Translate

domingo, 29 de julio de 2012

Grecia, país en venta a precio de saldo


Sin una visión global de lo que está pasando en nuestros días es imposible comprender las repercusiones sobre nuestro futuro. La gran parte del mundo no tiene esta visión porque los medios de comunicación y los estamentos oficiales no la proporcionan o la da sesgada. Sin esta información nuestra capacidad de decisión y acción queda limitada, y en estas condiciones de clara desventaja frente al poder, que si tiene todo el conocimiento, quedamos a merced de sus designios, sin capacidad de enfoque sobre quien dirigir una lucha pacífica. Existen dos razones claras para no disponer de la información, a parte de la manipulación la ocultación por parte del poder, nuestra falta de interés producida por el hastío y la impotencia, y el conformismo ambas consecuencias de una misma cosa; la desinformación y la manipulación; un círculo vicioso. Si no fuese así, la gente con un mínimo de espíritu luchador no sería capaz de permanecer impasible ante las injusticias continuadas que se están produciendo hoy en el mundo.
A pesar de todo lo dicho, sería una mera disculpa decir que no tenemos a nuestra disposición herramientas que nos permitiesen llegar al fondo de todas las cuestiones. Por muy bajo que sea nuestra capacidad de comprensión, todos podemos alcanzar a comprender que es lo que ya está pasando; las pruebas están ahí. De hecho, muchos ya han comprendido realmente la situación y a donde nos encamina este demencial sistema. Pero aunque estas personas sean muchas, todavía no se a alcanzado la masa crítica para cambiar las tornas, en buena parte también, por la impotencia de ver que la gran mayoría vive ajena a la realidad.
Griegos, españoles, portugueses e italianos están ya muy cerca de sentir en sus carnes todas las desagradables sorpresas que el sistema capitalista tiene guardados para ellos. Principalmente los griegos, son lo que han llegado a un más alto grado de entendimiento. Este país está siendo vendido a pedazos, los derechos de sus ciudadanos reducidos a la nada, y lo peor de todo es que ellos lo han querido así; o al menos es lo que quieren que pensemos. Lo cierto es que no ha sido por decisión libre del pueblo que tengan ahora los gobernantes que les estén llevando a esta situación; han sido conducidos mediante el miedo y la manipulación de las elecciones a tomar la decisión errónea, es una prueba más de que la democracia no es más que una farsa creada para beneficio del capitalismo.

Durante mucho tiempo los griegos han trabajado y sacrificado el tiempo de sus vidas para pagar sus infraestructuras, sus trasportes públicos, puertos, aeropuertos, hospitales etc. Durante décadas han se han dejado la piel para conseguir un sistema de protección social que les diera cobertura cuando sus ciudadanos tuviesen dificultades. Todo esto está ahora siendo malvendido para pagar la impagable deuda creada de la nada por el sistema capitalista, tiempo de sus vidas que irá a parar directamente a los estómagos de los opresores. Pero la previsión para los países que he nombrado antes, es la misma. Si no cambian las cosas, el siguiente país en tener que vender todos los muebles será España. Sus ciudadanos, verán como han visto ya los griegos, como su país es vendido a pedazos. De nada han servido las protestas, huelgas generales o la violencia en las calle. El plan urdido por los poderosos ya contemplaba que una gran mayoría de griegos, desinformados, temerosos y conformistas iban a asumir el espolio como algo inevitable.
Por los gobiernos y medios de comunicación ha sido repetido hasta la saciedad el mensaje de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, una mentira no mas grande que otras que nos han dicho. Pero esta ha calado en mucha gente, haciéndoles sentir culpables de algo que no lo son. Es completamente falso que no hayamos tenido la posibilidad de vivir mejor, y seguramente todavía lo hubiésemos hecho más, de no ser por este estado consumista y opresor.
Me pregunto hasta donde llegaremos, asta que punto se sometimiento puede llegar el ser humano y como hacer para evitar tanta injusticia. Es difícil saberlo, pero visto lo visto, no me cabe mucha esperanza de que las cosas cambien. Podría caer en el engañó de que alguien, como si fuese un nuevo mesías, llegase de no se sabe que lugar para arreglar el entuerto, pero no creo que nadie venga a ayudarnos. Pienso de debemos ser cada uno de nosotros, desde nuestra pequeña parcela de decisión, quienes debemos plantar cara a esta situación, y no es difícil, solo es cuestión de decisión y de perder el miedo al cambio, de perder este apego irracional a un sistema que nos está dando problemas y tanto retraso está causando en nuestra evolución como seres humanos.

Para finalizar quiero dejar este vídeo de J.L, un hombre, que a pesar de lo que dicen muchos desinformadores, a mí me parece un hombre honesto y un luchador por la libertad, algo que deberíamos hacer todos, luchar por nuestra independencia personal.