Translate

jueves, 26 de marzo de 2015

Reflexión sobre el trasporte aéreo 1ª parte.




Advierto  que este está dividido en tres partes y mezcla tres temas diferentes, aunque relacionados entre si, el primero Chentrails.

En primer lugar quiero hablar de los conocidos como Chentrails, las estelas que dejan algunos aviones y cuyo comportamiento, según mucha gente, no obedece a lo que sería una estela de condensación normal. 

Existen teorías que afirman que se trata de una fumigación a gran escala con objetivos tales como control mental, crear enfermedades y otras teorías, en principio descabelladas. Otras, más creíbles creo yo, aluden a la existencia de algún tipo de programa para controlar el clima terrestre o modificar la atmósfera. En este aspecto cabe señalar que existen patentes registradas con este fin, lo que le da un grado de verosimilitud al asunto. De todas formas, es muy aventurado sacar conclusiones sin antes acudir a la ciencia para saber si la generación de estas estelas es posible, si  son el efecto que cabe esperar del vuelo de una aeronave a reacción.

Tanto las estelas de condensación que permanecen en los cielos escasos segundos como las que permanecen varias horas son científicamente explicables y no parece, a priori, algo extraño e inexplicable. La ciencia nos dice que la combustión de los motores y los cambios de presión que producen las alas de una aeronave generan vapor. Éste, al entrar en contacto con el aire frío de la atmósfera se condensa en pequeñas gotas de agua, que a partir de cierta altura, dependiendo de la presión atmosférica y de la humedad, puede formar pequeños cristales de hilo. Hay que tener en cuenta que son precisamente de pequeños cristales de hilo de lo que están formadas las nubes que vemos habitualmente en el cielo y las  vemos como normales aunque permanezcan  también  mucho tiempo en el cielo sin disiparse o cambiando de forma y de color.
Descartado el fenómeno como algo extraño, además, hay que tener en cuenta la infraestructura necesaria para poner en marcha un programa de fumigación o cambio climático es algo muy difícil de asumir, diría yo que casi imposible. El gran número de instituciones, tanto  gubernamental como de control de aviación civil y gobiernos de diferentes países, que deberían ponerse de acuerdo para que estas operaciones, hacen que muy poco probable el hecho de una conspiración a gran escala. Sabemos que los gobiernos no se ponen de acuerdo ni en las cosas más sencillas, así que me extrañaría mucho que estos tuviesen conocimiento o colaborasen en esta oscura empresa. Otra cosa sería, que no fuesen los gobiernos, sino otro tipo de organización al margen de estos. Sabemos a ciencia cierta, que las multinacionales si saben ponerse de acuerdo, sobre todo si hay algo que ganar, y cuando lo hacen no tiene miramientos con la población u terceros países.  Si suponemos, aunque sea difícil, que este enorme y complejo complot estuviese en marcha ¿No sería de esperar que alguien, algún piloto, mecánico o funcionario hubiese dado la voz de alarma?
Ahora bien, si se trata de otros tipos de organización, podrían disponer de aeropuertos privados y otros medios no controlados por ningún gobierno, en cuyo caso, sería posible la existencia de vuelos no controlados. 

Dicho todo esto y a pesar de los indicios, no  puedo afirmar con seguridad que no o no  posible. Otras conspiraciones se han descubierto mucho tiempo después, y aunque parecían imposibles de realizar, existieron y están documentadas.

 ahora quisiera explicar algo que  yo he podido ver con mis propios ojos, cosas que no son normales, bajo ningún punto de vista y que cambiaron mi opinión sobre esto de forma definitiva. He visto  como dos aeronaves que dejaban estelas sospechosas y hacían maniobras y giros anormales no eran controladas por tráfico aéreo. Pude comprobar que dichas aeronaves no tienen transpondedor y no aparecen en los registros de vuelos comerciales gracias a una página web, y la verdad es que quede estupefacto.

Hace poco, como dije,  descubrí una página web que promociona una aplicación muy interesante, http://planefinder.net/. Esta página ofrece información en tiempo real de todos los vuelos del mundo, así como datos relativos a la ruta, velocidad, altura, identificador del vuelo e incluso una imagen del modelo del avión. Con ella se puede saber en tiempo real que tipo de avión tienes a la vista en cielo. Se dio la casualidad que yo estaba entretenido con esta aplicación, observando el cielo e identificando los vuelos, así como me maravillaba lo  que hacen los controladores para dirigir las naves al aeropuerto, poniéndolas en perfecta fila india. El cielo estaba claro, y los aviones que pasaban no dejaban ninguna estela apreciable, porque la altura a la que estaban volando estaba por debajo de los 10.000pies. Todos los que pude identificar estaban realizando la aproximación o acaban de despegar para  ascender  a su nivel de vuelo.  Entonces me vi  que dos aparatos volando a gran altitud, por el tamaño deducí que a más de 30.000pies, unos 9000m. No los hubiese visto  de no empezaban a dejar una estela justo cuando pasaban encima de la localidad donde estaba. Misteriosamente, ninguno de los dos aparatos figuraba en mi aplicación y no lo hicieron en ningún momento mientras fueron visibles ni después de que saliesen de mi campo de visión. Uno de ellos hizo dos giros de 40º antes de desaparecer, algo completamente ilógico si se hablamos de en términos de ahorro de combustible y menos aun teniendo en cuenta la altura a la que estaban, donde esos giros solo suponen consumo extra de combustible;  era completamente innecesario y parecía querer seguir el perfil de la población donde estaba. Sus trayectorias y rumbos, como pude comprobar mas tarde, no coincidían con ninguna ruta aérea conocida. 



Este hecho, como es normal, me ha creado mucha incertidumbre y ya no estoy seguro de lo que me dice la ciencia y la lógica, porque es inexplicable.  hasta el  momento, lo estoy investigando, desconozco si los vuelos militares tiene transpondedor o operan en otras frecuencias que no aparecen en los registros de aviones comerciales. Lo que está claro es que, al menos, los controladores aéreos tendrían que estar notificados de estos vuelos fantasma. Este hecho me ha acercado más a los que opinan que existe un complot. Desconozco que intenciones hay detrás de esto, lo que estoy seguro es que lo que he visto es cierto y que algo que no entiendo. Alguien debería explicar porqué hay aeronaves no identificadas en los cielos sobrevolando nuestras  poblaciones, ya solo por la inseguridad que crea tener aparatos desconocidos encima de poblaciones. 


Y bueno, hasta aquí la primera parte de este post. En el siguiente  me cuestionaré la existencia misma del transporte aéreo de mercancías y personas, si merece la pena gastar tanto petróleo y recursos para acortar los tiempos y el coste real para la tierra de esta industria. 

Nota, la imagen no corresponde al momento de la toma, solo es un ejemplo de como funciona la aplicación http://planefinder.net/. En el momento que detecté el evento al que hago referencia y que es completamente verídico, estaba con el móvil y me fue imposible hacer una captura de pantalla. Es por eso que no pongo la imagen correspondiente al momento.