Translate

jueves, 16 de julio de 2015

Se ha consumado la traición de Tsipras


Mal que me pese a mí y a otros muchos que han profetizado lo que ocurriría, la traición y el engaño al pueblo griego se han consumado. Tal y como había sido pronosticado, planificado y después de un amago de democracia, que no fue más que una escena de una obra pobremente interpretada pero magníficamente planificada, Tsipras ha mostrado su verdadera identidad como un buen sirviente del sistema capitalista; poniendo en manos de los banqueros a todo un país, a cambio, prácticamente, de nada. Es muy posible que Tsipras haya cumplido con las órdenes desde el principio dadas por la élite que ansía el control total del ser humano. Esta élite tenía tenía, desde hace mucho tiempo, a la cuna de la civilización humana como objetivo. Sea como fuerte, la cuestión es que, al final de esta obra de teatro macabra, de esta tragedia, nunca mejor dicho, griega, este pueblo, igual que muchos antes, ha terminado sin soberanía, sin recursos y sin patria. Porque todo cuanto se puede vender del país será vendido, nada quedará en manos públicas a fin de pagar una deuda usurera e ilegítima, que por muchos esfuerzos que se hagan, jamás habrá dinero para pagar, ni siquiera los intereses de la misma. 

Los pobres griegos no se enteran, ni se imaginan siquiera, que las penurias que hubiesen pasado de haberse salido del sistema, hubiesen sido una broma comparadas con las que tendrán que pasar por permanecer en el euro. Nadie les ha explicado nada sobre las consecuencias, al sido conducidos y engañados. No han querido escuchar a los que le hablaban del poder inmenso de un NO a Europa. Han dicho Si al sometimiento, a la austeridad, a una vida esclava, perdiendo una oportunidad de oro para destruir el sistema opresor que dependía de esta jugada para proseguir con sus planes. Desgraciadamente, con SI, hemos perdido todos los que creemos en la libertad de verdad.

Esto no sucederá porque Grecia es una tierra baldía, carente de recursos naturales, desértica y habitada por vagos que no se preocupan más que por si mismos, como nos quieren hacer pensar los medios de comunicación, sino por un plan diseñado por los mismos terroristas financieros de siempre. Los que antes se apropiaron de África y de sus ricos recursos sembrándola guerras tribales que todavía perduran, hundido a media latino América en la miseria y el populismo poniendo a sus títeres en el poder, provocado crisis artificiales para hacer acopio de propiedades sin pagar un duro por ellas. Los mismos terroristas que han vendido armas a ambos bandos en todas las guerras mundiales, los mismos que arman y entrenan a terroristas y luego imponen leyes que suprimen libertades en nombre de la seguridad. Grecia solo es un paso más en su conquista, pero un paso importante. 
Tendríamos que estar prevenidos y no hacernos ilusiones con otros líderes, supuestamente salvaparias y perroflautas que van de revolucionarios, no vaya a ser que sean unos infiltrados del sistema , como Tsipras.  

martes, 30 de junio de 2015

Dos caras de una misma moneda


Syriza o Podemos se presentan como gallos de pelea contra el sistema, pero al final acaban siendo defensores del mismo. Así sucede porque, en realidad, detrás de estas formaciones políticas no hay más que un manojo de ideas ilusorias. Los seguidores de estas formaciones, pobres ilusos, ignoran que solo es posible la revolución si previamente se desmantela el sistema capitalista; algo que ninguna de estas formaciones a propuesto ni propondrá, porque fueron creadas por el propio sistema como cruz de la misma moneda.

El propio Pablo Iglesias, a la hora de criticar a Alexis Tsipras, afirmó que tenía que haber negociado más. Sinceramente, esto no es lo que se esperaría de un líder revolucionario. Lo lógico, dada el supuesto pensamiento revolucionario de Iglesias, es que lo hubiese dicho otra cosa, como por ejemplo, que Alexis tenía que haber mandado a la CE y al FMI al mismo lugar donde los islandeses los mandaron en su momento desde el principio. Pero está claro, que tanto Iglesias como Alixis, como cualquier marioneta que crea este sistema, obedecerá a sus amos. Así pues, bajo ese manto de revolucionario y perro-flauta, no hay más que otro sirviente del sistema, jugando a ser el poli bueno.

Ya no se puede seguir ideales de hace cientos de años; capitalismo, comunismo, nacionalismo y todos los demás ismos. Todos estos conceptos han quedado eclipsados por el conocimiento, la ciencia y la razón. Estos ideales, basados en la lucha de clases, deberían ocupar el mismo lugar que ocupa la religión. Aquel que siga esgrimiendo estos ideales como bandera, sean del lado que sea, solo solo es una piezas del juego que se está jugando en tu mente. Un juego hecho para distraerte mientras te exprimen como fruta en la licuadora.

El próximo domingo, por una vez, y sin que sirva de precedente, Alexi concederá la voz al pueblo griego, algo que se debería hacer con cada ley o cada decisión de cualquier gobierno; vamos, lo que debería ser normal en una democracia de verdad. Pero por una vez será concedido, como si fuese un gran regalo de un gran demócrata, un regalo envenenado. Porque sea cual sea el resultado, ya es demasiado tarde. Los griegos, ya no pueden desvincularse de este sistema. Además, votarán en un ambiente de incertidumbre y miedo, aterrorizados por las amenazas de esos terroristas económicos llamados banca privada y sus sirvientes, bombardeados por los bien pagados sicarios de la pluma. Si deciden no asumir las condiciones de sus acreedores, sufrirán penurias y aislamiento. Quizás, hasta tengan que echar mano de las armas que el gobierno alemán le obligo a comprar a condición de estos le prestasen dinero. Esas armas podrían servir ahora para contener la furia de un pueblo umillado.
Pero la cosa no acabará allí, claro que no. Este plan es mucho más complejo de lo que parece. Todo el sistema económico está a punto de colapsar y Grecia puede ser el detonante de una bomba de proporciones inauditas. Una bomba, que de estallar, reiniciará el sistema e impondrá el nuevo orden que tanto ansían las mentes perversas que están detrás de todo esto. Unas mentes que han ideado un plan donde nadie pueda quedar fuera de control.

Imaginen un mundo donde tarjeta de crédito y documento de identidad estén fusionados, donde se elimine el dinero efectivo ¿Donde quedará la libertad entonces? Este es el plan, lo que pretenden de esta nueva crisis artificial.

Defenderse de lo que ya parece inevitable es difícil a estas alturas, pero todavía hay tiempo. Algunos acumulan oro, sobre todo los más ricos, pero el oro no llena los estómagos y su valor es como el del dinero, tiene el que le quieran dar. Los más listos, están haciendo acopio de tierras fértiles, a ser posible con agua, pero la propiedad de la tierra es algo que depende de los gobiernos y de las leyes, que pueden cambiar al antojo de regímenes totalitarios. De la misma forma que ya hoy, muchos gobiernos hacen pagar impuestos por el Sol o uso del agua, en el futuro pueden exigir tributos impagables por las tierras o explopiarlas. La única forma de desbaratar los planes de la élite, es la desobediencia y la resistencia pacífica. Lo único que necesitan para mantenernos sometidos es nuestra atención y sometimiento voluntario. Solo quitándoles eso, su feudo, aparentemente inexpugnable, se vendrá abajo.

Hay muchas alternativas para organizar el mundo y la sociedad humana, de forma que todos, sin excepción, tengan las mismas oportunidades y puedan realizarse como seres humanos. Desde luego, ninguna de las propuestas que tiene para nosotros los que ostentan el poder en estos momentos de oscuridad, desea eso para nosotros. Porque para que halla ricos, debe haber muchos pobres, algo que nunca debería suceder en un mundo de abundancia como este, que bien gestionado y aplicando la ciencia, debería procurar nuestro bienestar.

lunes, 22 de junio de 2015

Sigue la huelga de los técnicos de Movistar


Hace ya más de un mes que no tengo línea de teléfono ni Internet a causa de la huelga no oficial de los técnicos del monopolio llamado Moviestar; de ahí mi silencio en este blog. Hoy me he tenido que tirar de móvil para publicar este post, pero tenía que hacerlo.


A pesar de que han sido muchos los que hemos sufrido los sabotajes de los técnicos, mal pagados y cabreados de Movistar, nada o muy poco se ha hablado en los medios de comunicación de ello. La razón de este silencio informativo, como dije en otro post, es fácil de intuir: la corporación tiene acciones en muchos de estos medios y en los que no, invierte grandes sumas en publicidad. Así es normal que ninguno se atreva o decir palabra que pudiese molestar; por la cuenta que les trae, claro.

Desesperado he llamado a los supuestos competidores de mi compañía, pero no hay alternativa barata ni de mejor calidad, porque todos son simples arrendatarios de las líneas y no proveeodores de servicios. Por otro lado, mi compañía actual no puede darme ninguna solución más que esperar a que los técnicos de Movistar se dignen a arreglar mi linea, es decir, que empalmen los cables que cortaron. Mi compañía, como todas las demás, no tiene técnicos ni se cuida de las líneas. La responsabilidad de las líneas es de Movistar, que es la propietaria. Pero a la gran compañía mi problema, como el de tantos otros, le importa un comino.

No quiero ser malpensado, pero supongo que esta demora, que calificaría de tercermundista, podría ser para que pierda la paciencia y me pase a la fibra óptica que han instalado recientemente en mi barrio, también propiedad de los mismos. Pero si es lo que esperan, pueden esperar sentados. No voy ha pagar por un servicio que cualquier alemán tendría por la mitad de precio. Ni que venga con canales de televisión, que bien podrían metérselos por el sitio que más le duela y que no quiero para nada.

Resulta paradójico, que estas mismas líneas de cobre, utilizadas ahora para servir de soporte a una red lenta y de muy baja velocidad, un día nos pertenecieron a todos, antes de ser mal vendidas a los amigotes de políticos de turno. Pese a que desde entonces han sido pagadas mil veces, seguimos teniendo una de las ADSL más caras y de peor calidad de Europa. La inversión les ha salido redonda, es de suponer que suficiente para haber invertido en infraestructuras modernas o haber abaratado el precio de las redes antiguas. Pero nada de eso a ocurrido, solo los sirvió para poner lineas de fibra con tecnología obsoleta y llenándose los bolsillos a costa de cobrarnos de más por un servicio pésimo.

En las imágenes se puede ver es lamentable estado de conservación de estas lineas y la falta de protección de las cajas, donde cualquiera puede abrirla y destrozar el cableado ¿y esto es una gran compañía de teléfonos?

domingo, 17 de mayo de 2015

Sin salida


La respuesta del gobierno español al movimiento 15M fue la ley mordaza. De la misma forma que el terrorismo sirvió como escusa para que los estados eliminen libertades, derechos o violen nuestra privacidad. Es la vieja estrategia de problema, reacción, solución. Su eficacia ha sido tal, que no es exagerado decir que ni el mismísimo Hitler hubiese soñado una mundo mejor. Ni siquiera George Orwell fue capaz de imaginar hasta que punto fue profética su novela 1984, pues lo que tenemos ahora es casi peor que el mundo que él recreo. Nos vigilan, nos someten a un sin fin de leyes, nos prohiben todo tipo de cosas, cuartan nuestra libertad, condicionan nuestra educación, nos obligan a mantener el sistema con trabajo esclavo, nos enferman, y nos atontan con sus entretenimientos, todo ello en pro del dios dinero y el poder. Las democracias han quedado secuestradas por las multinacionales, los gobiernos contaminados de los intereses financieros, la libertad convertida en una palabra sin significado. No se puede negar que de nos ser por el terrorismo o por movimientos como el 15M, esto no hubiese sido posible.

Son muy evidentes las vinculaciones del terrorismo con las cloacas de algunos estados, de la misma forma que el 15M es un producto de los servicios secretos españoles. A estas alturas de la película, donde las informaciones corren libremente, es ser sumamente ingenuo pensar que esto no es así. Las armas no crecen en los árboles, los lanzagranadas de alta tecnología no son fabricados en un taller clandestino, se fabrican en los estados poderosos, los mismos que financian a estos grupos armados aparecidos de la nada. De la misma forma, en una sociedad tan polarizada como la española, no hay movimientos espontáneos que surjan de la nada sin instigadores que lo fomenten. Sé que es difícil pensar que son los propios gobiernos quienes promueven este tipo de amenazas, pero cuando uno ve las consecuencias, no le cabe otra hipótesis viable. El problema lo han creado ellos para implantar cosas que de otra forma nadie aceptaría. No es nuevo, ni es la primera vez que se hace. A lo largo de la historia se ha hecho muchas veces, de la misma forma que se han utilizado los atentados de falsa bandera para provocar situaciones favorables al poder.

Solo tenemos que fijarnos en algo sutil, de lo que nadie habla y que no se dice en los medios de comunicación. La auténtica amenaza para el bienestar de todos está en los paraísos fiscales. Allí se gurda el dinero que sirve para comprar armas, es donde se evaden los impuestos que podrían mejorar la vida de la gente, es donde residen las grandes fortunas del narcotráfico y de los políticos corruptos. Sin duda es uno de los mayores problemas que tienen actualmente el mundo. Pero claro, siguen ahí, nadie los toca. Ningún gobierno hace nada por erradicarlos, no hay soldaditos americanos invadiendo estos lugares para devolver el dinero a los pobres o a las arcas de los maltrechos estados víctimas de la especulación y de la deuda usurera. Son auténticos terroristas que matan de hambre a mucha gente, pero nadie mueve un dedo. Muchas bonitas palabras, alguna que otra concesión, pero ahí están, protegidos por todos los gobiernos.

El 15M, que ahora vuelve para decirnos que siguen en la brecha, no me da ninguna confianza. Para mi, los resultados de sus existencia son más represión, y lo único que realmente importa son los resultados. ¿Acaso traen algo nuevo? ¿La abolición del dinero? No, no traen nada de esto, de hecho no es más que humo. Pues cuando no tienen ninguna alternativa creíble, no es un movimiento revolucionario, solo hacen el ruido suficiente como para justificar una reacción del gobierno. Asambleas sin resultados, donde no se establece una desobediencia civil activa, una revolución de verdad, un reset del sistema o la abolición de un sistema ya caduco que limita las aspiraciones del ser humano.

Olvidan que hay otros caminos, que es posible crear una sociedad justa, donde el ser humano solo tenga que trabajar la mitad de lo que lo hace ahora o quizás menos. Elimínese la propiedad privada, el dinero y los estados y tendremos un mundo más humano. Utopía no es un sueño, puede ser una realidad si lo que realmente se quiere es hacerla posible, pero no están por la labor. República, comunismo, monarquía, capitalismo, un sin fin de ideas confusas que nunca han llegado a buen término. Todas estas ideologías y otras tantas que me dejo, han consistido en el sometimiento de la mayoría a un pequeño grupo elitista, que lejos de mirar por los intereses de todos, solo mira por los suyos.

domingo, 10 de mayo de 2015

Silencio de los medios de comunicación ante la huelga de técnicos de Moviestar.


Pocos se han enterado de la huelga y de las manifestaciones de los técnicos de mantenimiento de la mayor compañía telefónica de España, o mejor dicho la única. Unas protestas bien fundadas, ya que la situación actual de este colectivo es terrible, aunque no muy diferente a la de otros trabajadores, cuyas empresas, a pesar de tener grandes beneficios, han aprovechando la crisis para reducir salarios y precarizar los contratos, sirviéndose de subcontratos y otras estrategias similares que van en contra de los derechos laborales ganados con mucho sufrimiento.

Esta compañía, como muchas otras, han llevado a sus trabajadores a la esclavitud sin ninguna justificación; bueno, ninguna no ya que los beneficios de sus altos cargos y los de los inversores de han crecido en proporción a lo perdido por sus trabajadores. Estamos hablando de una compañía propietaria de todas las líneas de cobre y que ahora también está monopolizando la fibra óptica. En estas condiciones, la competencia es un puro camelo. Todas las otras compañías son satélites que utilizan o alquilan sus infraestructuras. Infraestructuras por cierto, obsoletas. Pues como ya dije en otro post, no solo las lineas de cobre lo son; la fibra que están poniendo es multimodo, una tecnología que ha ya se ha quedado antigua. Pero como ha ocurrido con las línea de cobre, la aprovecharán hasta sacarle todo el jugo para luego implantar otra y volvernos a pedir dinero por ello. En esta situación, no es de extrañar que España esté a la cabeza de los países donde las telecomunicaciones son las peores y más caras.
Lo más escandaloso y el motivo fundamental de este post es que casi ningún medio de comunicación de este país, especialmente la televisión, haya dedicado algún comentario a las numerosas y concurridas manifestaciones de los trabajadores de esta compañía, la precaria que viven o la situación de las telecomunicaciones en el país. Pero no deberíamos extrañarnos mucho, pues la razón es que parte de los beneficios obtenidos por la situación de falta de competencia real es que se puede invertir mucho en publicidad, comprar medios de comunicación o contratar en sus consejos de administración a políticos; lo que se conoce como puertas giratorias. Exactamente eso es lo que hace esta multinacional, cuyo capital un día fue de todos los ciudadanos. Un capital humano y técnico malvendido, curiosamente por el socialista Felipe Gonzalez; aunque todo hay que decirlo, por orden expresa de la EU. Así pues, está claro que los medios de comunicación no pueden morder la mano que les da de comer; no solo por perder la fuente de ingresos que supone la publicidad, sino porque buena parte de ellos están comprados. Así es como se consigue que los medios de comunicación masiva hayan quedado reducidos a meros productores de propaganda y exaltación del liberalismo. En tales condiciones, ya es imposible creer o orientarse por ellos, están contaminados y no son fiables; cosa que ya se sabe desde hace tiempo.

Pro otra parte, no hay que olvidar nunca lo que significa una privatización para entender todo esto, sobre todo si lo que se privatiza son empresas vinculadas a sectores estratégicos de un país, como es la energía, las telecomunicaciones... en definitiva los servicios básicos. Se trata de convertir algo que es de todos los ciudadanos y ha sido pagado con sus impuestos, en propiedad privada de algunos, ya sean extranjeros o inversores que solo quieren conseguir un rendimiento económico, sin importarles para nada el bienestar de los ciudadanos o la calidad del servicio. La privatización de servicios significa perder la independencia de un país y de los gobiernos. El país queda completamente subyugado al capital y los intereses económicos, que como todo el mundo sabe, no son los mismos que los intereses de los ciudadanos.

En definitiva, esto es más de lo mismo, cosas que se suman a un sistema neoliberal que está conduciendo al ser humano a un estado de esclavitud, donde la libertad desaparece para implantar, de facto, un sistema totalitario, donde el capital es lo que está por encima de la necesidad humana. Si esto es lo que pasa cuando se privatiza este servicio público, imaginen lo que puede pasar con la sanidad.

Quizás muchos de los usuarios se hayan visto afectados por averías, fruto de sabotaje de los piquetes, pero en mi opinión no les faltan motivos para hacer estas y otras acciones más contundentes. Quedarse impasibles mientras el movimiento neoliberal va destrozando todo a su paso es casi peor que ser uno de estos enfermos que no les importa más que engrosar su cuenta de resultados a costa del mal de otros. Es algo que el capitalismo llevado a su extremo ha favorecido y lo sigue haciendo, cada vez con más virulencia.

No hay que plantearse si las privatizaciones son buenas o no; a la vista están los resultados para quieran verlos y no ignorar sus nefastas consecuencias. A la hora de votar en en esta democracia contaminada por los medios de comunicación y condicionada por la opinión de una mayoría aborregada, hay que tener en cuenta que quizás no sea tan descabellado votar a partidos políticos de que pretendan nacionalizar sectores estratégicos. Lo malo es que ya sabemos en que quedan las promesas electorales una vez que los partidos acaban en el poder; siempre se someten a los poderes económicos, incumpliendo sus promesas y haciendo lo que le interesa al poder.

lunes, 27 de abril de 2015

La sabiduría de uno mismo


Los gobiernos no quieren que seas sabio, ninguna institución política o religiosa desea personas sabias en su seno. Todas temen a estas personas porque no obedecen ciegamente, porque no se dejan manipular o doblegar, no actúan como robots, se cuestionan toda la información que reciben. Para una persona sabia no hay fuente de información fiable, todas son cuestionables, tampoco líder político de fiar. Las personas sabias prefieren morir antes que vivir siendo esclavos. Estas personas son temidas por las religiones y las multinacionales, rechazadas por los ejércitos odiadas por los gobiernos; que harán todo lo posible para neutralizarlas.

No hay que confundir la inteligencia con la sabiduría. Aunque es cierto que para ser sabio se necesita inteligencia, no es cierto que alguien inteligente tenga que ser sabio. Hay personas muy inteligentes, que pese a su gran intelecto son unos ineptos, es más, puedes ser psicópatas dispuestos a joderte la vida. Las personas sabias no van por ahí haciendo el mal a los demás, aprovechándose de ellos o compitiendo contra otros, colaboran y se ayudan entre ellos, porque como sabios saben que de ello recibirán mucho más que lo que ofrecen. No rehuyen de las experiencias nuevas ni hacen juicios a priori. Saben perfectamente que las cosas pueden no ser lo que parecen.

Todo nace con un comentario o con una intuición; algo no cuadra y te indica que las cosas no son como parecen u otros dicen que son. Si ante esa duda no buscas tu propia respuesta, a buen seguro no serás una persona sabia, porque las personas que pretenden tal atributo quieren conocer su entorno para estar prevenidos de eventualidades. Las versiones oficiales, lo que diga la ciencia, la apariencia, nada de esto basta para configurar una verdad. Es la propia experiencia y los resultados de la misma lo que configuran el entorno. Solo cada uno puede dibujar su propio mundo. 

He aquí un buen ejemplo de lo que digo. 

viernes, 24 de abril de 2015

El trabajo

La volatilidad del  valor del dinero está provocando que en los últimos tiempos que   nuestro trabajo pierda también valor, es decir, los sueldos disminuyen y el coste de la vida y los impuestos suben. Hoy tener un trabajo ya ni siquiera  garantiza disponer de lo necesario para vivir.  Esta distorsión se debe a cuatro ideas , carentes de toda razón y lógica, que han se han impuesto como el ideario macabro  que  condicionado nuestras vidas hasta llegar a la semi-esclavitud:

1. Sociedad de consumo:  Constantemente estamos siendo bombardeados con estímulos subliminales o directos que no conducen a pensar en una idea del bienestar equivocada y maniquea, donde el lujo y lo superfluo son las metas y lo necesario representa la pobreza. Algunas de las ideas que hemos adoptado son de una estupidez impropias de gente que se supone inteligente: Pensar, por ejemplo,  que para ser diferentes  hay que tener cosas diferentes a los demás, aunque estas cumplan la misma finalidad, que lo escaso es valioso por ser escaso y no por su utilidad real o que la ropa distingue a la persona que la lleva, entre otras muchas; son las ideas estúpidas que han conformado lo que llamamos sociedad de consumo. La consecuencia de este pensamiento ilógico, en mi opinión inducido de forma intencionada, es una mayor necesidad de trabajo y una desigualdad de recursos básicos creciente. Mientras unos nadan en el lujo, otros tienen, literalmente, que matarse a trabajar para asegurarse de tener lo básico. Así mismo es la causa de que  algunos psicópatas atesoran cantidades indecentes de dinero, suficiente como para que no hubiese una sola persona en este mundo que pasase hambre. Pero claro, sin la sociedad de consumo, sería impensable la existencia de de la segunda idea equivocada.  

2.   El dinero:  Es  la fuente de toda confusión. En si mismo, representa una gran mentira por la que la mayoría de personas perdemos la vida trabajando inútilmente para obtenerlo, y lo hacemos sin ser conscientes que no tiene un valor real. Se ha convertido en una motivación y un objetivo vital, a pesar de ser una simple representación de un valor efímero y manipulable. Unas cuantas entidades privadas  lo emiten y lo regulan  en exclusiva, lo que  hace que  quedamos a su merced, sin defensa posible ante sus decisiones. Pero lo peor que tiene el dinero son las cosas que se hacen por conseguirlo, ya que se ha convertido en una motivación en si mismo, en un bien. Hoy es más importante  obtener beneficio monetario que beneficio real. Esto es así hasta el punto de que algunas empresas farmacéuticas producen  medicamentos que no para curar, sino para hacer que la  enfermedad se vuelva  crónica y poder vender más producto.  Otros se dedican a  producir cosas con fecha de caducidad inducida para poder así vender más; lo que se llama obsolescencia programada. Y si hay alguien que hoy en día piense que algunas empresas no ocultan tecnologías que arruinarían sus negocios, aunque estas tecnologías mejorasen el mundo, es que no puede ver más allá de sus narices, pues si hay dinero que perder no importa quien sufra. En resumen, todo lo que se haga debe hacerse para conseguir dinero, pero claro, el dinero no es más que una representación, no es un beneficio real directo que suponga una mejora  en la calidad de vida, sino solo la obtención del mismo.   

3. La política:  considerar que las instituciones que gobiernan el mundo en un sistema basado en el dinero, van ha defender el beneficio humano y no el monetario, es tan ingenuo como pensar que una empresa armamentística produce armas para mantener la paz. No hay en la práctica ninguna órgano gubernamental  que no esté contaminado por intereses financieros, ya sean las personas que  dirigen o de la institución en si. Todas lo estamentos del estado u organizaciones políticas, alcanzado cierto tamaño o nivel de poder, acaban en manos de los intereses capitalistas. 

4. Propiedad privada. En si mismo es un término falaz, teniendo en cuenta que la vida tiene fecha de caducidad. Es absolutamente inmoral tener algo útil para otras personas  guardadas en una vitrina, sólo para contemplarla. Tan inútil como desperdiciar la riqueza de una tierra cultivable para que el dueño  y señor de las tierras la utilice como coto de caza particular. El interés común debe prevalecer siempre sobre el particular. Ya Platón intuyó que su república no se podría salvar si no se arbolecía la propiedad privada. Y efecto, la propiedad privada representa uno de los defectos de la mente, el apego.   


Resulta curioso comprobar que nadie dentro del sistema cuestiona el dinero y sus procesos, que nadie plantee alternativas,  salvo contados grupos de personas que han decidido desprenderse de este yugo y renunciar al control que suponen vivir en una sociedad cada día más controlada, menos libre e inhumana. No debemos esperar demasiado a que esto cambie, ya que la inmensa mayoría de las personas viven engañadas, por tanto, sometidas al sistema. Cumplen sus leyes, pagan sus impuestos y votan en las elecciones amañadas de las falsas democracias, que solo son una ilusión.



domingo, 19 de abril de 2015

Utopía, Tomas Moro


El Imperio Británico fue artífice de una de las peores ideologías concebidas por mete humana y que dio pie a la situación actual del estado del mundo, creadora de guerras fratricidas, injusticia, desigualdad y pobreza; me refiero, por supuesto, al capitalismo. Pero como en todo lo humano, este imperio no ha sido ajeno a la contradicción. Si bien es el artífice de esta gran estafa para el mundo, no se puede negar su capacidad para ser cuna de hombres ilustres,doctos, sabios y visionarios, con la habilidad de intuir las consecuencias del capitalismo y prevenirnos de sus efectos. Entre esos hombres nacidos bajo el yugo de esta paradoja, Tomás Moro fue uno de los mejores exponentes de lo  bueno que ha dado este imperio. Un hombre ilustre y docto, que como muchos otros de su época, fueron injustamente acallados por el filo del hacha.

Tomás Moro fue un visionario porque se anticipó a las consecuencias del capitalismo mucho antes de que sus consecuencias se vieran claras. Supo ver sus defectos y como empezaban ha afectar a la naturaleza humana en toda su extensión. Esta visión la convirtió en una obra literaria que llamó Utopía. Escrita en 1516, esta obra es calificada por algunos como los inicios de ciencia ficción, pero los que así la ven yerran completamente y no son objetivos a la hora de juzgarla tan a la ligera. La obra en sí, es una crítica descarnada al capitalismo. Han sido muchos lo que a lo largo de la historia han visto estas consecuencias, pero al contrario de estos, que solo se limitaban a la crítica, Tomás Moro plantó una alternativa científicamente viable, acorde con la ley natural que debiera ser la máxima que condujese el destino de una sociedad justa.

Más de quinientos años antes de que nos diésemos cuenta de habíamos embarcado en una nave condenada al naufragio, Tomas Moro avisó de que estaba plagada de vías aguas, pero como está ocurriendo hoy en día, muy pocos le creyeron. Ahora, cuando el naufragio es inminente, movimientos como Zitgeist, que como el Santo Tomás avisan del desastre y promueven alternativas similares a las de Utopía, tampoco son escuchadas. El movimiento Zitgeist actualiza Utopía con los avances científicos y la tecnología al servicio del hombre y no del capital. Poniéndose en práctica estas teorías, las seis horas que se trabajan en Utopía quedarían reducidas a cuatro, en un estado del bienestar nunca conocido por la humanidad. Pero antes de que Utopía pueda hacerse realidad, debemos desprendernos de todos los engaños y tretas que el capitalismo a puesto para ser aceptado como dogma.

Utopía es la linea media entre la libertad y el bien común. Uno de los párrafos que más me ha gustado es el que hace referencia al oro y que tengo a bien poner aquí:

Estos se preguntan, en efecto, si puede haber hombres que queden embelesados ante el brillo engañoso de una perla diminuta o de una piedra preciosa, cuando tienen la posibilidad de contemplar una estrella, y hasta el mismo sol. Se maravillan de que haya alguien tan rematadamente loco que se considere más noble por la lana más fina que viste. ¡Después de todo, esta lana, por fino que sea su hilo, la llevó antes una oveja, y nunca dejó por ello de ser oveja! No les cabe en la cabeza que el oro, tan inútil por naturaleza, haya adquirido en todos los países del mundo un valor táctico tan considerable que sea mucho más estimado que el mismo hombre, y ello a pesar de que su valor haya sido sacado por y para el mismo hombre. No salen de su asombro ante el hecho de que un plomo, sin más talento que un tronco, y tan falto de escrúpulos como zafio, pueda tener bajo su dependencia a multitud de hombres honrados y buenos sólo por la única razón de que un buen día le llovieron del cielo un montón de monedas. Pero, cuidado, que un revés de la fortuna o una interpretación de las leyes que no menos que la fortuna pone las cosas patas arriba puede
arrebatar el dinero a nuestro héroe, para ponerlo en manos del más rufián de sus criados. Entonces, no hay por qué admirarse de ver al amo convertido en criado de su criado, como apéndice y aditamento de su dinero.”


La idea que tenía Tomas Moro del oro, no dista mucho de nuestro dinero actual, y se hace patente en este párrafo. Intuyó, no en toda su extensión, la naturaleza del engaño que hoy en día sufrimos debido al uso del dinero, derivado de una de las más grandes mentiras creadas artificialmente para que sigamos en el sistema, la escasez.
Esta idea de escasez solo es entendida si se considera que todas las cosas inútiles que hoy en día se producen tiene razón de ser.
¿De que sirve fabricar diferentes modelos de vehículos, incluso de que sirve fabricar vehículos existiendo buenos trasportes públicos?
¿De que manera afecta a un tejido adornos innecesarios para proteger del frío o del calor?
¿Porqué existen tal cantidad de refrescos, de diferentes sabores, metidos en botellas de plástico? ¿Acaso estos pueden ser mejores que el agua de un manantial puro?

Cosas tan banales son la causa de la escasez y el dinero es necesario. Es una gran mentira, una estafa monumental. Si todo el mundo tuviese al alcance de la mano aquello que realmente necesitase para vivir, el dinero no tendría razón de existir.

Por otro lado, y para acabar, tengo que destacar la referencia que éste escritor hace a las leyes y su origen. Estos dos párrafos pone al descubierto otra de las causas de muchos males, “La propiedad privada”:

Por eso, no puedo menos de acordarme de las muy prudentes y sabias instituciones de los utopianos. Es un país que se rige con muy pocas leyes, pero tan eficaces, que aunque se premia la virtud, sin embargo, a nadie le falta nada. Toda la riqueza está repartida entre todos. Por el contrario, en nuestro país y en otros muchos, constantemente se promulgan multitud de leyes. Ninguna es eficaz, sin embargo. Aquí cada uno llama patrimonio suyo personal a cuanto ha adquirido. Las mil leyes que cada día se dictan entre nosotros no son suficientes para poder adquirir algo, para conservarlo o para saber lo que es de uno o de otro. ¿Qué otra cosa significan los pleitos sin fin que están surgiendo siempre y no acaban nunca?

Cuando considero en mi interior todo esto, más doy la razón a Platón. Y menos me extraña que no quisiera legislar a aquellas ciudades que previamente no querían poner en común todos sus bienes. Hombre de rara inteligencia, pronto llegó a la conclusión de que no había sino un camino para salvar la república: la aplicación del principio de la igualdad de bienes. Ahora bien, la igualdad es imposible, a mi juicio, mientras en un Estado siga en vigor la propiedad privada. En efecto, mientras se pueda con ciertos papeles asegurar la propiedad de cuanto uno quiera, de nada servirá la abundancia de bienes. Vendrán a caer en manos de unos pocos, dejando a los demás en la miseria. Y sucede que estos últimos son merecedores de mejor suerte que los primeros. Pues estos son rapaces, malvados, inútiles; aquellos, en cambio, son gente honesta y sencilla, que contribuye más al bien público que a su interés personal.”



Todo el que sienta que algo no funciona en esta sociedad, debería haber leído alguna vez estos textos, y saber así a cuan temprana edad el capitalismo y otros ismos, de su misma naturaleza, solo han sido herramientas, utilizadas por unos pocos, para acaparar riqueza y poder a costa de los demás. Cabe preguntarse, si estos ismos, son fruto de la causalidad o la casualidad. Yo más bien me inclino por la primera opción.

Pongo aquí dos  enlaces, uno  para el que quiera leer y otro para el que lo quiera escuchar.

 http://ocw.uca.es/pluginfile.php/1497/mod_resource/content/1/Utopia_Tomas_Moro.pdf


 

viernes, 10 de abril de 2015

Hollywood al servicio de la política exterior americana




La industria del cine en Hollywood mueve millones de dólares, pero puede que ganar dinero no sea el único motivo para la producción de películas. De hecho, la mal llamada piratería en Internet combinada con los homecinemas, está haciendo que producir películas sea cada vez menos rentable.
Así pues ¿Que hace posible seguir haciendo grandes producciones con presupuestos desorbitados?

“El francotirador” o “La noche más oscura” o “Argo” nos enseñan que el fin, por muy inhumano que sea, justifica los medios. Estas tres producciones americanas, entre otras muchas, parecen hechas por encargo del gobierno, con el fin de cambiar a la opinión pública respecto actos claramente despreciables y que van en contra de todo derecho humano. Así mismo justificar la nefasta política exterior americana. En la película “El Francotirador”, se nos muestra un anti-héroe muy patriótico él, que dispara a distancia, sin dar la oportunidad de defenderse al enemigo, que siempre, como no podría ser de otra manera en una película patriótica, es un terrorista supermalvado, que en ocasiones se personifica en mujeres e incluso niños. Lo que la película no cuenta, es que las personas que este supuesto héroe mata, no son terroristas porque sí. Son personas que intentan defenderse de una invasión extranjera y no salvajes despiadados sin alma.

De esta forma, contando una historia simple y sin complicarse mucho la vida, Clint Eastwood, un tipo que hasta que hizo esta película lo consideraba un buen director y más inteligente, nos intenta convencer de que matar preventivamente y de forma cobarde está justificado. Entra dentro de lo posible, que como ha sucedido en otras ocasiones, Jason Hall, el guionista de esta película, fuese instado a contar esta historia por la C.I.A. No sería ni la única ni la primera vez que este organismo interviene para ensalzar el patriotismo o crear pautas de conducta sociales o justificar las políticas americanas.  Curiosamente, al igual que pasa con algunos premios Novel, estas autenticas bazofias de guión simplista y poco trabajado, son galardonadas con Oscars,  que yo calificaría como premios al cinismo y la hipocresía.

En segunda la película “La noche más oscura” , una película premiada por la academia,  se evidencia de forma mucho mas clara esta realidad. Es pura propaganda disfrazada película. Recrea burdamente la captura de un terrorista, que por cierto, fue creado por la propia CIA, me refiero, claro está a Osama Bin Laden. A parte de falsear la verdad de forma descarada, justifica y de que manera, que la tortura física y psicológica está bien para obtener información, como un mal necesario.

Estas dos películas quieren hacernos creer que todos los que matan son terroristas, y que la administración americana es la hermanita de la caridad que viene a salvarnos de estos salvajes. Pero los hechos, al margen de la ficción de la que no se apartan las películas,  apuntan a otra verdad. La propia administración de Obama es, a día de hoy, la que ejerce y promueve el terrorismo en todo el mundo. No solo lo financia directamente a través de sus agencias secretas, sino que con sus políticas imperialistas e injerencias constantes en países con recursos, lo fomenta.

¿De que otra manera puede defenderse un país que no tiene ni armamento ni los medios de su adversario?
Por otra parte, no se le puede llamar otra cosa que terrorismo, a lo que sus drones hacen todos los días en Pakistan, Yemen y otros tantos países. Donde personas, muchas veces ajenas a cualquier acto criminal, por tanto inocentes, muren a voluntad de las órdenes de ejecución firmadas por Obama. Incluso, aunque fuesen terroristas, toda persona tiene derecho a un juicio justo, algo que está en la declaración de derechos del humanos y en la propia Constitución Americana. Son películas como estas, las que intentan socavar nuestro subconsciente, condicionando nuestra forma de ver las cosas.

Pero claro, de todo esto surge una duda respecto a aquellas películas que dejan entrever una realidad plausible, sobre tramas políticas reales urdidas en el seno del gobierno americano y que han sido éxitos cinematográficos. Pero éstas, la tramas acaban casi siempre siendo descubiertas y los conspiradores atrapados, dando así la impresión falsa que todos los malos acaban pagando sus fechorías. Todos sabemos que esto es falso, pero en las películas no lo pintan así, dándonos a entender que hay una justicia real; esa es la idea. Pero, si fuese así, Dick Cheney, George Bush y todos los que mintieron sobre las armas de destrucción masiva de Iraq, estarían en la cárcel, cosa que no ha sucedido.

Si pensamos que va a llegar Morfeo para ofrecernos la pastillita, es qué o que los indios americanos ganaron a los blancos en la conquista de su territorio, como en Avatar, es que estamos abducidos por la industria Hollywoodiense y su manipulación de la realidad. Puede que Matrix sea una de esas películas que deja entrever la verdad, pero para verla, no es necesario tomar ninguna pastilla, es una cuestión de decidir cual es la verdad y no dejarse engañar por encantos de sirena de Hollywood.
El cine, como los medios de comunicación son pagados por un sistema, cuyo propósito, es el control a las masas y sometimiento del individuo al pensamiento único y disciplinado, condicionando sus elecciones y gustos. Tanto la educación como la posterior manipulación mediática, son en si mismas una extensa red para atrapar en el inmovilismo a la especie humana. Hollywood forma parte integrante de esta red.
Si te gusta el cine por sus efectos especiales, la espectacularidad y la fuerza de la imagen, tienes que tener cuidado de no dejarte influenciar por los mensajes subliminales de las películas. No encontraras en la vida real a un Superman que te salve, el único que puede salvarte de la mentira y del sometimiento eres tu mismo. El auténtico superhéroe, es aquél que va en contra de la corriente y piensa por si mismo.

Comparto este vídeo como ejemplo de gente que piensa lo mismo que yo.


 http://www.hispantv.com/showepisode/episode/Hollywood-Cut---La-CIA-y-Hollywood/302

domingo, 5 de abril de 2015

El Preceptor Filosofo


Hoy ha sido uno día tranquilo al que podido dedicar tiempo para leer. Como no sabía el qué, me puse a buscar algo entretenido. Por casualidad cayó en mis manos este texto del Marqués de Sade y que quiero compartir. Tengo que decir  que no solo me ha hecho reír, sino también comprender mejor la fuerza de las palabras. Sé que para muchos esto les parecerá una obviedad, pero para mí, todavía falto de cultura y de lecturas complicadas este texto me ha parecido todo un descubrimiento, sobre todo por ver como personas diestras en letras pueden narrar una historia tan escabrosa sin utilizar ni un solo término soez; esto  me ha resultado muy didáctico. Creo entender que la intencionalidad de este texto,  que califico como satírico, es una dura crítica contra la iglesia y su hipocresía, así como los más bajos instintos, pero juzgar vosotros. Sin más lo dejo para disfrute del que quiera leer.


De todas las ciencias que se inculcan a un niño cuando se trabaja en su educación, los misterios del cristianismo, aun siendo sin duda una de las materias más sublimes de esta educación, no son, sin embargo, las que se introducen con mayor facilidad en su joven espíritu. Persuadir, por ejemplo, a
un muchacho de catorce o quince años de que Dios padre y Dios hijo no son sino uno, que el hijo es consustancial a su padre y que el padre lo es al hijo, etc., todo esto, por necesario que sea no obstante para la felicidad de la vida es más difícil de hacer comprender que el álgebra y cuando se quiere tener éxito, uno se ve obligado a emplear ciertas equivalencias físicas, ciertas explicaciones materiales que, por desproporcionadas que sean, facilitan, sin embargo, a un muchacho la comprensión de la misteriosa materia.


Nadie estaba tan plenamente convencido de este método como el padre Du Parquet, preceptor del condesito de Nerceuil, que tenía unos quince años de edad y el rostro más hermoso que fuera posible contemplar.


- Padre -decía día tras día el joven conde a su preceptor-, de verdad que la consustancialidad está por encima de mis fuerzas, me es absolutamente imposible concebir que dos personas puedan convertirse en una sola: aclaradme ese misterio, os lo suplico, o ponedlo al menos a mi alcance.

El virtuoso eclesiástico, deseoso de tener éxito en su educación, contento de poder facilitar a su discípulo todo aquello que un día pudiera hacer de él un hombre de provecho, ideó un procedimiento bastante satisfactorio para allanar las dificultades que hacían cavilar al conde, y este procedimiento, tomado de la naturaleza necesariamente, tenía que resultar bien. Hizo venir a su casa a una jovencita de trece a catorce años y tras asesorarla convenientemente la unió a su joven discípulo.


Y bien -le pregunta-, amigo mío, ¿entendéis ahora el misterio de la consubstancialidad? ¿Comprendéis ya con menos dificultad que es posible que dos personas se conviertan en una sola?


-Oh, Dios mío, claro que sí, padre -responde el encantador energúmeno-; ahora lo entiendo todo con una facilidad sorprendente. No me extraña que ese misterio constituya, según se dice, toda la alegría de los seres celestiales, pues es agradabilísimo divertirse haciendo de dos uno solo.


Algunos días más tarde el joven conde rogó a su preceptor que le diera otra lección, pues pretendía que había aún algo en el misterio que no comprendía bien y que no podría explicarse más que celebrándolo una vez más en la forma en que ya lo había hecho. El complaciente clérigo, a quien esta escena divertía probablemente tanto como a su alumno, hace volver a la muchachita y la lección vuelve a empezar, pero esta vez el clérigo, singularmente emocionado por el delicioso panorama que ofrecía a sus ojos el guapo muchacho de Nerceuil consubstanciándose con su compañera, no pudo resistirse a intervenir en la explicación de la parábola evangélica y las bellezas que con ese motivo recorren sus manos acaban por inflamarle totalmente.


Me parece que esto va demasiado de prisa -exclama Du Parquet, agarrando al condesito por la cintura-, excesiva elasticidad en los movimientos, por lo que resulta que no siendo tan íntima la conjunción no refleja adecuadamente la imagen del misterio que hay que demostrar aquí... Si nos ponemos, exacto de esta forma -prosigue el pícaro, obsequiando a su joven discípulo con lo mismo que éste ofrece a la muchacha.


¡Ah! Dios mío, ¡que me hacéis daño, padre! -exclama el muchacho-. Y además esta ceremonia me parece inútil. ¿Qué otra cosa me enseña sobre el misterio?
-¡Oh diablos! -contesta el eclesiástico, balbuceando de placer-. ¿Pero no ves, amigo mío, que te lo enseño todo de una vez? Esto es la Trinidad, hijo mío… Hoy te estoy explicando la Trinidad, cinco o seis lecciones más y serás doctor de la Sorbona.

miércoles, 1 de abril de 2015

Enfrentarse al peligro es de valientes, pero ignorarlo es de idiotas.


La dirección auto-destructiva de la sociedad no es producto de la casualidad, sino de la intencionalidad. Durante mucho más tiempo del que pensamos, la élite política y financiera, fundamentalmente está última, con la colaboración de unas instituciones educativas sordas, ciegas y obedientes, han conseguido idiotizar la sociedad hasta hacer que esta permanezca impertérrita ante un peligro que ya no es capaz de ver. Gracias a la ingeniería social capitalista, de Keynes y demás predicadores y charlatanes del materialismo más radical, la educación, como todo lo humano, ha tomado un rumbo de inexorable caída hacia el clasismo y la decadencia. La diferencia entre la educación común y la de los hijos de los oligarcas es abismal. Pero ni siquiera la clase pudiente se salva de la quema en estos tiempos de oscuridad. De la misma forma que se conduce a un obrero a su destino, se educa a la clase pudiente a ocupar su estatus en la cadena de mando, con la clara intención de prevenir posibles fugas en el sistema de jerarquías, tan bien planificado como deshumanizado.

Como he dicho antes y me reitero, esto no es fruto de la casuística, esta educación se ha diseñado y puesto en funcionamiento con intencionalidad y alevosía; podría decir sin temor a equivocarme, que se trata de una de las conspiraciones más evidentes de todas las que hay.

Los motivos por los que se ha idiotizado a la sociedad se hacen patentes en las elecciones o en cualquier encuesta sobre política. Julio Anguita, con el que comparto algunos pensamientos, dijo en uno de sus discursos recientes dijo: A los que más temo no son a los neoliberales, sino a los que dicen que pasan de política y no acuden a las urnas o votan siempre a los mismos, aunque estos les roben o les perjudiquen. Julio no habló del porqué sucede esto, pero conociendo el nivel cultural y la educación recibida por esta generación de pasotas instrumentales, es fácil intuir la causa de su temor.

Julio Anguita, como otros políticos de la vieja escuela, son hombres cultos. Hoy en día, tener cultura, utilizar palabras antiguas o retórica, más o menos culta, es casi tanto como ser un bicho raro. No hace demasiado tiempo intelectuales y poetas se reunían en los cafés de las ciudades para discutir, no solo de política, también de arte y de cultura en general, casi de la misma forma que lo hacían los senadores en Roma o la antigua Grecia. Si comparamos aquellas mentes elocuentes y claras con lo que hoy podemos escuchar en cualquier bar, nos daremos cuenta enseguida de nuestra pérdida.

En menos de cincuenta años, hemos pasado de tener convicciones morales a ser amorales, de cuidar a nuestros hijos a ceder su porvenir a una sociedad enferma y decrépita, de tener universidades independientes a universidades que trabajan para crear engranajes y piezas para sostener un sistema absolutamente perecedero. Las Universidades ya no forman personas, forman máquinas.

Enfrentarse al peligro es de valientes, pero ignorarlo es de idiotas. El peligro que se cierne sobre esta sociedad sociedad, que a renegado de su historia, de la cultura y del conocimiento, es la sumisión al totalitarismo. Un individuo sin capacidad crítica, incapaz de percibir el peligro, incapaz de reconocer lo que significa la libertad, es permeable a todo tipo de engaños que provengan del poder, algo que cada vez se hace más patente.
Quien controla la educación de un pueblo tiene en su mano el futuro de éste, y se da el caso que nuestro futuro está en manos de unos irresponsables, incapaces de ver el resultado de una sociedad empobrecida, incapaz de rebelarse ante el poder. Que fácil va ha ser para futuros déspotas hacerse con el control de una sociedad desprovistas de armamento intelectual para defenderse.

sábado, 28 de marzo de 2015

Trasporte aéreo 2ª parte. Cuestionando su existencia.


Razón de ser del transporte aéreo:


Hoy nos resulta muy normal mirar al cielo y observar más de tres aeronaves surcando los cielos. Las prisas que imponen los tiempos han hecho que este medio de trasporte prolifere de forma desbocada. Se estima que en cualquier momento hay volando, de media, unos 13.000 aparatos, una cifra que no para de crecer por el aumento de demanda y el fomento de una industria a todas luces insostenible y sin futuro. A estos hay que sumar los aparatos dedicados al transporte de mercancías y otros militares. Juntos podrían sumar de 14.000 o 15000.
El Boing 737-400, uno de los aviones más populares, carga en sus depósitos 20.104L de combustible y tiene una autonomía aproximada de 3810Km, volando a una velocidad de crucero de 840km/h y transportando hasta 168 pasajeros. Si tomásemos este aparato como como modelo para hacer un estadística del consumo de combustible que se consume cada hora por todas las aeronaves del mundo, las cifras nos abrumarían. Por poner burda aproximación y no entrar mucho en cifras: cada hora se queman en la atmósfera una media de 8.000 toneladas de combustible, lo que representa en un año más de 30 millones; una cifra absolutamente insoportable para una atmósfera ya dañada por otras industrias y actividades humanas. Por mucho que mejore la eficiencia de los motores a reacción, está claro que esto no puede durar mucho. El oxígeno que queman estos motores es el mismo que respiramos, y todo por llegar más rápido y más lejos, en unos tiempos donde esto se puede hacer de otras formas.
Existen proyectos que superan en velocidad y economía al transporte aéreo. Uno de esos proyectos es el tren que se mueve dentro de un túnel de vacío. Levitado por electroimanes. Este tren de trasporte de pasajeros o mercancías no tendría ante si lo que hace que un cuerpo necesite grandes cantidades de energía para moverse; el aire, por lo que podría alcanzar velocidades superiores a 10.000k/h gastando un 1% de lo que consume una aeronave o un barco. Además, la energía podría provenir directamente de fuentes sostenibles, pues no consumiría combustible, sino electricidad. Cierto que la inversión necesaria para construir las infraestructuras necesarias para hacerlo posible supondrían una enorme inversión ¿Pero acaso no supone más coste para nuestra supervivencia quemar cada año 30 millones de litros de combustible en la alta atmósfera? Si dicha infraestructura se pusiese en marcha, dejaría la industria de la aviación obsoleta y a los intereses petroleros que la fomentan arruinados. Así pues, no es que no haya alternativas, es qué hay intereses que impiden ponerla en práctica. Estos túneles se podrían construir encima de las líneas de tren ya existentes, o atravesando los océanos. Gracias a los avances en la aeronáutica y la tecnología espacial, hoy en día es posible construir estas infraestructuras dotándola de medidas de seguridad similares a las que tiene las aeronaves más modernas. Lamentablemente, es falta del incentivo económico lo que lo evita, algo que la industria aeronáutica y petrolera todavía tienen, aunque tenga los días contados.
Tendríamos que plantearnos seriamente cuando es necesario o no hacer un vuelo en una línea aérea; porque puede que sea más un capricho que no una necesidad. Internet y las telecomunicaciones en general, hacen posible reuniones virtuales e incluso le permiten a un cirujano hacer una operación desde el sillón de su casa. Los viajes, que enriquecen nuestra cultura y conocimiento sobre el mundo, siempre se disfrutan más cuando vamos lentamente, pudiendo parar en aquellos sitios que nos resulten interesantes y tomándonos el tiempo que sea necesario para ello. El camino en sí es el verdadero aprendizaje y mayor es la experiencia cuanto más lento. Siempre podemos parar y apartarnos del camino para aprender más de los sitios donde pasamos. Entonces ¿Porqué elegir un medio de transporte en el que no podemos más que esperar la llegada? Es la cultura de lo inmediato, del placer instantáneo que nos han inculcado, lo que nos lleva a elegir viajar rápido. La falta de tiempo por tener que estar esclavizados con el reloj y los pocos días disponibles para hacer auténticos viajes.

Siendo sincero, tengo que decir que me resulta casi doloroso escribir este porst, porque desde pequeño anhelé ser piloto y dominar los cielos con uno de estas maravillas de la tecnología aeronáutica, y aunque en parte cumplí ese sueño volando con ULM y en parapente, por mis circunstancias personales nunca pude conseguirlo. Solo pude conformarme con los simuladores de vuelo, como X-plane, un simulador capaz de recrear y poner a mi alcance la experiencia de pilotar una aeronave como un 747 sin salir de mi habitación. Se que solo es un sucedáneo, pero se parece mucho a la realidad. Después del tiempo recorrido y de los muchos viajes que he realizado, puedo afirmar que de todas las experiencias, las mejores fueron a la velocidad que mis piernas me daban, haciendo el camino de Santiago o en mis excursiones por los bosques del Pirineo, cuando era más joven. Cada paso fue una experiencia. No puedo decir lo mismo de las largas esperas en los aeropuertos, ni de esos vuelos de poca duración, una emoción propia del comienzo que se queda en nada.

La industria del transporte aéreo, al menos hasta que existan otras tecnologías más limpias, son, concluyendo, algo que debería de limitarse a lo estrictamente necesario. No es sostenible y perjudica al medio ambiente. Los más beneficiados de su abuso son las multinacionales del petróleo, que lo están promocionando, solo buscan el beneficio de los inversores a costa de nuestro perjuicio. A la hora de viajar, tendríamos que pensarlo dos veces, no solo si nos reporta algún beneficio, sino lo que estamos haciendo a generaciones venideras.

jueves, 26 de marzo de 2015

Reflexión sobre el trasporte aéreo 1ª parte.




Advierto  que este está dividido en tres partes y mezcla tres temas diferentes, aunque relacionados entre si, el primero Chentrails.

En primer lugar quiero hablar de los conocidos como Chentrails, las estelas que dejan algunos aviones y cuyo comportamiento, según mucha gente, no obedece a lo que sería una estela de condensación normal. 

Existen teorías que afirman que se trata de una fumigación a gran escala con objetivos tales como control mental, crear enfermedades y otras teorías, en principio descabelladas. Otras, más creíbles creo yo, aluden a la existencia de algún tipo de programa para controlar el clima terrestre o modificar la atmósfera. En este aspecto cabe señalar que existen patentes registradas con este fin, lo que le da un grado de verosimilitud al asunto. De todas formas, es muy aventurado sacar conclusiones sin antes acudir a la ciencia para saber si la generación de estas estelas es posible, si  son el efecto que cabe esperar del vuelo de una aeronave a reacción.

Tanto las estelas de condensación que permanecen en los cielos escasos segundos como las que permanecen varias horas son científicamente explicables y no parece, a priori, algo extraño e inexplicable. La ciencia nos dice que la combustión de los motores y los cambios de presión que producen las alas de una aeronave generan vapor. Éste, al entrar en contacto con el aire frío de la atmósfera se condensa en pequeñas gotas de agua, que a partir de cierta altura, dependiendo de la presión atmosférica y de la humedad, puede formar pequeños cristales de hilo. Hay que tener en cuenta que son precisamente de pequeños cristales de hilo de lo que están formadas las nubes que vemos habitualmente en el cielo y las  vemos como normales aunque permanezcan  también  mucho tiempo en el cielo sin disiparse o cambiando de forma y de color.
Descartado el fenómeno como algo extraño, además, hay que tener en cuenta la infraestructura necesaria para poner en marcha un programa de fumigación o cambio climático es algo muy difícil de asumir, diría yo que casi imposible. El gran número de instituciones, tanto  gubernamental como de control de aviación civil y gobiernos de diferentes países, que deberían ponerse de acuerdo para que estas operaciones, hacen que muy poco probable el hecho de una conspiración a gran escala. Sabemos que los gobiernos no se ponen de acuerdo ni en las cosas más sencillas, así que me extrañaría mucho que estos tuviesen conocimiento o colaborasen en esta oscura empresa. Otra cosa sería, que no fuesen los gobiernos, sino otro tipo de organización al margen de estos. Sabemos a ciencia cierta, que las multinacionales si saben ponerse de acuerdo, sobre todo si hay algo que ganar, y cuando lo hacen no tiene miramientos con la población u terceros países.  Si suponemos, aunque sea difícil, que este enorme y complejo complot estuviese en marcha ¿No sería de esperar que alguien, algún piloto, mecánico o funcionario hubiese dado la voz de alarma?
Ahora bien, si se trata de otros tipos de organización, podrían disponer de aeropuertos privados y otros medios no controlados por ningún gobierno, en cuyo caso, sería posible la existencia de vuelos no controlados. 

Dicho todo esto y a pesar de los indicios, no  puedo afirmar con seguridad que no o no  posible. Otras conspiraciones se han descubierto mucho tiempo después, y aunque parecían imposibles de realizar, existieron y están documentadas.

 ahora quisiera explicar algo que  yo he podido ver con mis propios ojos, cosas que no son normales, bajo ningún punto de vista y que cambiaron mi opinión sobre esto de forma definitiva. He visto  como dos aeronaves que dejaban estelas sospechosas y hacían maniobras y giros anormales no eran controladas por tráfico aéreo. Pude comprobar que dichas aeronaves no tienen transpondedor y no aparecen en los registros de vuelos comerciales gracias a una página web, y la verdad es que quede estupefacto.

Hace poco, como dije,  descubrí una página web que promociona una aplicación muy interesante, http://planefinder.net/. Esta página ofrece información en tiempo real de todos los vuelos del mundo, así como datos relativos a la ruta, velocidad, altura, identificador del vuelo e incluso una imagen del modelo del avión. Con ella se puede saber en tiempo real que tipo de avión tienes a la vista en cielo. Se dio la casualidad que yo estaba entretenido con esta aplicación, observando el cielo e identificando los vuelos, así como me maravillaba lo  que hacen los controladores para dirigir las naves al aeropuerto, poniéndolas en perfecta fila india. El cielo estaba claro, y los aviones que pasaban no dejaban ninguna estela apreciable, porque la altura a la que estaban volando estaba por debajo de los 10.000pies. Todos los que pude identificar estaban realizando la aproximación o acaban de despegar para  ascender  a su nivel de vuelo.  Entonces me vi  que dos aparatos volando a gran altitud, por el tamaño deducí que a más de 30.000pies, unos 9000m. No los hubiese visto  de no empezaban a dejar una estela justo cuando pasaban encima de la localidad donde estaba. Misteriosamente, ninguno de los dos aparatos figuraba en mi aplicación y no lo hicieron en ningún momento mientras fueron visibles ni después de que saliesen de mi campo de visión. Uno de ellos hizo dos giros de 40º antes de desaparecer, algo completamente ilógico si se hablamos de en términos de ahorro de combustible y menos aun teniendo en cuenta la altura a la que estaban, donde esos giros solo suponen consumo extra de combustible;  era completamente innecesario y parecía querer seguir el perfil de la población donde estaba. Sus trayectorias y rumbos, como pude comprobar mas tarde, no coincidían con ninguna ruta aérea conocida. 



Este hecho, como es normal, me ha creado mucha incertidumbre y ya no estoy seguro de lo que me dice la ciencia y la lógica, porque es inexplicable.  hasta el  momento, lo estoy investigando, desconozco si los vuelos militares tiene transpondedor o operan en otras frecuencias que no aparecen en los registros de aviones comerciales. Lo que está claro es que, al menos, los controladores aéreos tendrían que estar notificados de estos vuelos fantasma. Este hecho me ha acercado más a los que opinan que existe un complot. Desconozco que intenciones hay detrás de esto, lo que estoy seguro es que lo que he visto es cierto y que algo que no entiendo. Alguien debería explicar porqué hay aeronaves no identificadas en los cielos sobrevolando nuestras  poblaciones, ya solo por la inseguridad que crea tener aparatos desconocidos encima de poblaciones. 


Y bueno, hasta aquí la primera parte de este post. En el siguiente  me cuestionaré la existencia misma del transporte aéreo de mercancías y personas, si merece la pena gastar tanto petróleo y recursos para acortar los tiempos y el coste real para la tierra de esta industria. 

Nota, la imagen no corresponde al momento de la toma, solo es un ejemplo de como funciona la aplicación http://planefinder.net/. En el momento que detecté el evento al que hago referencia y que es completamente verídico, estaba con el móvil y me fue imposible hacer una captura de pantalla. Es por eso que no pongo la imagen correspondiente al momento.  

miércoles, 25 de marzo de 2015

Comentarios despreciables en las redes sociales del accidente de los Alpes


No me cabe en la cabeza y mucho menos en el corazón, que existan personas, que valiéndose del falso anonimato que proporciona Internet, manifiesten alegría o celebren la muerte de otro ser humano, sea éste de la nacionalidad que sea o las circunstancias que envuelven su vida. Considero a estas personas igual que consideraría a un asesino y como tal, pienso yo, que deberían ser tratadas, no solo por sus pensamientos, sino por la cobardía que demuestran escudándose en el anonimato para hacer este tipo de manifestaciones.

Aunque soy un firme defensor de la privacidad en Internet, considero que hay muchos casos en que la privacidad debería tener límites. Especialmente para estas personas, que insultan, faltan al respeto o hacen manifestaciones de índole xenófobo, como es el caso. Por supuesto, el levantamiento de la privacidad debería ser siempre mediante orden judicial. Pues es muy fácil aprovechar, como se ha hecho ya en algunas ocasiones, este tipo de incidentes aislados para criminalizar Internet y su privacidad. Son este tipo de hechos los que han servido como escusa para eliminar la figura del juez en una intervención policial o del estado para acceder a los datos de los usuarios de forma ilegítima, cosa que marca la diferencia entre un estado totalitario y uno democrático.

No estoy seguro de cual es la motivación que mueve a esta gentuza a hacer comentarios tan deleznables e inhumanos. Tampoco sé si son lo suficientemente estúpidos como para no darse cuenta que lo que provocan es agudizar el sentimiento nacionalista; porque esto es exactamente lo que han provocado, justo cuando este sentimiento estaba empezando a menguar. Ahora bien, y aquí es cuando algunos me dirán paranoico, puede que los autores de estos comentarios no sean descerebrados, sino más bien todo lo contrario. Cuando alguien comente una acción, siempre hay que preguntarse a quien beneficia. Ello nos puede dar una buena pista de la autoría. El beneficio, por muy mal que siente lo que voy ha decir, lo recibe el movimiento nacionalista separatista catalán. ¿Que gana un nacionalista español haciendo estos comentarios? Absolutamente nada, más bien todo lo contrario, pierde el cariño de los catalanes y aumenta su sentimiento de odio. En pocas palabras: A río revuelto, ganancia de pescadores.

Es por ello que espero que se conozcan las identidades de los autores de los comentarios, sean quienes sean y que rindan cuenta a las familias de los afectados por ello; me da igual quienes sean. Estos actos no deben quedar impunes.

Aprovecho este post para dar mis más sinceras condolencias a los familiares de los caídos en este brutal accidente. Sé que una muerte inesperada trae consigo mucho dolor y sueños rotos. No me importa su nacionalidad o condición, son personas, como todos los que mueren en trágicos accidentes son seres humanos que han visto perder a sus seres queridos en un instante, sin tiempo a prepararse, lo que multiplica su dolor y su pena. Siento una profunda pena por aquellos que utilizan el dolor ajeno para regodearse y ahondar en el odio. Menos mal que el karma siempre pone las cosas en su sitio.

domingo, 22 de marzo de 2015

Elecciones andaluzas, 2015


Lo que aquí cuento es un testimonio de alguien que mantendré en el anonimato por razones obvias, de la misma forma que no daré demasiados detalles para no comprometer a la persona que me lo contó.

Después de atravesar la ostentosa puerta del cortijo del es-torero, recorrimos varias hectáreas de terreno por un camino bien arreglado para llegar finalmente a un caserío, tan ostentoso y grande como lo que había visto hasta el momento. Ya antes de que me lo propusieran tenía muchas dudas sobre las razones por las que por las que debíamos ir a un sitio tan alejado de lo que yo pensaba que debía ser un lugar para presentar mi proyecto.

Ya en el lugar, lo primero que me llamó la atención fue ver hombres casi ancianos con jovencitas sacadas de revistas de moda, que bien podían ser sus hijas. Vestidos caros, bolsos de marca y coches de lujo aparcados en el jardín. Era un ambiente distendido y había mucha gente del señorío. Efectivamente, pude reconocer políticos, miembros o relacionados con la junta. Mí conseguidor, él que luego me traicionaría como un vil gusano y el artífice de aquella extraña excursión, me dijo que si quería podía presentarme a algunos de esos personajes tan importantes, incluso hacerme fotos con ellos, eran hombres poderosos que podrían abrirme muchas puertas en el futuro a cambio de favores. 
Para mí todo aquello era nuevo, no entendía que para negociar mi entrada en el proyecto tuviese que meterme en aquellos berenjenales, tan distantes de lo que yo esperaba. Lo normal, pensaba yo, hubiese sido  una oficina, presentar mi proyecto ante expertos y  financieros, pero todo aquello no tenía nada que ver con lo técnico, aunque si mucho con las finanzas, pero no las que imagináis. Dudo mucho que alguien de los que andaban pavoneándose por allí tuviese idea de lo que yo ofrecía ni como lidiar con ello.
Lo hacía toda aquella gente allí dejó de ser un misterio cuando pude escuchar parte de algunas conversaciones. Comprendí que allí  se negociaba cómo se repartirían el dinero que venía de las subvenciones europeas en  proyectos, que podían ser solo  simples fachadas y papeles sin nada tangible, solo justificantes del reparto. 

Mi proyecto era uno de ellos, pero no era algo intangible. Los informes y el tiempo que tardé en redactarlos estaba sostenido por un duro trabajo de documentación y preparación, tanto a nivel técnico como estudio de campo, en el que invertí muchas horas. Todo el proyecto, el esfuerzo de ese duro trabajo fue entregado a mi conseguidor con la esperanza de un éxito que no llegaría nunca. Confié ingenuamente en el él dándole el contacto de mis proveedores y toda la documentación.

Después de pasar un tiempo descubriría con impotencia, que todo mí trabajo había sido literalmente robado. Mi conseguidor se había apropiado del mismo poniendo el logo de su empresa en los pie de página. Lo presentó como suyo, quizás sirviendo de justificación para el reparto de comisiones, no lo sé.

Así es como se las gastan por allí y lo que te pasa cuando antepones la confianza a los contratos en los negocios.

Este hecho es relativamente reciente y buena parte del señorío del cortijo ha sido votado, nuevamente, por los electores de una comunidad autónoma que parece secuestrada por una casta política corrupta. Yo me pregunto: ¿Si el nivel de corrupción es tan alto, debo de creerme el resultado de las elecciones? ¿Es la gente tan sumamente idiota que es capaz de votar a los mismos que le roban su dinero una y otra vez? Creo que no se dan cuenta que el dinero que están robando es el suyo. Quizás, cuando uno de esos votantes vayan por la carretera y por culpa de un bache tenga un accidente, puede que se de cuenta que el dinero que iba destinado a arreglarla ha acabado  en manos de uno de estos que tan alegremente a vuelto a elegir.Y ya no me refiero a unos o a otros, sino a los dos partidos mayoritarios, que para mí son la misma basura con diferentes siglas.