Translate

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Anális de la fibra óptica en España


La fibra óptica ya se está extendiendo a los hogares y por fin el acceso a internet pasará a otro nivel. Lamentablemente y como es costumbre, ha hecho falta agotar todo el rendimiento que le han podido sacar a las antiguas líneas de cobre y a nuestros bolsillos para que esta tecnología, que hace ya muchos años que estaba disponible, comenzase a implantarse.

¿Pero que tipo de fibra están poniendo? Por supuesto una anticuada, fibra multimodo, con mucho menor ancho de banda que una fibra nonomodo. Se trata de de una versión de lo que se da en llamar obsolescencia programada, muy común en la tecnología de los móviles; en la que en vez de ir a lo más avanzado se implantan versiones obsoletas de la tecnología para, posteriormente, tener que cambiarla sin que pase demasiado tiempo, claro.

La fibra óptica, por ser de vidrio y estar muy bien protegida, no se deterioran mucho con el tiempo, puede durar muchos más años que los cables de cobre. Esto con el tiempo es un problema para la compañía que lo instala, pues una vez amortizada tiene que bajar los precios y por tanto el beneficio. Pero si la tecnología queda obsoleta, presenta una versión nueva y empieza de nuevo. A eso también se le llama obsolescencia programada.

La fibra óptica multimodo tiene un ancho de banda de unos 500MHz, por lo que se tiene que poner bastantes fibras dentro de un cable para que sirva para muchos usuarios. La fibra óptica monomodo, por el contrario, tiene un ancho de banda superior a los 100GHz, es decir, que se necesitan 200 fibras multimodo para trasportar la misma cantidad de información que una sola fibra nonomodo. Esto considerando que se utilicen longitudes de onda infrarroja y fibras de un grosor de núcleo de 9µm, porque si nos vamos a longitudes de onda más, con fibras de menor diámetro, como sería fibra de 3,6µm utilizando luz verde, ya nos vamos a otros niveles. Por poner un dato, la máxima capacidad de datos alcanzada en una línea de transmisión con una sola fibra óptica monomodo y multinúcleo fue de 1,05Pb/s, es decir más de 1.000.000.000.000.000 de bits por segundo. Comparen esta cantidad con la que nos ofrecen con una conexión ADSL 200.000 bits por segundo, o la de una fibra óptica con la tecnología de fibra óptica que están instalando, 2.000,000 de bits segundo, como mucho. Pero la cosa no queda ahí. La fibra óptica es bidireccional, y nada impide que pase tanta información de salida como de entrada, sin embargo, cuando nos venden la fibra nos dicen que la velocidad es de 100Mb/s , pero esta es la velocidad de recepción. Si queremos emitir información, solo tenemos una décima parte del ancho de banda, lo que nos limita a ser usuarios y no servidores de información; algo que limita mucho nuestras posibilidades, sobre todo en lo que se refiere al teletrabajo en red. Si dispusiésemos del mismo ancho de banda para transmitir y recibir, podríamos disponer de una IP fija y suministrar servicios web desde nuestra propia casa, así como trabajar en red con los ordenadores de nuestra empresa sin tener que estar en ella. Desgraciadamente, tanto la IP fija como un ancho de banda superior en transmisión hacia la red son extras, que sin tener apenas costos en hardware, se cobran a parte.

Ya hace años que en otros países la conexión a Internet es gratuita y se regala con la contratación del la fibra, en otros lugares llamado el cable. No olvidemos que la fibra óptica permite trasmitir todo tipo de datos, en lo que se llama multiplexación; canales de televisión, radio o telefonía, así como otros servicios. La versatilidad de la fibra óptica en lo que se refiere a transmitir información es muy amplia y versátil, y se amortiza en muy pocos años, pero ya veremos hasta cuando los precios serán desorbitados comparados con otros países.