Translate

lunes, 22 de junio de 2015

Sigue la huelga de los técnicos de Movistar


Hace ya más de un mes que no tengo línea de teléfono ni Internet a causa de la huelga no oficial de los técnicos del monopolio llamado Moviestar; de ahí mi silencio en este blog. Hoy me he tenido que tirar de móvil para publicar este post, pero tenía que hacerlo.


A pesar de que han sido muchos los que hemos sufrido los sabotajes de los técnicos, mal pagados y cabreados de Movistar, nada o muy poco se ha hablado en los medios de comunicación de ello. La razón de este silencio informativo, como dije en otro post, es fácil de intuir: la corporación tiene acciones en muchos de estos medios y en los que no, invierte grandes sumas en publicidad. Así es normal que ninguno se atreva o decir palabra que pudiese molestar; por la cuenta que les trae, claro.

Desesperado he llamado a los supuestos competidores de mi compañía, pero no hay alternativa barata ni de mejor calidad, porque todos son simples arrendatarios de las líneas y no proveeodores de servicios. Por otro lado, mi compañía actual no puede darme ninguna solución más que esperar a que los técnicos de Movistar se dignen a arreglar mi linea, es decir, que empalmen los cables que cortaron. Mi compañía, como todas las demás, no tiene técnicos ni se cuida de las líneas. La responsabilidad de las líneas es de Movistar, que es la propietaria. Pero a la gran compañía mi problema, como el de tantos otros, le importa un comino.

No quiero ser malpensado, pero supongo que esta demora, que calificaría de tercermundista, podría ser para que pierda la paciencia y me pase a la fibra óptica que han instalado recientemente en mi barrio, también propiedad de los mismos. Pero si es lo que esperan, pueden esperar sentados. No voy ha pagar por un servicio que cualquier alemán tendría por la mitad de precio. Ni que venga con canales de televisión, que bien podrían metérselos por el sitio que más le duela y que no quiero para nada.

Resulta paradójico, que estas mismas líneas de cobre, utilizadas ahora para servir de soporte a una red lenta y de muy baja velocidad, un día nos pertenecieron a todos, antes de ser mal vendidas a los amigotes de políticos de turno. Pese a que desde entonces han sido pagadas mil veces, seguimos teniendo una de las ADSL más caras y de peor calidad de Europa. La inversión les ha salido redonda, es de suponer que suficiente para haber invertido en infraestructuras modernas o haber abaratado el precio de las redes antiguas. Pero nada de eso a ocurrido, solo los sirvió para poner lineas de fibra con tecnología obsoleta y llenándose los bolsillos a costa de cobrarnos de más por un servicio pésimo.

En las imágenes se puede ver es lamentable estado de conservación de estas lineas y la falta de protección de las cajas, donde cualquiera puede abrirla y destrozar el cableado ¿y esto es una gran compañía de teléfonos?