Translate

lunes, 24 de septiembre de 2012

Llamando a la Tierra


¿A quien le importa tú opinión? Solo eres uno de tantos que no cuenta. Tú opinión nadie la escucha, no escuchan tus quejas y lamentos. Por muy alto que grites caes en el olvido, como otros muchos cayeron antes que tú. Como mucho, te  toman por un loco. No les hagas caso, somos muchos más los que como tú nos lamentamos al ver la verdad velada tras el sucio cristal gubernamental manchado de mentiras por sus  medios de desinformación oficiales.
Nosotros, los despiertos, si te escuchamos. Sé que tú como nosotros, cuando ves un telediario no te crees nada, tampoco crees los discursos de los políticos y sus patrañas embaucadoras; cantos de sirena para adormecer a un pueblo ya dormido. Tranquilo, no te preocupes, en el fondo sabes como yo que otro mundo es posible. Un mundo donde los despiertos puedan vivirán en paz, sin normas, solo haciendo caso a sus conciencias, la lógica y el orden natural de las cosas; así debe ser y será, no lo dudes.

Esta sociedad es un lugar hostil para ti y los que somos como tú. Ellos saben que estamos aquí, y nos vigilan. No te preocupes, de momento nos consideran una amenaza. Su orgullo y vanidad es su perdición, pero hay que estar alerta, ya se están preparando para cuando seamos más. Debemos despertar a más y más gente lo antes posible, antes de que se den cuenta de su inminente e inevitable caída. Es nuestra obligación como seres humanos ayudarnos y protegernos unos a los otros contra los opresores.

Sin levantar muchas sospechas ni hacer demasiado ruido, es necesario ayudar a otros a que se den cuenta se su esclavitud, enseñarles  a ser libres. No queremos que  se den cuenta de nuestros planes, no es bueno para nosotros. Ellos no ocultan los suyos porque  tienen armas, centros de reeducación colectiva, son muy capaces de utilizar toda su artillería contra nosotros sin el más mínimo remordimiento, y eso les hace creer que son invencibles; lo  aprovecharemos. Pronto sabrán que nada permanece para siempre. Pero recuerda, son psicópatas que viven en un mundo alejado de lo humano, no tienen sentimientos y mucho menos empatía.

Escribid, contad la verdad a todos, que se sepa por los cuatro puntos cardinales de la tierra quienes son  y que es lo que quieren de nosotros. Quieren quitarnos algo que no tendrán, nuestra alma, la fuerza que nos hace resistentes a sus delirios de grandeza y a su afán de esclavizarnos.