Translate

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Anomalías en las fases de la luna y posición del Sol


Visto así se trataría de una conspiración a nivel global, sin embargo puede que todo esto solo sea fruto de nuestra ignorancia en astronomía y una gran capacidad para imaginar, con lo que la luna sonriente sería es una fase más; rara, pero una fase más. De hecho, hay programas de simulación astronómica, donde podemos simular esta fase lunar. También podemos encontrar libros que se refieren a ella.

Hasta hace muy poco los hombres estaban atentos a los cielos y  miraban atentamente los cambios que se producían. Desde la prehistoria hasta finales del anterior milenio no se ignoraba, como ahora se hace, lo que ocurría encima sus cabezas. Para el agricultor el cielo era su guía, le decía cuando debía plantar su cosecha y cuando la tenía que recoger. Era sabio aquel que conocía bien las fases lunares así como la posición de las estrellas, pues su supervivencia dependía de ello tanto como  para el marino conocer la posición de las estrellas.

 Este  conocimiento ancestral de la posición de las estrellas y la luna ha sido imprescindible para la prosperidad de muchas civilizaciones antiguas. Por ello el cielo era venerado y no se ignoraban los sucesos que acontecían en él. Solo hay que echar una ojeada a las innumerables construcciones de la antigüedad, templos y observatorios estelares, que se construyeron a lo largo de todo el planeta  por diferentes culturas. Esto nos puede dar una idea de la importancia que tubo observar el firmamento.

 En apenas dos generaciones todo este saber se ha perdido. Son ya muy pocos los que miran al cielo. La observación del cielo nocturno  es algo que ha quedado relegado para aficionados y astrónomos profesionales. Para la mayoría de nosotros, los relojes, el GPS, la contaminación atmosférica y lumínica, pero sobre todo la vida agobiante que llevamos, han hecho que dejemos de hacerlo.

Será por eso que no nos hemos dado cuenta que la luna se  está comportando de manera extraña o que el Sol ya no sale por el mismo lugar donde lo hacía , pese a lo insólito del fenómeno.

No son pocos los que han advertido que la luna, en su fase creciente y decreciente, vista desde el hemisferio norte, tiene forma de U. Algo que solo se observaba desde el ecuador. El problema es que no sabemos  si se trata de algo insólito o algo normal


http://www.mundodesconocido.es/los-inuit-advierten-que-la-tierra-se-ha-desplazado.htmlLa tierra, a parte de girar sobre su eje, tiene un movimiento pendular, como el de una peonza. Su giro e inclinación ha sido estables gracias a la existencia de la luna y de su tirón gravitatorio. Esta influencia apenas a sufrido cambios perceptibles, y dichos cambios son extremadamente lentos. Pero a partir de 2011,  el comportamiento de la luna cambió. Y este cambio no va solo, también  cambio la posición del Sol, y el aumento del vulcanismo de la Tierra.

Esto solo es posible verlo desde el ecuador

Muchos han empezado a lanzar hipótesis sobre el fenómeno. Una de estas  las hipótesis es que los cambios son producidos por  un elemento cósmico de gran tamaño y masa que esté acercándose al sistema solar. No es descabellado pensar que si fuese así este astro pueda alterar el campo gravitatorio de la Tierra, la luna y otros planetas. Esta hipótesis estaría avalada también por la detección confirmada de anomalías similares en Urano, venos  y Neptuno. Así mismo, la misma NASA a comunicado que se ha detectado una anomalía de posición en las sondas Pioneer, lanzadas en 1972, ya fuera del sistema solar. Por lo visto su posición no es la que debería ser por cálculos.  Su velocidad está siendo alterada.

Imagen normal de la luna desde el hemisferio Norte
 Otra teoría, quizás menos consistente,  tiene que ver con la distancia de la luna. Desde que se formó  ha ido alejándose de la Tierra por causa de las mareas. Al alejarse  ha ido disminuyendo su efecto estabilizador en el giro de la Tierra. Puede que esta influencia este  llegando a su punto crítico en que no tenga ya la suficiente fuerza como para seguir estabilizando el giro de la tierra, pero  esta teoría no es muy sólida.  Este alejamiento es demasiado lento para ser perceptible en unos días.
 
Una tercera posibilidad es que la velocidad de giro de la Tierra, que ha estado en constante disminución, esté llegando a un punto crítico, y como le ocurre a una peonza cuando disminuye de velocidad, pierda estabilidad. Pero sucede lo mismo que los cambios de distancia entre la luna y la tierra, son cambios  demasiado lentos para que sean perceptibles. Tenemos que tener en cuenta que la luna solo se aleja de nuestro planeta a razón de unos centímetros por año, y que la disminución de rotación de la tierra es tan baja, que solo cambia millonésimas de segundo cada 1000 años.

fases de la Luna image
Desde nuestra latitud, lo que sería normal
Se que todo esto es pura especulación, pues realmente, ni yo ni la mayoría de nosotros tenemos los conocimientos necesarios para determinar la causa de estos cambios. Y una de las causas es que hemos perdido la costumbre de mirar al cielo por la noche.  Desde luego, los conocimientos más profundos de nuestro universo y de nuestro planeta, no están al alcance de cualquiera. Hoy más, pero también  en la antigüedad, es cosa de eruditos y sabios que han guardado con celo secretos. Realmente la mayoría no tenemos ni idea de lo que está pasando o si va ha pasar algo importante, pero una cosa es segura. Existen evidencias de que se está gestando algo importante y que se mantiene en secreto. porque no solamente hay cambios en la fase de la luna, el eje magnético de la Tierra también se ha movido.

Los llamados, injustamente conspiranoicos, relacionan la muerte de varios astrónomos prestigiosos en un corto periodo de tiempo y en extrañas circustancias con este hecho. Brian Marsden Geoffrey, Allan Rex Sandage y Yoshihiro Mizoguchi, por citar algunos. Por otra parte, y no les falta razones para estar alerta,  relacionan con este hecho  que la F.E.M.A ha adquirido una ingente cantidad de féretros de plástico y construido inmensos campos de concentración en suelo americano. Campos de concentración pensados  para albergar a muchos miles de personas. También hay noticias  de que se están construyendo refugios subterráneos en muchos países, con capacidad, no solo para albergar personas, sino también  semillas y conocimientos; almacenes informáticos de gran capacidad.

¿Son esto evidencias de que los gobiernos, o más bien, el gobierno en la sombra se prepara para algo importante? Un suceso que aniquile a gran parte de la población mundial. Y si fuese así ¿Que razones tendrían para ponernos sobre aviso? Es evidente, que el caos que se produciría sería insoportable para esta élite y sus planes de supervivencia. Ya los conocemos y sabemos de lo que son capaces, no les importamos nada porque creen que somos insignificantes. Así que por razones obvias, si estuviese pasando algo inevitable no nos lo dirían y harían todo lo posible por silenciarlo. Con este razonamiento, el tantas veces mencionado acontecimiento que se iba a producir en 2012, pudo ser una cortina de humo para acallar a los teóricos de la conspiración. Al fin y al cabo, como he dicho antes, el conocimiento de la arqueología o la interpretación de los textos antiguos, al igual que el conocimiento profundo de nuestro universo, es algo escaso, y como todo lo escaso caro. Son conocimientos que pertenece a una élite que no están obligados a rebelar.

Si analizamos las fuentes por las que nos llega la información, es normalmente por la televisión, reportajes o revistas científicas, todas ellas pertenecientes a grandes grupos corporativos que al final pertenecen a bancos y organizaciones supranacionales. No tenemos ninguna certeza de que sea  cierta, más bien, como la política,  que esté convenientemente manipulada.



Stellarium
Por otro lado, puede que esto sea la antesala de un cambio evolutivo del ser humano. Algunos sostienen esta teoría. La falta de datos y nuestra ignorancia hacen que tengamos mucha incertidumbre, pero lo que es evidente es que algo está sucediendo.



Este artículo es solo para reflexionar sobre nuestra ignorancia.