Translate

domingo, 14 de septiembre de 2014

ISIS puede ser un egendro creado conjuntamente entre la CIA y el Mossad


Los conflictos armados en oriente medio protagonizados por radicales islámicos tienen rédito tanto para Estados Unidos como para estado de Israel. La Economía de Estados Unidos, no es que esté en la UCI, está muerta y enterrada. Lo único que sostiene la mentira de su hegemonía en el mundo y de su dólar es un enemigo ficticio alimentado con fondos reservados. Por otra parte, la política de expansionista de Isrrael hace que esté rodeado de enemigos, por ello necesita soliviantar a su aliado más fiero. Este argumento hace creíbles las afirmaciones de Snowned donde afirma que el grupo terrorista islámico ISIS está creado por Mossad y financiado por la CIA. La creación de este grupo armado tiene como objetivo justificar la invasión de varios países de oriente medio, entre ellos Siria y posteriormente Irán. Se trata mantener así la existencia de un enemigo donde dar salida a la industria armamentística estadounidense y apropiarse de los recursos naturales de los países en conflicto; como lo hizo ya en Iraq. Esta hoja de ruta está escrita hace mucho tiempo y se ha intentado poner en práctica en diferentes ocasiones y con diferentes métodos, algunos con éxito y otros con un estrepitoso fracaso. De la misma forma que las armas de destrucción masiva en Iraq y el atentado de falsa bandera de la torres gemelas, en Siria se hizo lo propio con las supuestas armas químicas, que al final resultaron ser solo productos químicos sin procesar vendidos por los Británicos, aliados del gobierno de EEUU. Se ha demostrado con pruebas que los que usaron armas químicas fueron en realidad los supuestos rebeldes sirios, y que estos eran mercenarios entrenados y armados por la CIA. Echo que fue confirmado por la afirmación de Hillary Clinton, al afirmar “Financiamos mal a rebeldes sirios y surgió Estado Islámico”. Pero Rusia, que parecía ausente en todo este conflicto, días antes de que Estados Unidos pusiese en marcha la invasión de Siria , truncó los planes de la hoja de ruta proponiendo una solución pactada que Obama no pudo rechazar.
Sin embargo, el gobierno de Estados unidos no ha abandonado sus planes y sigue insistiendo a pesar de poner en riesgo a toda la humanidad con una confrontación nuclear con Rusia; harta de se soportar las continuas provocaciones, sanciones y maniobras expansionistas de la OTAN en Ucrania.
La situación está muy mal, puesto que Estados Unidos está al borde del colapso y está precipitando los acontecimientos para evitarlo. Necesita una guerra que salve su maltrecha economía, y lo necesita urgentemente antes de que colapse el dólar, lo que está propinando que actue precipitadamente y cometiendo errores estratégicos muy peligrosos.

Ante todo esto, los medios de comunicación pagados siguen desinformando y lanzando mentiras para condicionar la opinión pública mundial. No se ha visto en televisión las protestas del pueblo americano pidiendo una nueva investigación de los atentados 11S, apoyada por arquitectos e ingenieros que afirman y contradicen la versión oficial, plagada de incongruencias y afirmaciones falsas, excluyendo el testimonio de varios testigos que aportaban pruebas que cuestionaban la versión oficial en muchos aspectos fundamentales, no solo de las dos torres sino del atentado del pentágono. Toda esta información está perfectamente argumentada en varios reportajes aparecidos en internet y censurados por las grandes cadenas de comunicación.

 Más indicios nos da esta noticia publicada por RT


El EI (Ejercito Islámico) es “una creación, un monstruo, un Frankenstein creado por nosotros”. 

Un exoficial de la Marina de EE.UU. , Kenneth O’Keefe, revela en una entrevista estos y otros hechos chocantes sobre el rol de EE.UU. en el surgimiento del grupo terrorista.

El ex oficial no pone en ninguna duda el hecho de que los extremistas del EI, que opera en Irak y Siria, han sido financiados por EE.UU. a través de sus representantes como Catar, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita. “Realmente, todos son solo una forma rebautizada de Al Qaeda, que por supuesto no es nada más que una creación de la CIA”, dice O’Keefe.
O’Keefe relata en una entrevista a Press TV que los yihadistas no solo han recibido de EE.UU. “el mejor equipo norteamericano” como el blindaje personal, blindados de transporte de tropas y entrenamiento, sino que también han sido “permitidos a inundar a través de las fronteras” en muchos lugares del Oriente Medio. “Todo esto se ha hecho bajo el auspicio de acabar con el último ‘Hitler’ a ojos de Occidente, Bashar al Assad“, afirma.
El experto también está de acuerdo con la opinión de algunos analistas de que EE.UU. utiliza toda esta situación con el EI como “una puerta trasera”, persiguiendo su objetivo básico de eliminar el Gobierno de Al Assad. El mismo patrón se ve en Irak y Afganistán, añade el exoficial.
Y el pueblo estadounidense, según O’Keefe, no puede ver la situación verdadera por los efectos de la propaganda. “Sería absurdo pensar que el pueblo estadounidense está tan sintonizado en el entendimiento de lo que realmente está pasando como para no ser engatusado en otra guerra que no hará nada más que destruir a cualquiera que participe en ella”, concluye.

Fuente: Periodismo alternativo

Para más información: