reivindicaciones o propuestas. La manipulación en los medios roza lo obsceno.

 Y hablando de otra cosa. Los seguidores de www.mundodesconocido.es, que hayan intentado entrar en la página recientemente, habrán podido comprobar que ya no está accesible. Puedo especular si digo que quizás haya sido debido al intenso tráfico generado por los millones de visitas, pero el hecho es que ya no está. Hay muchas páginas en Internet que soportan más tráfico que Mundo desconocido, y curiosamente no tienen problemas. En cualquier caso resulta muy sospechosa su desaparición. Ya antes de migrar de dominio, antes estaba en un .com, mundo desconocido ha tenido muchísimos problemas con su servidor. Me gustaría pensar que todos estos problemas son provocados solo por su tráfico, y no por otras cosas más siniestras.