Translate

miércoles, 18 de marzo de 2015

Las imperfecciones de la mente como fuente de ingresos


La forma en la que funciona nuestro cerebro es aprovechada perversamente para manipularnos sin ningún escrúpulo. Los procesos de nuestro cerebro, sobre todo los que se refieren a la dopamina, una hormona directamente relacionada con el placer, son bien conocidos por los psicólogos y psiquiatras que trabajan para muchas grandes compañías, entre ellas las que producen juegos online o publicidad. Ellos saben como funciona el mecanismo de la adicción así como generar dopamina para conducirnos a ella. El vídeo que a continuación adjunto deja claro como estas compañías utilizan los conocimientos sobre el funcionamiento de nuestro cerebro para que malgastemos nuestro tiempo en actividades o compras tremendamente improductivas para nosotros, que lo único que nos aporta es un placer exiguo y banal. A cambio de nuestra atención a estas distracciones, estas compañías obtienen grandes sumas de dinero. 



Como se dice en en el vídeo, estos juegos online son tan peligrosos como las drogas, sobre todo para aquellos que tiene problemas con los mecanismos que generan dopamina en su cerebro, es decir, las personas predispuestas a la adicción. Pero dejando a parte su peligrosidad, el motivo por el cual se pone tanto esfuerzo y recursos, a parte de ganar dinero, puede ser otro bien distinto: La cantidad de horas perdidas en estos juegos y la distracción que suponen, forma parte del extenso abanico de distracciones para nuestra mente. Distracciones que van encaminadas a alejarnos de nuestros problemas cotidianos y de otras cosas, quizás más importantes.

Estas distracciones funcionan igual que en la antigua Roma, donde se utilizaba el pan y el circo para mantener contento al populacho, es decir, creando descargas de dopamina en sus cerebros. Antes no se sabía bien como funcionaba estos mecanismos cerebrales, pero si como un pueblo distraido dejaba de tocarles las narices a los políticos y de preocuparse por lo que pudiesen hacer, dejando vía libre a acometer decisiones que iban en contra de la opinión general del pueblo. Hoy la televisión, los deportes de élite o estos juegos online, hechos para atrapar y crear adición, cumplen a la perfección con este propósito. El mi opinión, esta sociedad, después de años de abuso de dopamina, es adicto, hasta el punto de no querer otra cosa que placer y las cosas que se lo producen. Prefieren continuar viviendo en una mentira, que ver la realidad de la matrix en la que viven. Eso respondería al qué y el cómo de la apatía social, de la falta de una reacción contundente contra el poder impuesto, a pesar de su demostrada lealtad con el pueblo, que consiente todo aquello que le imponen sin apenas levantar una voz. 

Fuente del vídeo  http://periodismo-alternativo.com