Translate

miércoles, 18 de septiembre de 2013

La cúpula

 Son pocas las veces que me pongo a ver la televisor, pero si el aburrimiento me puede, me gusta ver alguna película o reportaje. Ayer, me pare en Antena 3, por que si hay algo que me gusta es la ciencia ficción; y aquella serie lo parecía. Después de un rato me di cuenta que el argumento de la serie era sencillo: Una cúpula impenetrable se cierne sobre un territorio de Estados Unidos, quedando atrapada en ella toda una ciudad, con sus ciudadanos y un un buen pedazo de tierra con sus granjas y recursos. 

Lejos de afrontar la situación con sentido común, sus habitantes, atrapados en  esta cúpula, comienzan a pelearse entre ellos, a matarse y a luchar por la comida, el agua, la energía disponible y el poder. Saquean tiendas, roban y, si es necesario, matan. Algunos, los más listos, con menos escrúpulos y avariciosos, se convierten en los líderes. Se convierten en guías solo por su poder, obteniendo la  confianza de la gente. Perdidos y con miedo, los ciudadanos no son capaces de ver que solo persiguen su propia supervivencia y no su bien. 

No se como acabará esta serie, porque está muy mal hecha y no pienso seguirla; es una de esas producciones baratas y de corto recorrido. Lo que si puedo decir, que si como empieza acaba, no quedará muchos supervivientes dentro de ella.  La cúpula, que es así como se llama la serie, es una muestra de lo que ocurre actualmente a nivel global.

Si esta situación se hubiese dado en un lugar donde el sentido común existiese, lo primero que pasaría, después de evaluar la situación, sería lo siguiente: Se formaría un comité ciudadano que evaluaría los recursos existentes dentro de la cúpula; víveres, agua etc. Los Conocimientos y habilidades de los ciudadanos serían considerados también como recursos disponibles, Médicos, químicos etc... En segundo lugar determinarían cuales son las necesidades básicas de estos ciudadanos: Cuanta comida necesitan, agua, energía etc. Dado que en este mini-ecosistema hay lugares de cultivo y, por tanto, capacidad para generar recursos, se evaluarían también, así como trabajo necesario para conseguirlos, las herramientas necesarias y la posibilidad de crearlas. Una vez hecho esto, se asignarían tareas a cada ciudadano en función de sus capacidades. Se determinaría cuanto tiempo pudrían vivir con lo existente y, por si la población aumentase, se procuraría que sobrase. Es decir, se buscaría la forma de hacer un ecosistema sostenible a largo plazo. Al poner estas medidas en marcha, lo más probable es todavía sobrante tiempo para investigación, no solo para asegurar y hacer crecer los recursos, sino, por supuesto, buscar la forma de salir de allí. Esto es lo que se llama una economía de recursos, precisamente lo que necesita la humanidad o cualquier organización de seres inteligentes. Al, nosotros, como cualquier civilización que viva en otros planetas con nuestro nivel de evolución, está encerrada en una cúpula, en nuestro caso, una cúpula que flota en el espacio llamada Tierra.

Desgraciadamente, tanto en la cúpula, como en la tierra, la estupidez es mayoritaria, y los que tienen sentido común para ver la situación, tal y como es, viven sometidos a la mayoría; es lo que llamamos democracia, que como he dicho hasta la saciedad, no debería tener ese nombre, sino aristocracia.