Translate

viernes, 31 de agosto de 2012

Subsidio de paro por trabajar gratis

En el Reino Unido cobrar el paro ya no es un derecho ganado por haber trabajado, cotizado a la seguridad social y pagado religiosamente tus impuestos. Ahora, para cobrar el paro, además hay que trabajar obligatóriamente tras meses gratis para el estado. Así es como, poco a poco, se va derrumbando el estado del bienestar en Europa, gracias a esta fantástica crisis creada por los mismos que ahora están haciendo las leyes regresivas que cuartan nuestros derechos.
Mientas aquí, es España, las cosas van por el mismo camino. La terrible subida de impuestos puesta en marcha por el gobierno del Sr. Rajoy va camino de convertirse en el lastre más pesado que se le podía poner a este sistema económico demencial. Tanto decirle a Zapatero que subir los impuestos es lo peor que se puede hacer para activar la economía, y ahora él y su gobierno se convierten en los maestros de la subida. Y ya se sabe, cuando se te mide por el dinero que tienes, cuantos más impuestos, menos vale vida.

Para que este nefasto sistema económico funcione, es necesario un constante crecimiento, y este solo puede darse cuando hay crecimiento del consumo; todo lo contrario que se consigue aumentado los impuestos. Una subida exagerada de impuestos, como la que se está imponiendo, solo puede conducir a una espiral descendente, en la que el centro de la misma es el colapso del sistema. Yo no soy muy listo, y mucho menos un economista de carrera, algo que, en teoría, muchos de los miembros del gobierno si lo son. Si yo me doy cuenta, como muchos otros de esto ¿Creen que los ministros, con todos sus estudios no lo sabían hace mucho tiempo? Claro que lo sabían, al igual que la insostenibilidad del propio sistema. Porque mantienen y defienden este sistema y no hay intención de cambiarlo, es algo que solo se puede explicar desde la lógica del poder, y no del ciudadano de a pie. No se engañen creyendo que si hubiese estado otro partido en el poder hubiese hecho algo diferente a lo que ha hecho el gobierno de Rajoy, ni siquiera el partido comunista hubiese cambiado una coma del programa establecido. Todos los que persiguen el poder no les interesa más que eso, y es su único objetivo, el poder. No importa que sean de derechas o de izquierdas, tengan una ideología u otra, porque todos siguen las mismas pautas para alcanzarlo y mantenerlo.
Si no dense cuenta de este ejemplo: La política antiterrorista practicada ahora por el PP, una política blanda y de concesiones. Esta forma de actuar se inició con Zapatero y el PP, simplemente se ha limitado a seguirla traicionando a sus votantes. La forma de hacer gobierno en este sentido, es la misma, a pesar de tener mayoría absoluta y ser de diferente ideología. Todas las promesas de cambio en el tribunal constitucional o en la separación de poderes ha quedado relegada a un segundo plano para continuar con las mismas políticas. Por otra parte, ambas personalidades y formas de actuar son similares, los dos son autistas, ajenos a las necesidades de la gente. Obedecen solo al poder superior venido de Europa, que no es otro que el poder financiero, los sicarios económicos que han provocado esta crisis. Y no es que no puedan revelarse ante ellos, es que no quieren hacerlo.

Por otro lado, los pequeños reinos de Taifas siguen a lo suyo, despilfarrando recursos para crear países, o mejor dicho para que sus políticos alcancen es estatus de pastores y tener su propio rebaño. No importará que en este empeño confronten a la gente, pues la gente, como a todos los que ostentan el poder, les importa un carajo. Ellos estarán contentos, si engañando y manipulando los sentimientos patrios obtienen su patio particular. El poder de autonomías se les han quedado pequeño, necesitan tratar de tu a tu con los amos de los dineros.

Este país, como Grecia y otros que entraran en recesión se hunde, pero no el país en si, que al fin y al cabo es tan solo una idea inculcada, se hunde la buena gente que vive en estos lugares. Los suicidios aumentan, las familias se desesperan y un desánimo general se apodera del alma de los gentiles. Mientras, los que gobiernan protegidos por su burbuja de dinero y sangre, sonríen.

Fuentes :http://www.elperiodico.com/es/noticias/economia/regne-unit-forca-joves-aturats-treballar-sense-cobrar-per-perdre-subsidi-1225362

martes, 28 de agosto de 2012

La fábula de los 100€


El otro día leí una curiosa y absurda paradoja que que se puede dar dentro de este irreal sistema monetario. Esta refleja fielmente la soberana estupidez del sistema, así como se puede manipular para servir a fines perversos. Decía así:

En un pequeño pueblo azotado por la crisis económica había un hotel de carretera. Llegó allí un hombre con un coche lujoso que aparentaba tener mucho dinero por su vestimenta y modos. El sujeto se acercó al recepcionista y con prepotencia puso encima del mostrador un billete de 100€ nuevo y dijo: -Quiero la mejor habitación que tenga- . El hostelero le sugirió que subiese él mismo y la eligiese la que más le gustase, pues todas las habitaciones estaban vacías. Dejando el billete de 100€ encima del mostrador, el hombre subió a ver las habitaciones. En eso que entró por la puerta del hotel el tendero del pueblo a reclamar una deuda que le debía el dueño del hotel por los suministros, y viendo los 100€ encima del mostrador, le pidió que le pagase. Así lo hizo el dueño del hotel. Y lo hizo confiando en que el huésped pernoctase aquella noche, y claro está, porque el tendero había visto ya el billete . Esto causó gran alegría al tendero, que salió canturreando del hotel y pensando como iba ha gastarse aquel dinero. Pero su contento duro poco, pues se encontró en el camino con el dueño del bar del pueblo, al que le debía 100€ fruto de su afición al vino. Como el dueño del bar vio el billete nada pudo impedir que este se cobrase su deuda. Billete en mano, el dueño del bar se dirigió también muy contento para su casa a darle la buena nueva a su mujer, pero en el camino se encontró con la prostituta del pueblo, a la que le debía varios servicios. Por miedo a un escándalo público, el dueño del bar le dio a la prostituta los 100€ que le debía y que le había cobrado del tendero, que éste a su vez lo hizo del dueño del hotel. La prostituta contenta se dirigió al hotel, ya que con aquel dinero podría pagar por fin la deuda que tenía en el dueño del hotel. Entró en el hotel y le dejo el billete de 100€. Justo entonces bajaba el hombre acaudalado, que lo recogió diciéndole al recepcionista que ninguna de las habitaciones que había visto le gustaba y que se iba con su billete a otro sitio, a ver si encontraba un hotel más de su clase.

Saque ustedes sus propias conclusiones de esta fábula, pero enseguida se darán cuenta que un billete de 100€ se multiplico por cuatro, tan solo cambiando de manos, satisfaciendo así la deuda del hotelero, el tendero, el dueño del bar y la prostituta. Entenderán porque los gobiernos, en vez de ayudar a los ciudadanos ayudan a los bancos.  

martes, 21 de agosto de 2012

Control de aduanas


Aburrido con los calores del verano, y harto de aguantar el aire caliente de mi ordenador, me di un paseo por la televisión, a ver si con un poco de suerte encontraba una película que me entretuviese un rato. Bazofia tras bazofia  iba pasando con mi mando a distancia los canales sin encontrar nada que me agradase, cuando, por alguna extraña razón, quizás atraido por la música y harto de darle al botoncito, me quedé mirando cierto programa del Discovery Chanel llamado control de aduanas. Como lo pillé a medias y la cosa parecía interesante, aguanté el medio kilo de publicidad antes de poder ver de que iba el tema. Después del suplicio autoinducido, me di cuenta que aquello iba de las medidas de seguridad de los aeropuertos, exponiendo casos llamativos.

Tras ver un rato el programa la primera conclusión que me vino a la mente  es que nunca iba a viajar a Australia. Por lo visto, allí si vas con ánimo de aventura y sin un duro, no te dejan entrar y te tratan como un apestado. Tampoco recomendaría a nadie, que se atreviese a llevar bolsa de palomitas o de pipas, no vaya a ser que al agente de aduanas le de un patatús. A demás, si te pillan comida sin declarar, se te cae el pelo por la multa. El programa mostraba diferentes casos de gente que pretendía entrar a Australia. Sujeto tras sujeto, los eficientes y amables guardias de aduanas desechaban a aquellos pobres visitantes que buscaban oportunidades para mejorar sus vidas, cierto que algunos llevaban sustancias  ilegales por las mafias que sacan partido de la prohibición, pero eran los que menos. La mayoría de visitantes indeseados venían a trabajar. Estos peligrosísimos sujetos eran acompañados amablemente a un cuarto, donde vulneraban su intimidad atormentándoles con todo tipo de preguntas personales sobre su pasado y motivos por el cual iban a visitar tan simpático país. Al final, y después de la tortura psicológica, los amables agentes de aduanas les metían en el primer avión. Este programa, al final consiguió que los australianos me callesen  gordos. Seguramente la maravillosa tierra de Australia esta llena de cosas que merecerá la pena ver, pero visto lo visto, prefiero conocerlas por libros y documentales.

Como seguía aburrido y sin ganas de leer o de escribir cuando acabó este programa, seguí con mi paseo torturador con el mando a distancia en mano, acabando en otro supuesto canal de documentales, un tal Explora. Pillé a medias un documental de animales que al menos parecía interesante, pero ya muy avanzado. Como no tenía otra cosa que hacer, me quedé en ese canal a la espera de ver que hacían después, soportando otro inaguantable bloque de publicidad con la esperanza de que volvieran a poner otro reportaje; pero no fue así. En lugar de eso me encontré con otro programa de control de aduanas, esta vez de Gran Bretaña. Más de lo mismo, mismo trato a la gente y la misma mierda.

Después de esta ración de porquería, solo me quedaba dudar entre echar una siesta o ponerme a escribir, porque seguir frente aquella pantalla era más de lo que mi mente podía soportar. Intenté dormir un poco, pero el calor era insoportable y me levanté sudoroso con ganas de hacer algo que no fuese dar un paseo bajo el abrasante calor de las cuatro de la tarde. Y heme aquí escribiendo esta parrafada sobre las fronteras y sus nefastas consecuencias, pobremente aliviado bajo la brisa forzada de este ruidoso ventilador.

No me resulta difícil entender que estos programas sean de procedencia anglosajona, y digo tres porque luego me enteré que hay otro, de similar estilo, que se llama fronteras USA. Este ya no lo quise ver, pero mi imagino como sería tratándose de los yankees. Si echamos un vistazo a la historia del pueblo anglosajón, nos daremos cuenta que a lo largo de toda ella, ha sido un pueblo amante de tierras ajenas. No se, pero ya saben aquello de que se cree el ladrón que todos son de su condición. Quizás por ello cuidan ahora tanto lo robado.
Habría que recordarle a los australianos, por ejemplo, que no hace mucho tiempo practicaban el tiro al aborigen para arrebatarle sus tierras llevándoles casi a la extinción. Desde luego los anglosajones en América del norte, tampoco se quedaron cortos con los nativos, ambos pueblos y su cultura son ahora un reducto de un gloriosos pasado. Yo como español que soy, no me siento muy orgulloso del papel que jugaron mis antepasados en la historia, pero no me cabe la menor duda, dada la mezcla de etnias que ha perdurado en los países latinos, que la masacre no fue de, ni de lejos, la que se produjo en Estados Unidos con los Indios o en Australia con los aborígenes por parte de los anglosajones.

Las territorios del planeta han cambiado de mano muchas veces a lo largo de la historia. Les hemos puesto muchos nombres, y seguramente, si nadie lo remedia o se da cuenta de la estupidez que eso supone, seguirá intentando cambiarlos de dueño y de nombres. Es una práctica propia de una especie que no tiene conciencia de si misma y del limitado espacio que ocupa. Muchos alegan a la protección de la cultura, de la lengua, como si eso no hubiese cambiado a lo largo de los tiempos o estubiese ya protegida por las personas que la tienen y la sienten. Se aferran a un pasado ya superado por el conocimiento y la lógica. No quiero ni pretendo con lo dicho parecer un globalista ni un asesino de culturas, sino poner en evidencia, que ciertas prácticas deberían ser recuerdos del pasado por los desastres y muertes que han supuesto.

Cuando se establece una frontera que acota una cultura sin posibilidad de crecimiento por dicha frontera, esta siempre intenta expandirse, provocando un conflicto con las fronteras vecinas. Antiguamente, dicho conflicto se producía por recursos. Hoy en día, en la sociedad del dinero, la expansión se produce, no solo por los recursos, sino también por la cota de beneficios que aporta a los gobernantes. En España hay varios ejemplos de este tipo de expansión, donde la cultura no es más que un pretexto para camuflar las verdaderas intenciones de los gobernantes, tomar para si el poder y los beneficios de las fronteras que pretenden crear. Lamentablemente, como buenos manipuladores que son, algo inherente a su cargo, utilizan el sentimiento cultural para crear un buen rebaño de seguidores. Estos fieles seguidores de su doctrina no se dan cuenta del peligro que entraña un conflicto de esta índole ni de la verdadera pretensión de los que los llevan de la mano, muy posiblemente al matadero.

Se que parece que me he desviado del tema, pero no es el calor que me enturbia la mente. El nacionalismo, evidentemente, tiene mucho que ver con las fronteras. Ambos conceptos son fruto de ideas trasnochadas ajenas a la realidad que hoy conocemos sobre nuestro planeta y su situación en el universo. Pero por si este no fuese suficiente motivo para enterrarlas, las fronteras cercenan la libertad del hombre, acotan su movimiento y restringen su posibilidad de crecer como personas. Sino miren algunos de estos programas que he nombrado, y verán como si no tienes dinero, eres tratado como un indeseable. Por mi parte, y si no cambian las cosas, le pueden dar mucho por saco a estos países y a sus gobernantes, que seguro que después de leer esto, no me dejarán entrar por sus fronteras. Sería ingenuo por mi parte pensar, dados sus métodos de control y vigilancia, que no van a leer esto. Porque se ahora, que los agentes de aduanas y sus sistemas informáticos saben lo que escribo y como pienso. Pueden declararme persona no grata, por el simple hecho de escribir mal de su país o de sus sistema político. Si, existe la libertad de expresión, pero tiene sus consecuencias expresar lo que piensas, sobre todo si no comulgas con su credo.      

lunes, 20 de agosto de 2012

6 minutos para el fin del mundo

Existe un reloj que cuenta el tiempo restante para el fin del mundo. Las manecillas de este reloj simbólico, desde 1947, son actualizadas por grupo de científicos en función del riesgo de un conflicto nuclear. Actualmente este reloj señala  las doce menos seis minutos porque estos científicos han considerado la posibilidad real de un conflicto nuclear entre Israel e Irán. Puede que se equivoquen, como otras veces, por suerte para todos, pero lo cierto es que hay muchos  los indicios apuntan a que Israel, con el apoyo del premio Novel de la Paz Barck Obama, que tiene huevos la cosa, tiene la intención de atacar este año a Irán.

 No me cabe ninguna duda que este ataque, así como la intervención el Libia y la más que próxima invasión de Siria, forma parte de un plan para apoderarse de los recursos del planeta. Se puede ver que hasta el momento, este plan se ha ido desarrollando de forma eficaz, sistemática y sin muchos contratiempos. Gracias a la manipulación de la opinión pública y el atentado de falsa bandera en las torres gemelas. Iraq fue conquistado en pocos meses y hoy está totalmente controlado por sus invasores. La invasión y control de Libia tampoco tubo demasiados problemas, bastó,como se está haciendo con Siria, introducir un grupo de insurgentes armados y bien pagados para desestabilizar el gobierno y acabar con su resistencia, algo de lo que existen pruebas empíricas. Especialmente en Siria, ha sido más que evidente la manipulación que los principales medios de comunicación han echo para favorecer dicha invasión. Yo no comprendo como a pesar de los fallos que han cometido, con fotografías manipuladas y falsas informaciones claramente probadas como tales, la opinión pública sigue sin percatarse de que se trata de una campaña de manipulación que persigue un fin claro.

 Pienso que la inmensa cantidad de recursos económicos que se está empleando para esta campaña de asedio y derribo, tanto militar como mediática, es una de las causas de la terrible crisis económica a nivel mundial. No obstante este solo es un pequeño problema comparado con el fallo sistémico e irreversible que se va ha producir a nivel mundial debido a la insostenibilidad del propio sistema económico. Tan solo con una décima parte del dinero que se está empleando para realizar estas campañas bélicas, de podría pagar la deuda soberana de España, por poner un ejemplo.

 Parece mentira, pero tal y como anunciaban los Mayas, hace ya muchos años, nos encaminamos a un cambio radical del mundo que se producirá, por lo que se puede ver, aproximadamente en la fecha señalada por ellos. Aunque los augurios sean catastrofistas,  yo soy de la opinión que este cambio será bueno para la humanidad en función de como el conjunto de los seres humanos actuemos contra el poder.
Si como hasta ahora permanecemos paralizados por el miedo y la la expectativa de que sea el mismo poder el que actúen para solucionar los problemas, está claro que serán estos, que pretenden encaminarnos a una guerra y culminar así el plan  cuya pretensión final es nuestra completa dominación y sumisión, los que los que alcancen sus objetivos.  Permitir esto es como arriesgarse a la posibilidad de que se les vaya la mano, y dada la cantidad de armas atómicas existentes en el mundo, acaben con la vida en el planeta, y todo ello fruto de nuestra pasividad y la ambición desmesurada de un pequeño grupo se psicópatas enfermos de poder.

 Nos quieren hacer creer que no tenemos ninguna posibilidad de elección y que debemos de estarnos quietos, como hasta ahora, mientras ellos arreglan el mundo a su manera, pero lo cierto es que nuestro poder como personas individuales les asusta. Quizás por ello se ha incrementado tanto el gasto de material antidisturbios y se han creado leyes nuevas para prevenir el riesgo de una sublevación en masa. Pero a pesar de todo esto y al contrario de lo que creemos, son muchas las cosas que podemos hacer para arrebatarles el poder del que han hecho tan mal uso. Sin utilizar la violencia, que es lo que ha ellos les gustaría más, podemos practicar la insumisión y la resistencia activa. Esta no es un arma que mate a nadie y solo dañaría los intereses de los que tanto mal nos están haciendo.

 Hoy todos los gobiernos del mundo son títeres peleles del poder que pretende nuestra dominación, piezas a derribar para acabar con sus amos. Estos ahora mismo están subiendo la presión a los ciudadanos, empobreciéndonos con más impuestos para pagar las inmensas cantidades de dinero que se necesitan para llevar a cabo el plan maestro de sus amos. Es por tanto una opción por nuestra parte la insumisión fiscal, la desobediencia civil y la protesta pacífica. No pagar los impuestos, los peajes o las multas es algo que deberíamos hacer con la conciencia tranquila. Pues ese dinero ya no va ha mejorar la calidad de nuestras vidas o a pagar el estado del bienestar como ellos dicen, sino al llenado de los bolsillos de los especuladores financieros y para alimentar los planes de esta élite corrupta y miserable.

 Siempre hemos pensado que sin ellos no podemos subsistir como personas libres, y la verdad es que es todo lo contrario; solo podemos ser personas libres sin ellos. Tan solo sustituyendo el individualismo y la competencia por el altruismo y la colaboración. Podemos hacer muchas más cosas de las que pensamos, la única forma de sentir una felicidad que nos ha sido arrebatada y sustituida por las migajas y el humo que nos vende este sistema.

Tenemos los medios, el conocimiento y la tecnología necesaria para poder ser autosuficientes. Ante un recibo de luz o de agua abusivo, no pagar es una opción libre que podemos tomar entre todos, porque si somos todos el problema será exclusivo de ellos. El mundo no se parará. Tampoco por dejar de utilizar el dinero, que es la herramienta con la que nos controlan y nos deshumanizan; lo que si caerá es el sistema, y de eso, no solo tenemos la obligación de desprendernos, sino que es necesario para nuestra presencia sostenible en este planeta.

 Podemos buscar ejemplos que funcionan, como un grupo de jóvenes universitarios en Gecia, que han tomado una tierra y viven solo de sus recursos. Ellos han creado una comunidad autosuficiente. Es una iniciativa que o es única y que se está extendiendo hasta en el país que es la cuna del capitalismo extremos, EE.UU. Allí también hay comunidades de este estilo que están floreciendo. Estas comunidades disfrutan de todas las comodidades que la tecnología les puede proporcionar, incluso disfrutan de banda ancha de Internet, y por supuesto electricidad producida por medios limpios y sostenibles. Todo esto al margen de un sistema opresor y esclavista cada día más voraz.


 Es nuestra decisión dejar de ser unos energúmenos con nuestros vecinos, andar como zombies por la calle sin pensar que la gente con la que nos cruzamos pude ayudarnos un día a conseguir alimentos, hacernos la ropa o que nosotros podemos ayudarles a ellos ha hacer algo que necesiten. En eso consiste la colaboración, al margen del individualismo extremos al que nos han conducido de forma deliberada para tenernos controlados, sin posibilidad de desarrollarnos como personas libres. Una vez derrotado el sistema no importará demasiado como nos organicemos entre todos para que no nos falte todo aquello que necesitemos para alimentarnos y realizarnos como personas. Si existe colaboración y trabajo por el bien común, será como una rueda, rodará por si sola con un pequeño empujón. Pero para que esto ocurra debemos dejar atrás esta forma extrema de individualismo que nos han inculcado y empezar a trabajar de verdad para nosotros, para el bien de todos y para el bien de este planeta maravilloso donde vivimos.

Debemos de trasformar nuestras ciudades, derivarlas para reconvertirlas en espacios autosostenibles, nuestros pueblos en comunidades en las que se fomente el desarrollo de la tecnología que favorezca nuestro bienestar y no los intereses de los mercados. Si permanecemos impasibles e inmóviles estaremos admitiendo nuestra decadencia como especie y puede que nuestra extinción. Es nuestra elección como personas libres asumir nuestra responsabilidad o permanecer impasibles.

lunes, 13 de agosto de 2012

Atentado en Londres


La prudencia es un don que todo luchador contra el sistema debe tener, porque el enemigo al que se enfrenta es poderoso y conoce muy bien el arte del engaño y de la guerra.

Seguramente por adolecer de este don fue por lo que muchos blogueros, amigos de la conspiración, se lanzaron a vaticinar un gran atentado de falsa bandera en Londres, algo similar o quizás más sangriento, si cabe, que el de las torres gemelas. En muchos de estos blogs se llegó ha hablar incluso de la posibilidad de detonar un artefacto nuclear en el estadio durante un día clave; no fueron pocos los que lo dijeron.
Lo cierto es que de haberse producido el magnicidio, y dado que muchos ya sabían a quien acusar, sería muy difícil, por parte de los artífices atribuir a otros su autoría, más teniendo en cuenta la polémica todavía latente de otros atentados que todos conocemos, y cuya autoría todavía hoy no está clara.

Sí supuestamente existe un grupo de personas con infinito poder, cuya influencia se extiende como una telaraña por todos los ámbitos de la saciedad, es de preveer que no son tontos del culo. Seguramente serán unos psicópatas sin sentimientos, capaces de todo por preservar su inmerecido estatus, pero esto no entraña que sean estúpidos e incautos. Una acción semejante, dado el nivel de alerta que ya hay, los hubiese puesto en evidencia. No por ello descarto que estuviese dentro de sus planes una acción semejante, pues doy por supuesto, como he dicho, que de existir esta organización, estaría compuesta por psicópatas.

Si miramos el panorama internacional, y siempre suponiendo que exista dicha organización, realmente tampoco les hacía falta otro atentado. Libia ya ha sido conquistada y la opinión pública está a punto de ceder ante la más que evidente campaña mediática que se está llevando a cabo para invadir Siria ¿Para que arriesgarse?

Resulta sorprendente, no obstante y después de todo lo dicho, que la reina de Inglaterra, ese vejestorio podrido de dinero y miembro asiduo de Bilderberg, decidiese en el último momento no acudir a la ceremonia de clausura de los juegos. Se me antojan tres razones: o bien había recibido una recomendación de sus asesores que se habían enterado de un posible atentado anunciado en Internet, o bien estaba muy cansada, o bien, y esta es muy atravesada, no fue para dejar más en ridículo a los conspiranoicos. Si esta última posibilidad fuese cierta, seguro que las carcajadas de la vieja todavía estarán resonando más que las campanadas del Big ben por todo el palacio de Backingham.

Espero que de esta lección salgan bien escarmentados aquellos que confían ciegamente en la información, sin atender a la más elemental lógica. No estamos ante gente que no sabe lo que hace. Es de suponer que el poder y el dinero, les permiten tener todo tipo de medios y asesores capaces que predecir las reacciones de la población. Posiblemente tengan supercomputadoras que trabajan día y noche simulando situaciones, metiendo variables para predecir cual será la reacción. Si es así, esta vez las cuentas no habrán salido. Puede que otra vez, y en otras circunstancias sea posible.

Nos apoyamos siempre en pruebas circunstanciales, evidencias nebulosas y oscuras suposiciones. Nada esta claro, porque de eso trata este macabro juego. Internet no es fiable. La información que podamos leer es tan solo una gota de agua en un mar plagado de mentiras y verdades a medias. La única verdad segura y cierta, es la que sentimos como tal, cuando todo el ruido cesa y solo se escucha el latir del corazón y la respiración. Centrémonos en esa verdad y obremos según sus dictados, pues de ahí nada malo puede salir. Preguntaros si realmente se puede hacer algo por salvar al mundo convenciendo a otros de que lo hagan. ¿Porqué en vez de eso, que es tarea imposible, no hacemos las pequeñas acciones que ayudan a los que tenemos cerca y a nosotros mismos? Quizás de esa manera el mundo cambie.    

martes, 7 de agosto de 2012

Enseñar es tú responsabilidad


Cuando todos son noticias desagradables y el mundo a tu alrededor convulsiona, es normal que pierdas la esperanza. Cuando abres los ojos y todo a tu alrededor es sombrío, cuando eres consciente de ello y ves que a muy pocos importa tu visión, desesperas. Es un sufrimiento muy particular, una fase del despertar desagradable donde la impotencia invade tu mente dejándola atrapada en el desanimo. Todo esto sucede hasta que te das cuenta que la solución a todos esos problemas no está en luchar contra el mundo, sino en la aceptación de ti mismo con ser consciente y actuar según tus sentimientos; algo que requiere un cambio profundo en tú mente.

Pero para esto hay que aceptar que tienes miedo al cambio y que eso te frena, aceptar que estás apegado a esta vida de relativo lujo, pese a saber de sus consecuencias. Se que te cuesta reconocer que eres un adicto a la tecnología, a las motos a los coches deportivos, a la televisión y al buen comer. Cuesta mucho reconocerse a si mismo, mucho menos que ver los fallos de esta sociedad y proclamarlos a los cuatro vientos.

La sociedad no es un ente abstracto, es la suma de nuestras acciones cotidianas. Somos quienes la construimos con nuestros actos. Los actos de nuestra vida, deliberadamente ejecutados por apego, codicia o miedo, son en definitiva estos los materiales de construcción de la sociedad, no la que debiera ser, sino la que no nos gusta, la sociedad del horror, la injusticia y las desigualdades.
Esclavos de los lujos que esta sociedad nos ofrece, nos hemos olvidado de las cosas importantes, de nuestra responsabilidad como seres humanos. Hemos caído en una extraña enfermedad fruto de nuestros vicios. Que dulce es el caramelo cuando se saborea y cuanto duelen las caries que provocan. Así es como hemos llegado a donde estamos, embriagándonos con la falsa esperanza de alcanzar el estatus de los que ostentan el poder, de sus lujos y limusinas.

Pero la vida es algo más de lo que poseemos, nuestra imagen externa o de los logros alcanzados en ella. La vida sobre todo es sentimiento. Yo se como tú  que manipulando estos sentimientos puedo manipular tus acciones. Es muy fácil despertar el miedo en ti. Vasta con amenazarte con quitarte tú estatus o convencerte de que las cosas deben de ser así para no perderlo. Bajo ese paraguas actúan los gobiernos : nos dicen que para que no desaparezca el mal llamado estado del bienestar, debemos sacrificarnos, dar más dinero al estado para que este pague una deuda que ha aparecido de la nada; te manipula manipulando tus sentimientos. Pero cuando esta vieja táctica no funciona y te revelas ante la opresión, el estado ejerce la fuerza, ya sea en forma de leyes y sanciones,  o directamente con la porra y los gases lacrimógenos.

El estado no te representa ni te defiende, simplemente te somete con sus leyes para que le seas útil. Y no contento con ello somete a tus hijos desde muy pequeños. No los forma como personas, les educa y los prepara para ser nuevos engranajes de su maquinaria, dóciles y complacientes.
Es tú responsabilidad enseñarles ha ser libres y lo que significan esa palabra. No des al estado la satisfacción de que le arrebate su futuro. Es necesario que tus hijos sean conscientes que cuando los políticos y los profesores se llenan la boca con palabras como libertad, democracia o normas, en realidad están diciendo sométete y se útil a nuestro sistema, porque es el único que hay. Enséñales que significa ética,  valores, respeto,  buenas formas. Enséñales que hay es donde reside la libertad, una libertad que no precisa de leyes, normas, gobiernos o policía. Toma tú responsabilidad, porque sino otros lo harán por ti.




jueves, 2 de agosto de 2012

Microsoft entra en recesión


Y es que al final esta maldita crisis acaba afectando hasta los grandes. La empresa Microsoft, hasta hace poco líder en el mercado del software y en constante expansión, por primera vez en en su historia entra en recesión. Esta obligará a la empresa ha despedir a 5000 trabajadores, un 11% de sus empleados, y ha cerrar numerosas sedes. Aunque las causas de este dramático ajuste sean achacadas a la crisis, no todo es lo que parece. La compañía conocida por sus prácticas monopolistas y abuso de poder, así como los contratos draconianos, ha sucumbido por la competencia de Apel y sus nefastas inversiones en el campo de la telefonía móvil. Por otra parte, si bien es cierto que la venta de Pcs ha bajado, no es tanto esta causa como un echo que un competidor inconfesable e inesperado ha aparecido en escena.
Hasta hace bien poco Linux era conocido por ser un sistema operativo de locos de la informática y gente rara, pero eso ya forma parte del pasado. Hoy cualquier distribución de Linux es capaz de hacer funcionar un PC o portátil de la misma forma que lo haría Windows, con un entorno amigable y elegante. Ya no se precisa una consola para acceder a todas sus posibilidades. Su instalación, rápida y sencilla, le hace una clara competencia al producto estrella de Microsoft.

Sin duda alguna, Linux hubiese llegado mucho antes a este punto de no ser por la presión y prácticas desleales que Microsoft ha ejercido utilizando las patentes de software y los contratos de exclusividad con los fabricantes de periféricos. Esto ha impedido que muchas empresas, atrapadas por estos contratos, no hayan podido ceder la información técnica a los desarrolladores de Linux para poder hacer controladores que aprovechen todas las características del hardwere que estas empresas producen. Para que quede más claro con un ejemplo, imaginemos que compramos una buena tarjeta gráfica y que la instaláis en vuestro Windows. Esta tarjeta irá acompañada de un cd con drivers( controladores) específicos para esta tarjeta, que harán que la tarjeta os de todas sus posibilidades. Mientras que si la instalamos en un ordenador con Linux, la misma tarjeta quedará limitada, porque el fabricante se ha guardado para si y para Microsoft la información necesaria. No obstante, nos quedarán algunas de las funciones básicas, con las que si podremos ver buenos gráficos. Pese ha esta práctica, los desarrolladores de Linux, solo con afán de superación, han llegado a desentrañar, utilizando ingeniería inversa, gran parte de estos secretos, haciendo controladores que funcionan. Si contamos con que Linux es un sistema de libre distribución y gratuito, esto demuestra que hay vida detrás del desmesurado afán de lucro de las grandes multinacionales.

Y hablando de lucro, se estima que la fortuna amasada por el dueño de Microsoft, Bill Gates, ronda en este momento por los 60.000 millones de dólares, eso pese ha haber donado recientemente una sustanciosa cantidad de millones a su fundación y a otras causas humanitarias. De todas formas, esta inmensa cantidad de dinero es ya de por sí una aberración, que solo dentro de un podrido e injusto sistema de comercio puede atesorarse. Teniendo en cuenta que con solo un 1% de su fortuna un hombre podría vivir toda su vida llena de lujos y sin dar un palo al agua, por muy cuantiosas que sean sus donaciones, estas no le resarcen de su desmesurada codicia. Y buena prueba de de esta codicia , es que en vez de utilizar su inmenso patrimonio para conservar los empleos de sus empleados, lo que que hace es despedirlos y librarse de ellos como si fueran una carga indeseable, olvidado que son seres humanos y no simples trabajadores.

Sinceramente, siento mucha lástima por estos trabajadores, pero no siento ninguna compasión por este magnate. Éste, como otros muchos que han utilizado el copyright de forma abusiva para lucrase, son los responsables del atraso de la aplicación de la tecnología en nuestras vidas. Estos tipos son los culpables de retener los avances y guardar secretos que favorecerían el desarrollo humano. Es pues mi deseo que desaparezcan como algo caduco y propio de una sociedad atrapada en el pasado. Para mí, Linux y otras iniciativas encaminadas al bien común son el futuro que se llevará por delante a toda esta gentuza de ambición sin límites. Porque al final, todo mal karma que están acumulando acabarán pagándolo con la miseria.   

fuentes: