Translate

sábado, 25 de octubre de 2014

Pablo Iglesias domesticado


Pablo Iglesias, el tigre antisistema, la fiera indomable del circo mediático ha sido domesticada. Esto es lo que rebelan sus propias declaraciones al afirmar que su partido político “PODEMOS” ya no considera el impago de la deuda usurera y artificial como un objetivo político. Demostrado a quedado con este cambio de rumbo la naturaleza de “disidencia controlada” del movimiento 15M y lo surgido del mismo.

Algunos teníamos esperanza en que con el 15M llegase un verdadero cambio, pero viendo en lo que se ha convertido y su deriva hacia la oficialidad, solo demuestra  que no son más que una versión edulcorada y progre del movimiento hippie, que al igual que ahora, funcionó muy bien como válvula de escape  en los sesenta para canalizar el malestar de la sociedad provocado por el SISTEMA, al que Pablo Iglesias y su partido no es ajeno, sino parte integrante del mismo; una mera herramienta para alcanzar un objetivo, diría yo. La decisión de convertirse en partido político, ya de por si, rebela una declaración explicita de PODEMOS de no  ser antisistema, sino de querer ser parte de él, con sus privilegios, normas y prebendas.

En mi opinión, cuando se lucha contra un sistema opresor no se puede hacer utilizando las normas que éste impone, ya que de hacerlo  están reconociendo tácitamente su poder. Esto solo puede tener como final el fracaso si derribar el sistema es el verdadero objetivo, Ahora bien, si lo que se pretende que es que este movimiento se diluya en el propio sistema sin apenas cambiarlo  sería un éxito; algo que parece más que evidente.  

Hay un artículo en en la página de conspiración abierta, que expone con detalle a que me refiero. Hace una investigación del movimiento 15M desde sus orígenes y que pone de manifiesto su creación como parte de un plan muy sofisticado para canalizar el malestar del conjunto de la sociedad, enfocando este malestar hacia objetivos equivocados. La pretensión del 15M como la creciente ola independentista, son maniobras para despistarnos de lo que es en realidad la principal causa de todos nuestros males, el sistema mismo y los beneficiarios de su acción sobre la población mundial.

Al margen de fronteras, siglas y banderas, un poder en las sombras trabaja en estrategias para su supervivencia como garante del poder absoluto. Utiliza eficazmente todas las herramientas tecnológicas y de ingeniería social a su alcance para continuar con su reinado. Busca cabezas de turco donde derivar las responsabilidades de sus actos; incluso sacrifica a algunos de sus peones. Con sus técnicas de manipulación consiguen que centremos nuestra atención en objetivos ficticios que en nada ayudarán al derrocamiento de su poder, sino todo lo contrario, lo afianzan cada vez más para obtener el objetivo final. No son actos casuales, sino el fruto de reuniones y planteamiento de estrategas por expertos de la más alta cualificación, escogidos, entrenados y disciplinados esta tarea.

No podemos entrar en su juego siguiendo sus normas, porque está amañado y hecho para que tu pierdas. Si Pablo Iglesias y Podemos ha entrado en el, es porque sabe bien como seguir las ordenes y no porque pretendan cambiar nada. Confiaría en sus intenciones si desde fuera del sistema hiciesen un proceso constituyente, donde todos tuviésemos cabida, pero no. Actúan igual que cualquier partido político más; un claro indicio de sus orígenes perversos.

Desde luego, todo lo que estoy diciendo, lo hago desde una perspectiva personal. Cada uno es libre de pensar como quiera, faltaría más. Por mi parte lo tengo muy claro. Como dicen los verdaderos anarquistas y amantes de la libertad. El principal campo de batalla de esta guerra está en la mente. Primero deberemos librar esa batalla para encontrar la verdad. Esa batalla esta perdida si antes no reconocemos a nuestro verdadero enemigo y no superamos los tres escollos principales que nos impiden alcanzar la victoria: los prejuicios, el apego y la ignorancia.