Translate

domingo, 26 de octubre de 2014

El TTIP, golpe mortal y definitivo a la democracia.


Quizás hayáis oído rumores, puede que os suenen estas siglas, pero lo que seguro que no conocéis es el alcance y gravedad de lo que se esconde detrás. El TTIP es el acrónimo en ingles del Acuerdo Trasatlántico para el Comercio y la Inversión. Se trata de un acuerdo pactado entre la EU y EEUU para el libre comercio del que apenas se habla en los medios y cuyas repercusiones van mucho más allá de lo comercial. Se puede decir sin tapujos que se trata de un golpe de estado de las multinacionales a lo poco que queda de democracia en la EU. Este tratado puede dejar sin poder efectivo a los parlamentos y permitir la entrada de capital estadounidense en los servicios públicos europeos, y son tan solo algunas de sus consecuencias.


Como muchos acuerdos hechos al margen de la opinión publica, su negociación está siendo completamente opaca. Nada o muy poco se sabe de su estado y de sus clausulas, pero gracias a algunas filtraciones nos hemos enterado que cual es su contenido y las terribles repercusiones que puede tener.

Aquí algunas de las más nos pueden afectar:

  1. Una empresa podrá impugnar un ley surgida del parlamento de un país soberano si esta afecta a su actividad económica. Dicha impugnación será tramitada mediante un comité de arbitraje privado dependiente del banco mundial y de otras gestoras de inversión. Un ejemplo sencillo: si una empresa química se ve afectada por una ley surgida del parlamento que limita el uso de alguno de sus productos, esta puede recurrir a un tribunal que decidirá si la ley, que supuestamente ha salido de un parlamento democrático por motivos ecológicos, es más importante que los intereses económicos de una multinacional. Así se pone en el bolsillo de la zorra la llave del gallinero; ellos lo llaman protección del libre mercado.
  2. Todos sabemos los derechos laborales que rigen en EEUU, que permiten, por ejemplo, el despido libre e inmediato sin retribución alguna. Pues este acuerdo, pretende igualar los derechos en laborales que hay en EEUU, suspendiendo los que rigen actualmente en los países de la Unión Europea.
  3. Se permitirá la entrada de capital privado americano en los servicios públicos privatizados, incluyendo la sanidad,, el trasporte, la energía, la educación y las comunicaciones, todos ellos servicios que nunca debieron ser privatizados. Ya sabemos todos que tipo de sistema de sanidad pública hay en Estados Unidos, por lo que no necesito extenderme más en esto.
Solo he expuesto tres de las cosas que se están negociando a nuestras espaldas, que de llevarse a cabo, supondrán, como he dicho antes, un golpe de estado a lo poco que queda de democracia si no lo paramos. Pero como parar esto cuando hemos ido perdiendo toda influencia en las decisiones políticas gracias a lo que se llama “Las puertas giratorias”; eso que consiste en la introducción de políticos vinculados a multinacionales o intereses financieros dentro de los parlamentos y órganos de decisión europea. No podemos, pues se puede afirmar sin tapujos que la democracia está secuestrada por ellos.



Cuando se les pregunta afirman que este acuerdo creará puestos de trabajo y será beneficioso para nosotros, sin embargo llevan la negociación en secreto, sin dar ni un solo detalle. ¿Si es tan bueno por qué lo ocultan?
Cabe resaltar que todos los partidos políticos mayoritarios, incluyendo alguno nacionalista, está a favor de este acuerdo, que representa un paso de gigante a lo que llaman Nuevo Orden Mundial. Un orden donde la gente son meros números y solo están ahí para alimentar los estómagos insciables de los multimillonarios. 
Dejo este vídeo sacado de la granja humana, una página en la que J.L. no pone mucha cosa, pero cuando lo hace es algo importante. 

  


Para saber más: 

http://www.eldiario.es/agendapublica/proyecto-europeo/preguntas-Tratado-Transatlantico-TTiP-respuesta_0_315669128.html