Translate

jueves, 2 de agosto de 2012

Microsoft entra en recesión


Y es que al final esta maldita crisis acaba afectando hasta los grandes. La empresa Microsoft, hasta hace poco líder en el mercado del software y en constante expansión, por primera vez en en su historia entra en recesión. Esta obligará a la empresa ha despedir a 5000 trabajadores, un 11% de sus empleados, y ha cerrar numerosas sedes. Aunque las causas de este dramático ajuste sean achacadas a la crisis, no todo es lo que parece. La compañía conocida por sus prácticas monopolistas y abuso de poder, así como los contratos draconianos, ha sucumbido por la competencia de Apel y sus nefastas inversiones en el campo de la telefonía móvil. Por otra parte, si bien es cierto que la venta de Pcs ha bajado, no es tanto esta causa como un echo que un competidor inconfesable e inesperado ha aparecido en escena.
Hasta hace bien poco Linux era conocido por ser un sistema operativo de locos de la informática y gente rara, pero eso ya forma parte del pasado. Hoy cualquier distribución de Linux es capaz de hacer funcionar un PC o portátil de la misma forma que lo haría Windows, con un entorno amigable y elegante. Ya no se precisa una consola para acceder a todas sus posibilidades. Su instalación, rápida y sencilla, le hace una clara competencia al producto estrella de Microsoft.

Sin duda alguna, Linux hubiese llegado mucho antes a este punto de no ser por la presión y prácticas desleales que Microsoft ha ejercido utilizando las patentes de software y los contratos de exclusividad con los fabricantes de periféricos. Esto ha impedido que muchas empresas, atrapadas por estos contratos, no hayan podido ceder la información técnica a los desarrolladores de Linux para poder hacer controladores que aprovechen todas las características del hardwere que estas empresas producen. Para que quede más claro con un ejemplo, imaginemos que compramos una buena tarjeta gráfica y que la instaláis en vuestro Windows. Esta tarjeta irá acompañada de un cd con drivers( controladores) específicos para esta tarjeta, que harán que la tarjeta os de todas sus posibilidades. Mientras que si la instalamos en un ordenador con Linux, la misma tarjeta quedará limitada, porque el fabricante se ha guardado para si y para Microsoft la información necesaria. No obstante, nos quedarán algunas de las funciones básicas, con las que si podremos ver buenos gráficos. Pese ha esta práctica, los desarrolladores de Linux, solo con afán de superación, han llegado a desentrañar, utilizando ingeniería inversa, gran parte de estos secretos, haciendo controladores que funcionan. Si contamos con que Linux es un sistema de libre distribución y gratuito, esto demuestra que hay vida detrás del desmesurado afán de lucro de las grandes multinacionales.

Y hablando de lucro, se estima que la fortuna amasada por el dueño de Microsoft, Bill Gates, ronda en este momento por los 60.000 millones de dólares, eso pese ha haber donado recientemente una sustanciosa cantidad de millones a su fundación y a otras causas humanitarias. De todas formas, esta inmensa cantidad de dinero es ya de por sí una aberración, que solo dentro de un podrido e injusto sistema de comercio puede atesorarse. Teniendo en cuenta que con solo un 1% de su fortuna un hombre podría vivir toda su vida llena de lujos y sin dar un palo al agua, por muy cuantiosas que sean sus donaciones, estas no le resarcen de su desmesurada codicia. Y buena prueba de de esta codicia , es que en vez de utilizar su inmenso patrimonio para conservar los empleos de sus empleados, lo que que hace es despedirlos y librarse de ellos como si fueran una carga indeseable, olvidado que son seres humanos y no simples trabajadores.

Sinceramente, siento mucha lástima por estos trabajadores, pero no siento ninguna compasión por este magnate. Éste, como otros muchos que han utilizado el copyright de forma abusiva para lucrase, son los responsables del atraso de la aplicación de la tecnología en nuestras vidas. Estos tipos son los culpables de retener los avances y guardar secretos que favorecerían el desarrollo humano. Es pues mi deseo que desaparezcan como algo caduco y propio de una sociedad atrapada en el pasado. Para mí, Linux y otras iniciativas encaminadas al bien común son el futuro que se llevará por delante a toda esta gentuza de ambición sin límites. Porque al final, todo mal karma que están acumulando acabarán pagándolo con la miseria.   

fuentes: