Translate

domingo, 11 de diciembre de 2011

Crisis o maniobras para la moneda única


Se habla que soplan vientos de guerra en Oriente, vientos que son, como siempre, procedentes Occidente. No se sabe muy bien lo que se pretende, si será una guerra de guerrillas o un Apocalipsis nuclear, lo que si se sabe es que los contendientes se preparan y preparan a la opinión pública, Estados Unidos necesita algo que evite su completo desastre económico, y que mejor que una guerra.

Manipulación de imágenes
Maniobras en el estrecho de Ormuz
Maniobras militares
Mientras tanto se gesta la masacre, poco a poco, los dueños y señores del mercado se apoderan de Europa, Goldman Sachs impone su ley al margen de cualquier control democrático, y desde ayer somos un poco más esclavos. Kerner van Mier, Otmar Isaing, Mario Draghi, Peter Sutherland, Antonio Borges, Mario Monti, Lucas Papademos y Petros Christodoulo, todos ellos relacionados con Goldman Sachs, son ahora los puntales que sostienen el poder de Europa, los que marcan las directrices a seguir de la economía. Una directrices encaminadas a la austeridad económica en un mundo de abundancia, por supuesto,  con el fin último de controlar, esclavizar y someter a la raza humana.

Los recortes en sanidad, educación y servicios sociales se suceden. Nos dicen que hay que pagar la deuda  ¿Pero que deuda? La deuda de los bancos, de la especulación  financiera, del gasto en operaciones encubiertas. En cualquier caso es  una deuda a que la los ciudadanos  somos ajenos y no hemos creado.

Precisamente, una de las entidades financieras que más tiene que ver en esta crisis artificial, es ahora quien manda a sus perros para que muerdan nuestros ya diezmados bolsillos. Goldman Sachs, quien falseó las cuentas de Grecia, quien promovió muchas de las trampas financieras que causaron la crisis, ahora se pone al frente de las políticas europeas por medio de sus tecnócratas. Bonito nombre para definir a los esbirros que ejecutarán los recortes sociales y asesinarán el estado del bienestar. ¿pero quien es Golman Sachs?

Para quien no lo sepa es uno de los fondos de inversión más poderoso del mundo, defiende los intereses de las mayores fortunas del mundo, entre ellas la de la familia Rockefeller Rothschild, cuyas fortunas superan ampliamente el costo de esta crisis. Una fortuna que además, se ha doblado gracias a la misma crisis a la que ahora pretenden poner coto.

Cualquier psiquiatra calificaría de psicópatas a estas personas. Porque cualquier persona de bien, en su sano juicio, no podría tener la conciencia tranquila sabiendo el dolor y las muertes que causan cada día con su egoísmo extremo. Cualquier persona de bien, que se encontrase cada día en su cuenta bancaria con más dinero del que podría gastar en toda su vida, estoy seguro que no dudaría en tender su mano para mejorar la vida de sus congéneres, algo que estos animales depredadores no han hecho en toda su vida, pese a estar tan podridos de dinero que podrían comparar medio planeta. Por el contrario, han ido creando un poder en la sombra con el fin de someter a toda la humanidad, es un claro ejemplo de mentes enfermas, que gracias a nuestro consentimiento, hemos aceptado como señores del mundo.
Si de alguna manera se puede verificar la existencia de una conspiración a gran escala es con los resultados, y son evidentes. Gracias a la crisis, los atentados de falsa bandera, la manipulación masiva, las tesis  de los señores del mundo sobre como debe ser el mundo se han impuesto. Menos libertad y mayor control son solo algunas de las consecuencias. Sus tesis totalitarias y antidemocráticas han sido impuestas sin resistencia apreciable. No cabe duda que lo han hecho muy bien gracias al valor que le hemos dado a su arma fundamental de control, que no es otra que el dinero. Todo su poder, su hegemonía mundial reside en esa herramienta diabólica que corrompe y seduce.

Quizás, como dicen algunos, el fin de todas estas maniobras es acabar con el euro y el dólar. Quizás  creando una crisis aun mayor traerá  como consecuencia  una nueva moneda única mundial, una moneda que será virtual y que cambie el concepto del dinero que actualmente conocemos.

Ya no será necesarias las incómodas monedas ni billetes, bastará una tarjeta de crédito, más o menos como ahora, pero quizás ni eso sea necesario. Un chip implantado bajo la piel podrá realizar esa función, todo será muy fácil, tan fácil como borrarla y anular a cualquier persona que no comulgue con el nuevo credo. La  tarjeta o chip, no solo contendría nuestro dinero, podría ser también nuestro carnet de identidad, contener nuestro número de la seguridad social, todo en un único dispositivo que hará muy sencillo destruir a la persona desobediente.

Nadie que no lleve el signo de la bestia podrá comprar ni vender. Las cartas han sido puestas encima de la mesa, y tenemos muchas más posibilidades de perder, porque están marcadas.