Translate

viernes, 21 de junio de 2019

Mentiras, censura y redes sociales

Los gobiernos de todo el mundo, así como partidos políticos y organizaciones de todo tipo,  utilizan las redes sociales para darse a conocer y tener intercambio de ideas con sus seguidores. Las redes sociales se han convertido  en una poderosa herramienta que sirve para  difundir idearios, marcar tendencias o interactuar y conocer la opinión de los seguidores. En definitiva, en una forma más de hacer política, comercio o socializar. Utilizadas de forma correcta y aplicando la ética, estas redes pueden resultar herramientas  útiles a la sociedad, empresas y organizaciones de de todo tipo, pero si se hace un uso inadecuado y perverso  es más grande el mal que el todo el beneficio que puedan producir.

Algunas empresas con ánimo de lucro, utilizan las redes sociales para difundir publicidad, informando de sus productos  o comunicarse con los clientes, todo ello con el fin de aumenten sus ventas y beneficio económico. En estos casos, las  redes sociales como Faceboock o Twitter, les dan la oportunidad de prestarles servicios adicionales y facilidades por las que les pueden pedir dinero.  El usuario que entra en estas páginas, ya sabe que son  de uso comercial, por tanto está informado  de antemano donde se mete y lo que va a encontrar. Así pues, se puede considerar que es una  forma ética y responsable de utilización de las redes sociales. Por desgracia para todos, están los que las utilizan de forma fraudulenta  y sin aplicar ningún código ético o de buena conducta. Son entidates o personas con principios éticos volubles, que suelen utilizar las redes para difundir mentiras,  odio, desprestigiar a la competencia, a personas, intimidar, amenazar a otras personas o manipular la opinión pública.

Una reciente investigación de los gestores de la red de Twitter, puso recientemente al descubierto,  que hay muchas cuentas falsas creadas con nombres de personas ficticias. Estas cuentas son controladas por una única entidad, que sirven a ésta como propagadoras de su mensaje, dándole  credibilidad o reafirmando lo que la cuenta principal diga. La investigación ha determinado que hay empresas dedicadas a crear dichas cuentas falsas y a controlarlas mediante programas informáticos llamados BOTS. El funcionamiento de estas cuentas es sencillo: La cuenta principal lanza una noticia, que puede ser verdadera o no. Después, las cuentas ficticias, controladas por los BOTS y que pueden ser miles,  se encargarán de dar credibilidad a la noticia,; algunas veces diciendo, por ejemplo, que estuvieron allí y lo vieron con sus propios ojos. Recuerden que una mentira dicha mil veces se acaba convirtiendo en verdad.  Estas cuentas son utilizadas por gobiernos, organizaciones políticas y empresas. 

Esta forma torticera y mal intencionada de la utilización de las redes sociales, se podría calificar de guerra sucia  de la información, donde la mentira y el despropósito forma parte del uso normal de las redes. Cuando estas formas de actuar se utilizan para crear movimientos sociales, pueden resultar terriblemente dañinas y ser consecuencia de enfrentamientos sociales como los vistos en Cataluña. Precisamente fue en esta región de España, donde se detectó uno de estos ataques de guerra sucia, protagonizado por un partido político que persigue la independencia ERC (Izquierda Republicana de Cataluña). Algunos miembros de su partido crearon hasta 300 cuentas falsas o ficticias, que se dedicaban a difundir las menciones o consignas del partido en su cuenta principal. Estas prácticas demuestran la poca categoría moral y escasos escrúpulos que se gastan estos estafadores de la información. Hay que tener presente, que los que hicieron esto pretendía y pretenden gobernar, por tanto, decidiendo sobre que se hace con nuestros impuestos. Yo me lo pensaría mucho antes de entregar mi voto a personas o partidos políticos que cometen este tipo de actos deleznables.  Aunque siendo ERC un partido supremacista y nacionalista, distintivos del nazismo, no es de extrañar que utilicen sus mismas armas, 

Para acabar resaltar una noticia, Youtube ha cerrado la cuenta  de VOX sin previo aviso. Para quien no lo sepa, VOX es  un partido costitucionalista y demócrata español. Aunque es calificado por sus detractores como un partido de extrema derecha, VOX no ha dado indicios de ser un partido totalitario que persiga la eliminación de otras razas o establecer un régimen dictatorial, se trata de   un partido político legalmente constituido y  que representa a más de 2,6 millones de votos. A los dirigentes de  Youtube, no les ha temblado el pulso a la hora de cerrarles la cuenta, demostrando una posible mala fe o el desconocimiento de esta realidad. Esto sería comprensible, si Youtube hubiese cerrado, no este, sino los canales de todos los partidos políticos del mundo, incluyendo a aquellos que defienden o justifican los atentados de la organización terrorista ETA, causante de más de mil muertes en España.  Pero no, solo cerró este canal. Uno puede estar a favor o en contra de las ideas políticas de este partido, yo, personalmente, puedo coincidir en algunas cosas y en otras no. Lo que no puede hacer nadie, y mucho menos en la red, es cuartar la libertad de expresión de una forma tan descarada, con la escusa, parece ser, de que este canal vulneró derechos de autor. Todo esto parece un paso más en la guerra que se está llevando a cabo en contra de la disidencia, de aquellos que no comulgan con lo políticamente correcto. Porque una cosas está clara, todo aquellos youtubers que se salen de la linea, son desmonetizados. Son políticas y acciones de censura que se dan, cada día, con mayor frecuencia y virulencia. A este paso, pronto llegará el día que ser un disidente del pensamiento único, impuesto por una sociedad cada vez más estalinista, resultará un riesgo vital. Si no paramos estas acciones ahora y velamos por la neutralidad de las redes, lejos de ser un remanso de libertad, Internet acabará convirtiéndose en un instrumento de propaganda para un régimen totalitario que, sin darnos cuenta, se está infiltrando en todos los ámbitos de la sociedad.  Una forma de gobierno sibilina que busca el control de nuestros pensamientos y que nos convirtamos en la policía de nosotros mismos.     
 

viernes, 7 de junio de 2019

Corrupción mediática en Catalunya

Es difícil encontrar ya un medio de comunicación que no este contaminado por la  ideología o los intereses, ya sean económicos o de otra índole. Hoy,  incluso aquellos que deberían ser ejemplo de imparcialidad y pluralidad, por ser  públicos, han dejado de regirse por los principios morales del periodismo; convirtiéndose  en correas de transmisión del poder y de la ideología política hegemónica. No quiero decir con esto, que antes no estuvieran corrompidos, sino que ahora, a parte de estar más subyugados al poder, ni siquiera se molestan en ocultar su falta de ética a la hora de plantear cuestiones en las que se precisa la imparcialidad para informar.

Un ejemplo claro de este nuevo periodismo mercenario, lo tenemos  en los medios en la  Radio Televisión Pública Española  RTVE.  Esta entidad, que disfrutó de gran prestigio y calidad, incluso en los tiempos de la  dictadura franquista, se ha convertido en una basura infumable, donde la ideología predominante es la promovida por el gobierno de turno.  Esto quedó más que demostrado  después de la moción de censura protagonizada por el doctor Pedro; que al alcanzar el poder, lo primero que hizo fue destituir a los gestores anteriores de RTVE, parara poner gente afín a sus ideales. Así mismo le dio el control a sus socios políticos, utilizando la entidad como moneda de cambio para hacerse con el poder. Son prácticas más propias de repúblicas bananeras o dictaduras que de países con  democracia maduras y sanas. En países cómo Dinamarca o Suecia,  Los funcionarios son valorados por su valía  y no por su ideología política. Son elegidos por oposición y mantienen su puesto independientemente del partido político en el poder. Solo así es posible garantizar la imparcialidad y pluralidad de las instituciones públicas, ya no solo de los medios de comunicación pública, sino de todo el funcionariado. Si no se hace así, cualquier estamento de poder es susceptible de instrumentación por parte de los sucesivos gobiernos. Por desgracia, en España, son muchos los altos cargos que pueden ser  movidos a dedo por el gobierno entrante. Si hay que buscar la causa de la enorme corrupción que hay en este país, deberíamos empezar por ahí. 


 Pero si queremos ir a un ejemplo más sangrante y doloso de medios de comunicación corrompidos, nos tendremos que ir a la comunidad autónoma de Cataluña o la vasca, donde todos los medios de comunicación están subvencionados y controlados por el gobierno autonómico de turno, públicos y supuestamente privados. La prueba está, en que estos medios bien pagados,  no escatiman recursos ni mentiras para contentar a la mano que les da de comer. Se han convertido en pura propaganda separatista, que dedica la mayor parte del tiempo a manipular la opinión pública para conseguir una mayoría independentista. Su obsesión no solo les lleva a mentir y tergiversar sin reparos, cómo se haría el peor de los regímenes totalitarios; sino que además, infunden odio. Por si fuera poco, ocultan noticias que  perjudican a los secesionistas y destacan las que   pueden resultarles beneficiosas.

No hace mucho, estos medios , al servicio del nacionalismo, utilizaron toda su artillería y tinta envenenada para resaltar un informe que, supuestamente, salido de la ONU.  En realidad era un panfleto con  un compendio de opiniones personales de los firmantes. En dicho informe, estos se postulaban a favor de la liberación de los políticos presos. Dicho informe, escrito hacía un año,  no es  vinculante ni tiene validez jurídica alguna, pero todos los medios de comunicación independentistas lo presentaron como si lo fuese. Incluso diciendo que se trataba de una  una resolución de la ONU.  La razón de de la utilización de ese documento fue contrarrestar   una resolución de demanda del tribunal de Estrasburgo, esta si vinculante y legal,  contraria a los postulados independentistas sobre las votaciones de 1-O, donde se da validez a todas las acciones llevadas a cabo por las autoridades españolas para preservar  el orden constitucional y las libertades de más de la mitad de catalanas, frente a un golpe de estado perpetrado por la Generalidad de Cataluña. Esta resolución ha sido un duro golpe que el separatismo no ha encajado nada bien, pues tira por tierra todas sus argumentaciones de derecho a parte que dejan de ser víctimas para convertirse en verdugos.  El énfasis puesto por los medios de comunicación, pone en evidencia, hasta que punto dichos medios están infiltrados y controlados por el poder. El hecho de que utilizasen todos la misma estrategia de despiste para evitar dar importancia  esta importante resolución, demuestra hasta que punto los medios están instrumentalizados y sirven a los intereses secesionistas. Así, también podemos constatar claramente y sin velos, las consecuencias de poner en manos de los políticos, la posibilidad de que puedan tomar el  control de los instrumentos de difusión pública, o permitirles destinar subvenciones a medios de comunicación. Eso solo puede llevar a un estado de corrupción que no nos merecemos.  No creo que seamos conscientes del coste económico que supone todo este despilfarro; cuantos equipos para hospitales, médicos y servicios públicos, dejan de ser pagados por culpa de la utilización del dinero recaudado por el estado. Dinero que deja de ser destinado a su natural destino para gastarse en propaganda, tráfico de influencias, comprar voluntades y opiniones a través de medios de comunicación, etc.   Y luego nos preguntamos cómo pueden suceder cosas como estas, que un medio de comunicación intente presionar a los jueces diciéndoles que sentencia deben hacer.
Otro caso que demuestra hasta que punto estos medios son correa de transmisión del separatismo sería este:

“¿Por qué TV3 despliega equipos y drones para cubrir el ascenso a cuatro montañas de la actividad ‘Cims per la llibertat’ y es incapaz de desplegar una unidad móvil para la manifestación de médicos de atención primaria frente al Parlament?”

Silencio. No hay respuesta porque la respuesta sería algo así como que “somos una máquina de propaganda de odio e hispanofobia a las órdenes de golpìstas supremacistas y nuestro cometido es manipular a los catalanes y ocultar los delitos de nuestros jefes“.

Fuente https://www.dolcacatalunya.com/2019/06/la-pregunta-que-tv3-no-es-capaz-de-responder/
               

lunes, 27 de mayo de 2019

Confrontar ideas, nunca personas

Las ideas, como las creencias,  son algo intangible y efímero; varían con los tiempos y la evolución de la persona. Aunque forman parte de uno temporalmente, no son uno ni propio de uno. Buena prueba de ello es, que mis ideas, al igual que las de todos,  han cambiado a medida que he crecido. Hay  ideas que antes me parecían buenas y que hoy me producen repulsión, de la misma manera que hay otras con las que creía que nunca iba ha estar de acuerdo y hoy forman parte de mi credo personal.

Nunca debemos atacar a las personas, sino a sus ideas, cuando  no estemos de acuerdo con ellas. Si bien es cierto que  hay ideas que  deben ser combatidas y hasta desterradas del ideario humano, ninguna persona merece tal cosa por creer en ellas. Otra cosa es lo que algunos hagan basándose en esas ideas, pues no es lo mismo la acción que el verbo. Ideas peligrosas, excluyentes, argumentadas con mentiras o falacias, no merecen ni un minuto de reflexión para argumentar su invalidez, ni siquiera deberían  ser consideradas como tales, sino como elucubraciones de mentes trastornadas o que intentan manipular a los demás para alcanzar objetivos personales.

La filosofía es la ciencia perfecta para saber distinguir cuando una idea es válida o no, independientemente de las las creencias personales. Se trata de una ciencia muy objetiva y adecuada; yo diría que imprescindible, sobre todo en estos días; en los que distinguir la verdad de la mentira se hace tan complicado.  A la hora  de defender nuestras ideas, no debemos aferrarnos a ellas como si fuesen inamovibles y propias, hay que estar dispuestos a aceptar que pueden ser erróneas o carecer de argumentos válidos que las avalen. De la misma forma, no podemos descalificar a nadie, llamándole idiota por estar este convencido de que su ideario es mejor que el nuestro o creer en ideas que consideramos estúpidas. Si queremos atacar ideas debemos argumentar para invalidarlas,  siempre desde el respeto. Se trata de creencias personales de un semejante que tiene derecho a pensar lo que quiera y creer en lo que le de la gana, tenga o no argumentos para hacerlo; faltaría más. 

Las ideas que más suelen estar revestidas de falacias y que también presentan mayor apego, son las ideas políticas, o más bien el ideario político. Este suele tener tanto arraigo en la persona, que se hace muy difícil que se replantee sus ideas, sobre todo aquellas que forman principal de ese ideario al que le pusieron nombre de izquierdas o derechas, comunismo, marismo, liberalismo, etc. Ninguna de estas ideas podría ser probada como validada, pues no tiene forma de hacerse más que en los resultados de su aplicación. Si analizamos estos, nos daremos cuenta que todas ellas han fracasado en sus planteamientos por carecer de base científica que las abale. Lo que si ha demostrado su funcionamiento a nivel gubernamental es el funcionariado, que sea cual sea la ideología gobernante, cumple con su función a nivel práctico. Así mismo lo hace la justicia, en aquellos países donde la corrupción no es algo predominante. En ambos casos se da algo que deberíamos tener en cuenta y reflexionar sobre ello. En ambos casos, los criterios de elección del personal que cumple estas funciones, es elegida por sus capacidades y méritos, no por elección en una votaciones. Es más, cuando el poder político interviene en en el normal funcionamiento de estas instituciones, intentado imponer sus criterios y a su gente, acaban deteriorándose y dejan de funcionar como se espera de forma independiente; que  es lo que se espera de ellas.

      

    

miércoles, 22 de mayo de 2019

El libre comercio es una ilusión

Cuando se habla del libre comercio, uno puede pesar  que están refiriendo a comprar y vender lo que quiera, donde quiera, como quiera y cuanto quiera. Sin embargo, esta idea se empequeñece cuando estamos en el mundo real. En primer lugar, cualquier venta o compra, esta sujeta a impuestos, de una manera u otra, por tanto limitada y controlada por el gobierno de turno. Así mismo, la competencia desleal, fruto de la existencia de multinacionales, corporaciones  o macro- empresas, distorsionan el mercado en todos los sentidos, impidiendo el libre comercio y la libre competencia. Por otro lado están los aranceles y las restricciones que se ponen en las fronteras, lo que impide que muchos productos no puedan ser exportados y adquiridos en otros países. Todo esto hace que "el libre mercado" no sea más que una idea  carente de fundamentos e irreal.

El principal problema que impide que esta idea se desarrolle, son, cómo he dicho antes,  los monopolios. De estos tenemos  ejemplos en lo que se refiere al ámbito tecnológicos y el alimentario, este mucho más perjudicial que el primero. Todas las grandes empresas multinacionales, quieren acaparar el mercado y ser las únicas suministradoras de productos concretos, aniquilando a sus competidores; es a lo que aspiran por mucho que lo nieguen. Evidentemente,  esto sera  un perjuicio para todos, pues una vez tomada esta posición de fuerza y poder, la empresa pondrá el precio que le de la gana a sus productos, ya que no tendrá competencia que le haga frente. En el campo de la alimentación, tenemos ejemplos muy claros de este tipo de empresas y como utilizan  técnicas muy sucias para hacerse con el poder. La más conocida de ellas podría ser la empresa agroalimentaria   Monsanto, poseedora de patentes semillas genéticamente modificadas y productora del veneno,  al que las plantas salidas de estas semillas son inmunes. Estas y otras jugadas sucias, son acometidas, en  ocasiones, con el beneplácito de los gobiernos, que se ven influidos por el gran poder que acumulan dichas empresas. Otra forma de juego sucio, es vender por debajo de coste hasta acabar con la competencia. Para ello, las empresas se deslocalizan y se van a producir a los países  pobres; donde la mano de obra es más barata y las leyes que protegen el medio ambiente más laxas o inexistentes.    

En teoría, el libre comercio debería proporcionar diversidad de productos, avances tecnológicos y bienestar a las personas, pero la realidad es que ninguna de estas cosas se cumple. Muy al contrario, lo que produce este supuesto libre comercio, es la creación de monopolios, una distribución de la riqueza injusta y lo peor de todo, una destrucción del entorno y el agotamiento de los recursos naturales del planeta. Un agotamiento incrementado por la producción desmedida de productos inútiles, de corta duración o de muy baja calidad, que se producen con el único objetivo de ganar dinero rápidamente. Así pues, lo que llamamos "libre comercio", como otras muchas cosas dentro de este sistema, no es algo que esté pensado para el bien común,  sino que es algo que surge del lucro y satisfacer la avaricia insaciable de unos pocos.  Dicho de otra manera,  se trata de una consecuencia directa sel sistema, y no de algo que parta de la lógica y el sentido común.  Por lo que, lo que subyace detrás de este fracaso, no es otra cosa que el fracaso mismo del sistema económico, basado en la obtención de beneficio inmediato; causa directa de todos los males de esta sociedad, especialemente del del empobrecimiento moral,  del trabajo esclavo y, si no lo paramos, de la destrucción de la vida en el planeta.

Cuando alguien se atreve a hablar de de distribución de productos, riqueza o recursos,  inmediatamente le tachan a uno de comunista. Pero esto no es una cuestión de ideología política, sino de la aplicación de la ciencia, que nos dice cual es la mejor manera para procurar la  sostenibilidad del planeta y el bienestar de la sociedad en general; lo que llamamos el bien común. Pensemos por un momento en el medios de trasporte más utilizado, el automóvil. Como cambiarían las cosas si solo existiese un solo modelo  que este fuese el mejor posible, tanto en comodidad, calidad, eficiencia energética, diseño etc. Pensemos como sería bajar de casa, y coger cualquier coche disponible utilizando una tarjeta de identificación. Sería un vehículo actualizable, y al cual se le podrían aplicar mejoras, con una larga vida y de fácil reparación. No sería necesario cambiarlo cada cierto tiempo, las reparaciones serían baratas, el reciclado de las piezas sencillo y  su vida útil dependiente solo de nuevas tecnologías más eficientes. Por supuesto, no harían falta ni la mitad de vehículos  para cubrir las necesidades de transporte. Lo mismo podría ser aplicado a todos los electrodomésticos y herramientas que utilizamos y que sean imprescindibles. Aplicando esto, y la eliminación de la fabricación de todo tipo de aparatos de mala calidad o prescindibles, el gasto energético, el consumo de materias primas y tiempo para fabricarlas, disminuiría drásticamente. Sería difícil calcular cuanto, pero sería muchísimo menos gasto y muchísimo más tiempo para vivir la vida. El problema de esto, es que no habría tanto trabajo y por tanto personas con poder adquisitivo para comprar productos. La solución es sencilla, pero no estaría utilizando el actual sistema económico, ya que este precisa de un crecimiento perpetuo para seguir funcionando. Sería necesario cambiarlo completamente por un sistema basado en recursos. Dentro de un sistema así se repartirían estos en función de su disposición y existencia, entre todos los ciudadanos y por familias, dependiendo si se tratase de electrodomésticos, o elementos de uso personal. Tenemos que tener en cuenta, que  pronto y a medida que se automaticen los proceso productivos, los puestos de trabajo de baja cualificación van a desaparecer; es inevitable. Para solucionar esto, utilícese ese tiempo sobrante en educación, ciencia, cultura y arte; cosas más humanas que un trabajo esclavo para producir mierda por una miseria. Mierda que sirve para llenar los vertederos y gastar recursos valiosos.

Por desgracia, mucho tiene que cambiar en la política y en la mentalidad de las personas en general, para que estas ideas, que no son otra cosa que la puesta en marcha de lo que es lógico, se pongan en marcha. Hay elementos como la corrupción y la podredumbre moral sel ser humano, que deben ser reconducidos en pro del bien común; tan necesario para desarticular esta sociedad basada en hechos, que aunque nos parezcan inamovibles y sólidos, no son más que mentiras muy bien articuculadas para parecer eso mismo. En realidad es todo como un castillo de naipes, listo para ser derribado y construir una sociedad sólida basada en principios morales, donde el respeto al prójimo, la libertad  y los derechos, solo sean la base de un buen edificio, completado con la ciencia, la igualdad de oportunidades, de derechos y de deberes.  

 

miércoles, 15 de mayo de 2019

Nacionalismo catalán inducido.

La utilización de técnicas de manipulación de  masas, llamadas también de ingeniería social, es algo que se utiliza desde los origenes de las sociedades humanas y siempre desde el porder.  Hoy, igual que antaño, el poder sigue recurriendo a estas técnicas de forma recurrente y para muchos asuntos. Gracias a la sociología, la psicología y los programas de ordenador, que pueden simular modelos predictivos de conductas sociales, la ingeniería social ha evolucionado, adecuándose a los tiempo y  consiguiendo un  alto grado de eficacia y sutileza; aunque no lo suficiente para pasar completamente desapercivida. El objetivo principal de la ingeniería social pude ser diverso, pero es muy habitual que se utilice para  cambiar la opinión pública sobre algún tema concreto. Su eficacia es tal, que decisiones gubernamentales, que pueden ser especialmente dolientes para el ciudadano y la sociedad en general, pueden ser aceptados como buenos por una sociedad donde se aplican técnicas de ingeniería social.  No es algo ajeno a los supuestos "gobiernos democráticos avanzados" y no se trata de convencer al pueblo mediante argumentos, pruebas o estudios reales. El poder o los grupos interesados en cambiar la opinión pública sobre un asunto, pueden utilizar, y de hecho lo hacen muchas veces,  mentiras,  tergiversación o la creación de una realidad inexistente. La intención, en estos casos,   pocas veces es por el bien común o la de promover la aceptación de medidas beneficiosas para la ciudadanía. Casi siempre se trata  de obtener de un beneficio para el grupo que la pone en práctica.

En la edad media, para mantener el poder de la iglesia, se utilizaba el miedo al infierno como forma de controlar las poblaciones e imponer un modo de vida concreto. Así mismo se utilizaba la religión como justificación para atacar a otros pueblos. Tanto la religión como las ideologías, no son más que formas de manipulación, que nada tienen que ver con la verdad o la ciencia. En esa misma época, era frecuente utilizar mitos y leyendas para aumentar el carisma de líderes y reyes. Fruto de todas estas mentiras, se produjo una de las épocas más oscuras y de retroceso del saber humano.
 
Otros ejemplos de como se manipula una sociedad, los podemos encontrar durante  la segunda guerra mundial.  Al pueblo estadounidense de entonces, le importaba más bien poco el conflicto europeo. No solo le caía muy lejos sino que no estaba interesado en entrar en la guerra. Lo que no sabía este pueblo es que ya lo estaba haciendo, financiándola y proporcionando combustible a las partes implicadas. Entonces,  gracias a  un enorme despliegue de medios, propaganda  y constante machaque mediático, se consiguió convencer a la gente de que tenía que alistarse y defender los valores democráticos en Europa, cosa que ellos nunca han respetado. Realmente, para solucionar aquel conflicto bélico, no era necesario unirse a la guerra, podría haberse terminado agotando  todas las medidas diplomáticas; cosa que no se hizo. También podría haberse terminado cortando la financiación, las ventas de combustible o de acero bajo cuerda al gobierno alemán de Hitler. Eso hubiese detenido la guerra y no hubiesen tenido un coste humano tan alto. Pero claro, el dinero a ganar aumentando la magnitud del conflicto era enorme. Por un lado la supremacía mundial de Estados Unidos, por otro las ganancias de los créditos a la reconstrucción. Beneficios a los que los promotores de la guerra, fundamentalmente banqueros y magnates del petroleo,  jamás renunciarían; por muchos muertos que hubiese. Estos mimos, fueron los que  obligaron a unirse al conflicto a Japón, cortando sus redes de suministro y ahogando su economía. Todo ello fue gracias a la propaganda, que es una forma de ingeniería social.

El el otro bando, los asesores e ideologós de Hitler y su ideología nazi, especialmente Joseph Goebbels, refinaban sus técnicas de manipulación social, técnicas que han llegado hasta nuestros días y que son las más utilizadas actualmente. Sin ellas, el gobierno fascista de Hitler hubiese sido imposible. Una de esas técnicas, la más lograda y genial, desde el punto de ocultación de los errores propios, es la creación de enemigos ficticios. Para ese fin sirvieron los judíos. Esto le permitió achacar de  todos los males al  pueblo judío; el enemigo ficticio que debía ser señalado y marcado. Así mismo ocultar las verdaderas intenciones imperialistas del gobierno.  Por otra parte, estaba la ideología del nacional socialismo, una forma de nacionalismo extremo basado en la diferencia de razas; algo que científicamente hablando es una aberración. La aceptación de la idea de que los alemanes pertenecían a una raza superior, era otra genialidad de los ideólogos de Hitler, ya que con ello creaban una cohesión social más sólida, pero también más sumisa y tolerante frente a los abusos de Alemania contra sus enemigos, de "raza inferior", gente inculta y prescindible. El pertenecer los enemigos a una raza inferior, podían ser insultados por la calle, robados o destruidos sus negocios, pues eran poco menos que simios.       

Pero a pesar de todos los avances en estas técnicas de manipulación social, las evidencias de su utilización en la actualidad, todavía son fácilmente visibles: Podemos empezar a sospechar cuando un gobierno o grupo de poder  no escatima en  gastos para crear una corriente de opinión favorable a un asunto concreto, subvencionando organizaciones afines, pagando a medios de comunicación y dedicando recursos  a fin de cambiar la opinión publica sobre el tema. También cuando  se crearan falsas realidades, se miente  o se tergiversará la realidad, con el fin de hacerla acorde con sus  planteamientos. Cuando se culpa de todos los males que le suceden a un grupo a un enemigos que puede ser ficticio. Cuando se acentúa el victimismo, es decir, cuando se exponen constantemente, supuestos agravios que el enemigo ficticio a acometido en contra del pueblo que se pretende manipular. Si vemos que se les califica de opresores, fascistas o antidemócratas, sin pruebas o fundamentos, es posible que sea todo lo contrario, y que los totalitarios y antidemócratas, sean los que acusan a los demás de serlo.  Por supuesto, estas solo son algunas de las técnicas, pero hay muchas más que se aplicarán en base a lo que se pretenda hacer, desde una guerra hasta un movimiento independentista.

 Y hablando de independentismo.  Si analizamos en profundidad el movimiento social  independentista catalán, veremos que han puesto todo  su ingenio y recursos para promover una  idea muy vieja y peligrosa; idea de la que ya he hablado antes indirectamente, el nacionalismo.  De igual forma, como en todas las dictaduras, han intervenido la educación para crear fanáticos desde las escuelas, inculcando odio y rechazo a todo aquello que les es contrario o niega el hecho diferencial catalán. Son  técnicas de manipulación de masas, cuya puesta en práctica nos dan indicios de que están ahí y el tipo de ideología que está detrás. Gracias a esta manipulación, han podido poner en marcha  leyes propias de cualquier dictadura. Un ejemplo claro es la ley que convierte en delito sancionable el no rotular en catalán en comercios y establecimientos públicos. Es una ley que  demuestra el poco aprecio que tienen los sucesivos gobiernos catalanes por la libertad individual. Una ley que no se aplica a establecimientos de origen extranjero, que no rotulan en español y si en catalán y en su lengua foránea, lo que demuestra algo peor que el aprecio a la libertad; el odio a lo español; el enemigo ficticio necesario.
   
Es sabido  que una mentira dicha mil veces deja de serlo por hastío de la gente. Esta técnica, como otras, ya lo he dicho, no son nada nuevas A la vista de los hechos, queda también claro que sigue funcionando como el primer día, pues es una de las mas utilizada por los seguidores de esta corriente social inducida. Solo hay que escuchar, leer  o ver cualquiera de los medios de comunicación afines al movimiento, para darse cuenta de que la primera manipulación con la que nos encontramos es el tiempo empleado en tratar el tema. El independentismo, en cualquiera de sus facetas, es lo que  abre todos los informativos y al que se le  dedica más tiempo en estos medios de comunicación subvencionados. Es  como si el el mundo no pasasen cosas más importantes o como si fuese el principal problema que tuviésemos los ciudadanos. Se trata de mantener la presión y que los abducidos por este ideario nacionalista no pierdan fuelle.Por descontado, como en cualquier estado opresor, se manipula la historia para crear una versión acorde con los postulados separatistas. Y cuando esta historia es rebatida se aplica el cinismo,  que consiste en negar lo evidente a pesar de que está delante de las narices de uno. Esta técnica es muy habitual entre los políticos y los opinadores profesionales afines. Cuando un medio de comunicación, institución "oficial" o persona de  " cierto prestigio", descarga sobre el público una serie de mentiras o medias verdades, con el fin de crear una reacción favorable un a idea concreta "fake news". El el caso que es motivo de este texto, podría ser crear enemigos ficticios, distorsionar la historia,  describir una realidad social tergiversada o crear informes falsos. Dado que estas noticias, comentarios, encuestas o estudios sociológicos, etc;   parten supuestamente, de  la "oficialidad" y solo pueden decir verdad. Pero la única verdad de esto,  es que  no hay ninguna certeza o hecho empírico que demuestre que sea  tal. Ya sean oficiales o no oficiales, todos los medios de comunicación puedan mentir o tergiversar en función de los intereses o la línea editorial. Hoy nadie nadie  nos puede certificar la veracidad de una noticia si no fuimos testigos de ella o tenemos una confianza absoluta en la persona que nos la cuenta;   por lo que creer a pies juntillas lo que nos dicen, es un tremendo error; especialmente si proviene de medios subvencionados, es decir, sujetos a las directivas del poder establecido. La realidad, por tanto, es manipulable y todo es mentira hasta que no se demuestre que es verdad. No podemos olvidar que  cuando hay intereses por medio, ya sean de índole económico, que es el que más suele darse, o sentimental, que al final suele ser una escusa para encubrir lo primero;  lo normal es que se intente crear una realidad favorable a dichos intereses, por tanto de mentir. No es por nada, pero es que está en nuestra naturaleza humana hacer esto; somo manipuladores naturales. La tentación económica o la del poder, son golosas y pueden vestirse con  muchos trajes, pero al final siempre es el mismo objetivo el que  prevalece sobre el bien común; salvo contadas ocasiones que siempre partirán de personas que no ansían el poder.

Así pues, por un lado tenemos los que difunden mentiras y por otro, lo que yo llamo incondicionales; gente que es muy escéptica para unas cosas y totalmente creyente para otras; ignorando que ambas cosas pueden ser falsas. Que este tipo de personas incondicionales exista, es debido a los mismos mecanismos mentales que llevan a las personas meterse en sectas,  convertirse en  hinchas de fútbol,  afiliarse a un partido político o juntarse por la noche para beber en grupo. El ser humano es fundamentalmente gregario, por por lo que necesita sentirse aceptado por el grupo. Y claro, los que pretenden manipular la realidad lo saben y lo utilizan. Querer sentirse integrado en un grupo,  es sí mismo no es algo malo, lo realmente malo, es que después de haberte apuntado a un club y descubrir que se trata de una secta o una organización mafiosa, uno quiera seguir  formando parte del grupo, sin cuestionarse nada; eso ya roza la enfermedad mental. Si nos fijamos, los que pertenecen a los partidos nacionalistas o separatistas catalanes, les pasa exactamente esto. Ignoran y rechazan cualquier nota disonante contraria a lo que creen;  llegando al extremo de no querer ver la verdad que se esconde detrás de esa ideología;  odio, que a lo largo de la historia  solo trajo guerras y desgracias. Son como hinchas de un equipo de futbol o seguidores de una secta; creyentes irreflexivos e incondicionales de una religión perniciosa que llena sus vidas. en realidad, son convertidos en herramientas, que con la idea de servir a su país, sirven a los intereses maquiavélicos de personas que pretenden el poder para encubrir su corrupción.    

Uno podría pensar que es fruto de la casualidad, que en cualquier informativo en catalán, sea  el llamado "proces", el que ocupa siempre el puesto relevante. Uno puede pensar también, que es fruto de la necesidad social que se creen  leyes que atentan contra los derechos humanos, como la de negar a los padres decidir cual es el idioma en el que quieren que estudien sus hijos o la imposición del idioma en establecimientos públicos; y podría seguir... Hay que ser muy idiota para creer que esto no obedece a una intencionalidad. Pero la cuestión es ¿Realmente es importante para la gente la independencia de Cataluña?  Las encuestas dice que no. Asuntos como el desempleo, la sanidad, la educación y cientos de problemas están siempre muy por delante en lo  que preocupan a la ciudadanía. Sin embargo, millones de euros. procedentes  de nuestros impuestos, se van para subvencionar a los medios de comunicación afines, otros tantos en embajadas y chiringuitos para difundir el movimiento separatista en el extranjero. Pero, a parte del dinero público, también se suman cuantiosos fondos que provienen de otras fuentes más opacas y de las que nadie habla, de las tremendas sumas de dinero donadas por importantes magnates financieros, cómo George Soros; supuestamente vinculado a grupos de presión sionistas. Cuando conocidos defensores de la eugenesia te entregan fondos, es por un claro interés, tan oscuro como el motivo real por el cual surge el movimiento separatista. No hay que olvidar que este tipo, fue capaz de quebrar la libra esterlina, dejando en la indigencia a miles de personas, para embolsarse en un día mil millones de dólares. De filántropo no tiene nada.      

Hay muchos que piensan todavía que las conspiraciones son ideas que parten de personas paranoicas o trastornadas. Pero como dijo un sabio "el poder se forja a base de conspiraciones".  Las evidencias nos lo muestran diariamente en Cataluña, la conspiración es real y esta gestada por psicópatas muy inteligentes,  carentes de empatía y sedientos de poder. Para mí, el movimiento secesionista catalán, como muchos otros fenómenos sociales,  es  la consecuencia un plan urdido por los que persiguen el poder sin importarles las consecuencias. Gente a la que el concepto del  bien  común les es totalmente ajeno  y que  les importa muy poco  las vidas o la miseria que dejen tras de sí.


miércoles, 8 de mayo de 2019

Porno gratis para la destrucción de la mente consciente

Muchas veces me he preguntado el porqué es tan sencillo acceder al porno en internet y  cómo es posible, que con solo haciendo  un click, quede a nuestra disposición todo tipo de porno; desde el  más tradicional,  hasta  lo más depravado que cabe en mente humana. Me refiero a  sexo con animales, lesbianismo, transexuales, fetiches o incluso algunos rozando la  pedofilia.   Como siempre, caben varias respuestas a una pregunta compleja como esta. Una explicación sencilla sería que se debe al tremendo beneficio económico que genera; pero eso solo explica una parte. Sin embargo, podría ser otra  explicación, más compleja y siniestra.

Al igual que pasa con algunos asuntos, la persimibilidad de las autoridades a la hora de limitar  el acceso a la pornografía resulta chocante, sobre todo si se tiene en cuenta los efectos perniciosos que el visionado de porno conlleva. Mientras que los estados ponen especial énfasis en "protegernos" limitando el acceso a la información, calificando de secretos de estado aquellos asuntos que les convienen,  inundándonos de leyes o cuartando nuestra libertad cuando les da la gana, son permisivos con ciertas drogas como el alcohol, el tabaco y el porno, que no deja de ser lo mismo que una droga que entraña los mismos peligros que estas.   Para comprender esto, tendríamos que analizar profundamente  los efectos del porno, que no difieren mucho del efecto de otras drogas legales  sobre el individuo y la la sociedad en general.

Los problemas derivados de la adicción al porno son muy extensos y van más allá de la  salud sexual de la persona consumidora. Afecta a su personalidad y a sus relaciones de pareja, así como a la capacidad mental. Afecta también nuestros actos, relaciones sociales y por ende, al   comportamiento del conjunto de la sociedad.  No se puede descartar, dadas las implicaciones sociales que el porno tiene, que este pueda servir  como arma de ingeniería social y control de la sociedad. Si vemos como puede afectar el porno, veremos también de que forma puede ser utilizado  para dichos fines.
  • El porno es adictivo: El porno es para nuestro cerebro, como he dicho antes,  es lo mismo que las drogas; pues llena el cerebro de dopamina; exactamente igual que lo haría cualquier droga. Esto provoca, al igual que estas, que el cerebro se haga cada vez más insensible a la hormona. Por esta razón se requiera de una cantidad mayor de porno para que el cerebro quede satisfecho. En el porno, esto no se traduce  necesariamente en más cantidad, sino que puede ser porno más duro y más depravado el que acabe saciando la necesidad de dopamina. 
  • Pérdida de inteligencia, creatividad e imaginación: Sin el visionado de porno,  una masturbación requiere de un esfuerzo mental considerable. Siendo necesaria la creación de una fantasía, donde se utilizará toda nuestra capacidad  creativa e imaginación. Con el porno esto ya no es necesario. El ejercicio mental es prácticamente nulo, siendo necesario solo el sentido de la vista y el procesado de esta información.   El cerebro, al igual que los músculos, se fortalece mediante el ejercicio. Así pues, al dejar de hacer este ejercicio de creatividad e imaginación, estamos atrofiando nuestro cerebro. Hay que tener en cuenta  que la masturbación es algo que se  realiza con frecuencia. Todo ese ejercicio es el que dejamos de practicar, y no es poco.  
  • El porno altera la personalidad: el hecho de no requerir tener relaciones sexuales con otra persona para llenar de dopamina el cerebro, vuelve al individuo más egoísta y egocéntrico. Las relaciones sentimentales serán más frías y de corta duración, sin llegar nunca ha ser relaciones plenas. Hay estudios que vinculan el porno al estrés y la ansiedad  social.  El individuo adicto al porno, es un sociata en potencia que acaba viendo a sus semejantes como objetos sexuales y no como personas. Personas sometidas a terapia por su adicción al porno, manifiestan una mejoría en su capacidad de relación con otras personas, tras los primeros días sin porno.  
  •  Arma letal contra la familia y la relación de pareja: Cuando el individuo es adicto al porno, tiende a ver a su pareja como un objeto. Esa adicción, también le puede provocar insatisfacción, eyaculación precoz o disfunción eréctil, el el caso de los hombres. El intento de traspasar a la vida real de pareja una realidad sexual artificial, puede ser motivo de conflictos o repulsión, por parte del cónyuge. Al mismo tiempo que será frustrante para el adicto, al no poder hacer realidad lo que ve en el porno. Esto puede derivar en la rotura de la pareja o en infidelidades.
  • Trastornos de identidad sexual:  Cuando se ve mucho porno,  el sexo heterosexual acaba aburriendo, con lo que el adicto busca fetiches, perversiones  o sexo gay. Como he dicho antes, en ocasiones el adicto quiere convertir en realidad lo que ve en el porno.  Esto es algo que no le será difícil, dada la cantidad de gente adicta y las páginas de contacto que hay  para este tipo de relaciones superficiales. De esta forma se explica que a un heterosexual, que antes  le parecería algo asqueroso hacer sexo con otro individuo del mismo sexo, busque este tipo de relaciones y lo vea una forma viable de buscar placer. No se trata de que el individuo manifieste una natural atracción a individuos del mismo sexo, sino que ve objetos sexuales para obtener placer. Así, el porno puede ser utilizado como forma de control de la natalidad.
  •  El porno como precursor de la violencia sexual: En casos extremos constatados, se han dado asesinatos o violaciones, causadas por personas que han abusado del porno hasta pensar que las fantasías más depravadas se podían llevar a la práctica. no son pocos los asesinos y violadores que han confesado su adicción al porno como escusa o causa de sus delitos o malos tratos a su pareja.  

Estas son algunas de las consecuencias de la adicción al porno. Son las pistas  que nos podrían hacer pensar en lo que se esconde detrás del porno, el interés de las élites en su existencia  y su acceso gratuito. Cómo hemos visto, el porno convierte al individuo en un sociópata, tonto, egocéntrico, individualista  y egoísta; básicamente un  un esclavo. Es el tipo de  persona  manipulable y dócil,  que es justamente lo  que interesa tener en una sociedad controlada. Una persona que cubre sus necesidades de dopamina de esta forma, se vuelve despreocupada y tolera mucho mejor las injusticias y los abusos de las élites. Son muchos los indicios, pero algo definitivo que  podría hacer ver lo que se esconde detrás, es saber en dónde se alojan estas páginas. Pues bien,   la mayoría están  en paraísos fiscales opacos, al margen de cualquier control gubernamental. Además, es más que evidente, que el porno actúa como lo haría el soma en un mondo feliz; novela (Un mundo feliz (Brave New World) (1931) de Aldous Huxley).

Estoy convencido de que este acceso gratuito al porno, cada día más depravado, es algo deliberado con el fin de controlar a la sociedad y regular la población distorsionando las tendencias sexuales del individuo.  Así que ya saben, si quieren ser más libres no vean porno y practique mas sexo con la pareja. Siempre será mejor que la artificialidad de una masturbación  frente a unas imágenes que han sido creadas para esclavizarle y hacerle ver una realidad distorsionada de las relaciones humanas.  

Fuentes
https://www.laopiniondezamora.es/sociedad/2018/07/27/afecta-pornografia-cerebro/1099960.html
https://www.lavanguardia.com/vida/20180706/45708376119/pornografia-cultura-violacion-victima-violencia-sexual.html

viernes, 26 de abril de 2019

¿Volverá el pueblo español a equivocarse?

Vivimos tiempos de decadencia moral, donde la palabra dada vale menos que la primera rebanada del pan de molde y  las promesas de los políticos son tan efímeras como los  suspiros en el vacío del espacio. Han llegado las elecciones y parece que  los votantes, nuevamente, volverán a llenarán el parlamento de hipócritas, demagogos, ladrones, mediocres, farsantes y sinvergüenzas, para que juntos hagan de ese país un lugar mejor donde vivir mientras; todo ello sin cobrar un duro, claro.

No hay nada más letal para una democracia que un pueblo subyugado a la ideológica irracional y que vota con las vísceras en vez de con la cabeza.  Lo que suele ocurrir cuando sucede esto,  es que  el votante elegirá a los candidatos de un partido u a otro en función de su ideología o pertenencia a un partido político, Sin tener en cuenta la solvencia de la persona, la trayectoria de la misma, programas electorales del partido o los resultados de ese mismo partido cuando estuvo en el poder.

A lo largo de los años de la democracia española, como ha sucedido en muchos otros países,  la gente ha votado solo en función de su ideología. Los resultados evidencian lo equivocada que es esta conducta suicida para cualquier país. Si el votante hubiese tenido en cuenta factores como los resultados, el nivel de corrupción, las promesas incumplidas, la pérdida de calidad de vida, las desigualdades sociales; en definitiva, todo lo que ha hecho un partido cuando estaba en el poder, el PSOE  y el PP hoy  posiblemente  no existirían o se hubiesen renovado completamente. En el mejor de los casos, los fracasos electorales, les hubiesen  obligado a eliminar de sus listas a las personas responsables de sus fracasos y a poner a personas honradas y solventes; ya que, de otra manera, un pueblo libre de dogmas, los hubiese expulsado de la política. Pero buena prueba  de que el pueblo nos es crítico con ellos y solo votan con las vísceras,  es que ahí siguen, sacando mayorías, a pesar de  su nefasta gestión. Incluso, se da la paradoja, que el partido político con más corrupción en la historia de la democracia española, el que ha creado más paro y que ha propiciado leyes que van contra el libre pensamiento, imponiendo su ideología como dogma; es precisamente el más valorado por los votantes, algo totalmente inconcebible en un país con memoria política.

Serán muchas las elecciones que vendrán y en cada una de ellas se demostrará con más firmeza la inutilidad de una democracia corrompida por la ideología, el caciquismo y la irracionalidad. el pueblo no escarmienta, lo hace una y otra vez y sigue pecando de ingenuo y estúpido. No se da cuenta que todos estos candidatos son creaciones de artificio, marketing disfrazado de personas con el fin de un único objetivo, el poder y el dinero.

España es un mar de burocracia muy cara, plagada de políticos que se tocan los huevos todos los días en el parlamento, y que cuando se ponen a trabajar, solo es para hacer más leyes estúpidas o inventar nuevos impuestos para pagar su nefasta gestión.   A España le falta cultura democrática y conciencia de país. el estado debería servir al pueblo y no al revés.

Muchos olvidan que en los países más avanzados, los políticos no cobran. Sencillamente porque lo hacen por amor a los demás. Durante el tiempo que ejercen de responsables de gobierno, no dejan de trabajar. En realidad, para tomar decisiones no se necesita mucho tiempo. Tanto es así, que solo tiene que dedicar una pequeña parte de su jornada laboral para ejercer su responsabilidad pública. Además, son pocos, pues el funcionariado, que no cambia con los respectivos gobiernos, como sucede en España, hace la mayor parte del trabajo. Así se entiende que países como Finlandia, Dinamarca  o Islandia, por poner algunos ejemplos, tenga una renta muy superior a países como España, Italia o incluso Francia; donde el número de políticos por habitante es mucho mayor.

Seguramente, en estas elecciones volverá a salir el nefasto PSOE y el farsante de su líder, Pedro el usurpador. Este se dedicará a volver a crear la red clientelar para favorecer las siguientes elecciones, dedicando dinero público para ello. Un dinero que hubiese ido bien para paliar el deterioro de la sanidad o el menguante fondo de pensiones. Buena prueba de ello, es que durante su escaso mandato, se ha dedicado a poner a su gente al cargo de las empresas públicas, a gente que su única virtud es pertenecer a un partido corrupto, sectario y anticuado. Luego, cuando destroce la economía del país, como lo ha hecho otras veces, vendrán los del PP, a solucionarlo todo y a cambiar los cargos puestos por el PSOE por los suyo. Y así indefinidamente, hasta que no quede nada en el país por vender ni ciudadano que no esté endeudado de por vida.    


miércoles, 24 de abril de 2019

De debate a debate y tiro porque me toca

Los debates políticos en televisión  solo sirven para recordarnos  a todos la carencia de ideas y el desconocimiento de la realidad que tienen los políticos; todos ellos anclados en viejas ideologías de demostrada ineficacia para resolver los problemas reales de la sociedad. En estos debates podemos comprobar como las palabras, vacías de  ciencia y de razón,  rebotan en la superficie de un mar plagado de problemas, que no son tenidos en cuenta y que son cruciales para asegurar el futuro de cualquier sociedad y por tanto de la humanidad entera. Problemas tan cruciales como la energía, la educación y la ciencia, quedan relegados al margen, mientras que el debate ideológico estéril, toma el protagonismo. Ninguno de los políticos al uso, es decir, del sistema, pondrá en duda, por ejemplo,  el actual modelo de economía basado en la obtención del beneficio inmediato y el dinero fiduciario; un modelo económico que se basa en la esclavitud del ser humano para garantizar la prevalencia de un grupo de privilegiados sobre el resto.

Los debates políticos televisados, son el nuevo circo moderno, donde los gladiadores luchan, no por rebatir las ideas del contrario, sino por destruirlo y evitar que este alcance el poder. Es una mera distracción para hacer ver que el pueblo puede decidir sobre algo, que previamente ya ha sido decidido por los que manejan el verdadero poder; el que mueve los hilos de estos títeres a los que llamamos políticos.  No serán los ciudadanos quienes elijamos, sino los bancos que prestan el dinero para las costosas campañas electorales y para pagar las costosas sesiones de los asesores de imagen. Incluso partidos políticos llamados erróneamente anti-sistema, aceptan con agrado créditos bancarios que están fuera del alcance de cualquier mortal, pero que los grandes bancos otorgan sin ninguna garantía de devolución a estos partidos políticos. Pocos son los que se preguntan cómo es posible que los bancos, propios del sistema capitalista más rancio, otorguen créditos millonarios a partidos políticos anti-sistema? ¿Será, quizás, que estos partidos solo son disidencia controlada para hacer ver que hay otras opciones?

Pero esta campaña electoral a puesto en evidencia una nota disonante en esta sinfonía de distracción, algo que no cuadra con las formas habituales de actuación del poder. Esta nota disonante podría ser VOX. Porque sí analizamos este fenómeno sociológicos desde su nacimiento hasta su situación actual, podríamos llegar a pensar que se trata de un movimiento  anti-sistema, mucho más reaccionario que Potemos o los bolcheviques de la CUP, partidos   creados como complementos o alternativa de los socialistas; más o menos, como Ciudadanos lo es al PP. VOX no obedece a este patrón típico de disidencia controlada, sino que surge de forma espontánea fruto del descontento. Esta teoría mía, es reafirmada por la naturaleza  políticamente incorrecta de su ideología, mucho más revolucionaria, en estos tiempos del buenismo, la ideología de género o la mediocridad intelectual. Es posible que VOX esté  fuera del control del poder establecido, y prueba de ello serían las mentiras y los constantes ataques que se realizan desde los medios de desinformación vinculados al poder. Estos medios no paran se tildarlos de   racistas, xenófobos, defensores de las armas, asesinos de animales, fascistas y otros muchos más. Nutriéndose para ello de declaraciones sacadas  de contexto, con clara intención de manipular la opinión pública.  Cuando organiza actos, se envían hordas de demócratas tolerantes para evitar que celebren sus actos electorales; una práctica  muy democrática y arraigada entre gente de la tolerante izquierda. Sea como fuere, está claro que el poder no tiene control sobre VOX, que su presencia es  molesta y pone nerviosos al los poder oculto. No hay más que ver las trabas que le ponen, incluso delatando sus intenciones, como ocurrió al privarlos de poder confrontarse en los dos debates televisados. Quizás este partido no sea más que una nueva  maniobra más de distracción o puede que no; solo el tiempo dirá. La cuestión, es que VOX, al igual que otras formaciones políticas surgidas del descontento popular, están en auge en toda Europa, lo que puede representar un gran problema a las élites que desean crear el pensamiento único y no disidente. Una cosa está muy clara, VOX sacará muchos más votos de los que las encuestas manipuladas les dan a priori. La gran pregunta será, ¿Los socialistas aceptarán la victoria o se rebelarán cómo en el 36, con las consecuencias que todos conocemos?       

jueves, 11 de abril de 2019

Cambiando la realidad para controlar la sociedad

Discernir entre historia o mito, falacia o verdad, estafa o negocio,  manipulación o noticia,  u otras muchas cuestiones, requiere de un trabajo de investigación y esfuerzo mental al  que no todos estamos dispuestos. La vida en sí, ya es bastante complicada como para meternos en estos berenjenales. Pero claro, si no lo hacemos y nos dejamos influenciar por mentirosos, manipuladores, estafadores, creadores de mitos o periodistas sin escrúpulos, tiene consecuencias perjudiciales para todos.  Resulta frustrante que de nada sirva que haya muchos  que se partan el espinazo por intentar dar luz, cuando la inmensa mayoría cierra  los ojos ante la realidad  que les envuelve.

ingenieria social - como protegersePonernos de perfil ante las injusticias o suponer que alguien con  más conocimientos que nosotros está en posesión de la verdad,  son errores que pueden denotar ingenuidad, cobardía, vagancia  o irresponsabilidad. La historia puede ser manipulada o escrita con el fin de crear una determinada idea, la medicina puede tener interés en enfermarnos, al tener intereses económicos. Los científicos pueden crear teorías estúpidas con el afán de conseguir fama y dinero. Los doctores pueden plagiar o falsear sus tesis para obtener plazas públicas sin esfuerzo o para meterse en política. Los políticos pueden defender los intereses de grandes empresas o grupos financieros  en perjuicio del bien común. Son cosas que han pasado ya, y que nos muestran la realidad tal y como es. Lo normal sería que hubiésemos cambiado de actitud frente a todo esto, pero no, no lo hemos aprendido las lecciones y tampoco hemos escarmentado; parce que nos vaya la marcha. Por ello, dejamos que nuestros hijos sean adoctrinados en los colegios  por profesores desconocidos, con opiniones que pueden estar en contra de nuestras ideas y principios. Por ello, dejamos  nuestro dinero en manos de usureros y el gobierno en manos de irresponsables. corruptos o inútiles, por ello todas estas personas, banqueros, especuladores, falsos profetas  y usureros, viven a cuerpo de rey de nuestro trabajo y por ello también hay  políticos inútiles, corruptos y ladrones en el poder, dictando leyes para nosotros y sometiéndonos a sus caprichos. Mientras sea el dinero lo que rija la sociedad, nada habrá en ella que no sea cuestionable ni merecedora de  confianza. Es por ello que el primer objetivo, de quien nos pretende engañar, sea precisamente ganar nuestra confianza. Esta la puede obtener mediante varios métodos. Para ello nos muestran su carisma,  superioridad moral e intelectual. Es algo muy común que atribuyamos cualidades de confianza a aquellas personas que dicen tener el conocimiento y por tanto la autoridad para imponer sus criterios, aunque estos solo sean para su beneficio y nuestro perjuicio.

Dentro de esta podredumbre intelectual y morar, que impera en la sociedad actual, es muy fácil crear artificios como la ideología de género, el lenguaje inclusivo  o la cultura de lo políticamente correcto, que no es más que una forma de sumisión a las tendencias imperantes. Una vez establecidas estos artificios en una sociedad aborregada, resulta mucho más sencillo  hacer que esta  arremeta contra todo aquel que se atreva a ser crítico  o revelde. La mayoría verá como enemigos, sin reparar en que todas estas ideas han sido inculcadas en ellos para la destrucción paulatina de los valores morales, que son en definitiva, lo que nos fortaleces y nos hacen libres. La ideología de género, por ejemplo, es una clara forma de eugenesia encubierta. Se trata de criminalizar a un género de todos los males, violencia y bestialidades, para que éste se enfrente y desconfíe del otro género hasta el punto de no querer saber nada de él. Este enfrentamiento, lleva a la destrucción de la confianza, las familias y los roles establecidos de forma natural por la naturaleza, bajando la tasa de natalidad y destruyendo familias. Así mismo, la normalización de  las derivaciones sexuales, se dibujan como si fuera algo normal y predominante, con el fin de crear dudas entre los heterosexuales. Esta idea, no va destinada a defender los derechos del colectivo LGTBI, sino a la incorporación a este colectivo de nuevos miembros. En cuanto a las políticas migratorias, decir hoy que no es bueno o estar en contra de las mismas,puede ser motivo de insulto y desprecio. En realidad, estas políticas buenistas, pretenden socavar  la cultura occidental, introduciendo personas que procesan religiones del medievo, impropias de personas evolucionadas, y lo digo con todas las letras "retrasados mentales". Porque de retrasados mentales, ver a las mujeres como seres inferiores o seguir tradiciones basadas en mitos y leyendas sin ningún criterio científico. Por último, está lo que llamaríamos la progresía o el buenismo político, que son quienes aglutinan todas estas ideologías basadas en lo políticamente correcto. Si nos fijamos en los países donde esta ideolgía se ha impuesto con más fuerza, nos daremos cuenta que se trata de países que han abrazado el neo-liberalismo. Es más, esta ideología necesita del neo liberalismo para ser impuesta. La idea, es que la sociedad acepte las ideas capitalistas que provocan más desigualdad social, como un mal necesario, destruyendo con ello las clases medias y evitando que estas puedan acceder, cada vez con más dificultad, al conocimiento. Lo que es lo mismo, hacer que la pobreza se generalice y sea algo natural, mientras los ricos, los que promueven estas ideologías, sigan atesorando poder y dinero.     



     

martes, 9 de abril de 2019

El gran misterio del PSOE

Durante todos los años que hemos tenido que sufrir al  Partido Socialista Obrero Español en el poder, hemos podido verificar su inutilidad y falta de ideas, así como una demostración de que este partido, en realidad  ni es socialista, mucho menos obrero y aun menos español. No hay ninguna de las legislaturas en la que no incumpliese sus promesas electorales. Su indice que fracasos económicos es abrumador y se cuenta por decenas. Su mayor contradicción, es ir contra sus ideales socialistas más sagradas,  ya que en vez de proteger los servicios públicos ha privatizado todos los que ha podido. Servicios estratégicos como  la energía, el gas, han sido mal vendidos y acabado en manos privadas afines. Al igual que el PP, ellos vendieron el patrimonio de todos a la empresa privada. Autopistas, telefónicas, refinerías, aeropuertos, astilleros   y redes de distribución, han caído en manos privadas. Casi todos los altos ejecutivos de estas empresas, ahora en manos privadas, son ex.altos socialistas o del PP. Así mismo,  Los socialistas, junto al PP, de los cuales no se diferencian en nada, tiene el dudoso mérito de haber conseguido que la enseñanza de calidad y la sanidad sin colas de espera, sea cosa de gente con mucho dinero. Con ellos, hemos conocido las peores crisis económicas vividas en este país. Durante sus mandatos hemos conocido también los mayores recortes sociales de la historia. Gracias a ellos, la deuda externa alcanza límites impagables, es decir, que estamos endeudados de por vida. Este partido, ha sido el abanderado de la corrupción, llegando a crear todo un imperio de redes crientelares en  Andalucía, con el fin de asegurarse reelecciones. Una red en la que el dinero, dado por Bruselas para el desarrollo de la región, miles de millones de euros, era repartido entre los afines al partido. La mediocridad y la falta de intelecto de sus líderes, han sido el hazme reír del mundo. Nos han toreado en Bruselas por no ser capaces de hacer una política exterior coherente y fuerte.   Lo primero que han hecho al entrar en el gobierno, es colocar a su gente en puestos de dirección y subirse el sueldo; una práctica propia de las dictaduras y de las repúblicas bananeras. Pero lo peor, ha llegado en esta última etapa, donde la radicalización de sus ideas y su falta de visión de estado, les ha llevado a negociar con los que pretenden destruir ese mismo estado de derecho junto a los simpatizantes de los terroristas; todo para mantenerse en el poder a cualquier precio. En el poco tiempo que ha gobernado este fantasma llamado Pedro Sánchez, hemos visto como las instituciones públicas han sido utilizadas para hacer propaganda electoral pagada con deuda pública, como han tomado RTVE, y otras empresas públicas, como el CIS, para ponerla a su servicio, como han echado sal en las viejas heridas de la guerra civil para utilizar el odio como forma de movilización, como han negociado con todo aquel que pudiese mantenerlos en el poder, sin importar que fuesen los mismos que han cometido un golpe de estado. 

¿y que es lo incomprensible de todo esto? Que hay gente que les vote, más ahora, que su presidente es un fraude andante. Un doctor que plagió su tesis y que no se atreve a enfrentarse en debates, que se esconde como un miserable detrás de sus pancartas y fanáticos incondicionales. Que después de todo lo dicho salgan ganadores en las encuestas. Esto solo es comprensible desde el punto de vista de una sociedad aborregada y miserable.